Economía
Suscríbete

Las ovejas españolas se abren camino en la fiesta del cordero marroquí

Los marroquíes pierden en miedo a los corderos españoles y afirman que son de "calidad". El país prevé importar cinco veces más de cabezas que en 2023 proveniente de España y Rumanía. 

Cientos de personas rezan durante la Fiesta del Cordero en el Parque Casino de la Reina este domingo en Madrid
Cientos de personas rezan durante la Fiesta del Cordero en el Parque Casino de la Reina este domingo en Madrid
Carlos Luján

Marruecos es el principal importador de ovejas de España ante la inminente celebración del 'Aid el-Adha' o fiesta del cordero, en un contexto de subida generalizada de precios por la sequía que ha convertido a la carne española en altamente competitiva, venciendo las reticencias de los marroquíes que cuestionan su calidad.

Este año, el Gobierno marroquí ha decidido permitir y subsidiar la importación de 600.000 cabezas de ganado ovino para intentar reducir el precio de la carne ante una fiesta que se celebra el próximo lunes en la que los musulmanes acostumbran a sacrificar un cordero por familia.

En 2024, Marruecos ha superado a Arabia Saudí como principal cliente de los corderos españoles y prevé importar, tanto de España como de otros países como Rumanía, cinco veces más de cabezas que en 2023.

El cordero español, un 40 % más barato

Algo reacios a comprar la carne española, los marroquíes se van animando a hacerlo ante la gran diferencia de precio. Said, un albañil de Rabat, va a optar por uno.

"Son habladurías", dice a EFE sobre las críticas a la calidad del español, afirmando que conoce a gente que lo compró el año pasado y asegura que es buena. "En España también tienen piensos, pastos y atención veterinaria", añade.

Jadiya, empleada del hogar, ya compró el año pasado cordero español y ratifica que "la calidad es la misma que la del marroquí". Su hermana Fatima, que compartió mesa con ella, se ha animado este año a seguir su ejemplo.

Una gran superficie de Rabat que vende cordero vivos fija el precio mínimo por kilo en 60 dirhams para los españoles (5,5 euros) y en 85 dirhams para el marroquí (7,8 euros), lo que supone un 40 % de diferencia, según pudo comprobar EFE.

En un mercado tradicional al aire libre junto al río Buregreg se ofrecen corderos marroquíes, españoles y rumanos, con precios que oscilan entre 2.000 y 2.500 dirhams (185 y 230 euros) de uno español de 35 kilos y 3.500 y 4.000 (320 y 370 euros) de un marroquí ligeramente más grande.

Junto al remolque donde se muestran los animales españoles, Abdelhafid, uno de los vendedores, explica que "al principio había cierto temor hacia el producto español, pero ahora la gente ha probado la carne, ha visto que tiene calidad y la ha aceptado".

"Los clientes que compraron el cordero español el año pasado han venido este año y se han llevado más. Es decir, cuando han comido la carne se han dado cuenta de su buena calidad", añade, aunque reconoce que "si tuvieran el mismo precio, preferirían el producto marroquí".

Uno de sus potenciales clientes es Zakaria, que aún no ha decidido cuál adquirir pero afirma que "el marroquí compra en función del dinero que tenga: si tiene dinero, compra un cordero de calidad, un marroquí; si no puede, pues compra un cordero español".

Subvención de 46 euros por cabeza

Según el gobierno marroquí, gracias a la importación, subvencionada con 500 dirhams (46 euros) por cabeza y una exención arancelaria, se ha podido alcanzar una oferta de 7,8 millones de ovejas y cabras, superando así la demanda, de 6 millones, en una fiesta en la que los marroquíes compran el 41 % de la carne que adquieren en todo el año.

Condicionantes como la escasez de cereal, así como los costes del pienso, cuyo precio ha alcanzado un máximo histórico, han causado que Marruecos haya producido este año 400.000 cabezas menos.

Al otro lado del Mediterráneo, el ganadero de raza merina Leopoldo Gómez Coronado afirma desde su finca extremeña de 3.000 metros cuadrados que este año las exportaciones a Marruecos se han duplicado.

"En mayo pasado se alcanzó un acuerdo con Marruecos, lo que ha dado pie a que se haya comenzado el año con un marco legal adecuado, además de que hay muchos clientes que repiten tras los logros del ejercicio anterior", dice a EFE al teléfono.

De hecho, los corderos del mercado de Rabat llegaron hace veinte días a Marruecos, indica Abdelhafid, que estima que el precio de la carne ha subido un 20 % de la fiesta del cordero del año pasado a la de este, lo que ayuda a que el producto español vaya calando poco a poco entre la sociedad marroquí.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión