Economía
Suscríbete

Heraldo del Campo

El tesoro rosa de Barbastro se multiplica

La huerta del Vero espera este año una cosecha de 2,6 millones de kilos de este preciado tomate, frente a los 200.000 kilos de la pasada campaña.

Reparto de planta de tomate rosa
Reparto de planta de tomate rosa
José Luis Pano.

La asociación de productores, comercializadores y transformadores del tomate rosa de Barbastro repartía el pasado domingo unas 2.000 plantas de esta preciada hortaliza entre numerosos visitantes a una nueva edición de la Jornada del Plantero, organizada por los propios hortelanos y la concejalía de Desarrollo del Ayuntamiento barbastrense. La fiesta fue una exaltación de la huerta del Vero y de la producción agrícola de la comarca, donde se promocionó también la futura Denominación de Origen del Aceite de Oliva Somontano. Pero sobre todo supone el inicio de una campaña que dará fruto a finales de junio cuando se recojan los primeros tomates rosa de Barbastro, "un tesoro genético que se ha transmitido generación tras generación" como afirma el presidente de la asociación, Óscar Olivera.

La asociación cuenta con una quincena de producciones familiares repartidas en las huertas de Barbastro, Castillazuelo y Pozán de Vero, en su mayoría y una producción de 400.000 kilos en cinco hectáreas. A ellos hay que sumar la producción de Terra Agronómica, del oscense Grupo Correas, que esta campaña ha ampliado hasta las 15 hectáreas de donde saldrán 2.200.000 kilos de tomate rosa. En total, una cosecha de 2.600.000 kilos (el año pasado la producción fue de 200.000 kilos).

La buena aceptación que tuvo la Fiesta del Plantero hace prever que este año la oferta se quedará corta con respecto a la gran demanda que tiene este tomate, tan delicado como sabroso y cuya comercialización ronda los tres euros el kilo. El mercado aragonés es el principal cliente, pero también es muy demandado en Madrid y la zona norte de España. El pasado domingo, por la plaza del Mercado se produjo "una cola tremenda desde primera hora para coger planta y comprar en los viveros para poner los huertos en marcha. Ahora ya se ha dado el pistoletazo de salida a las plantaciones en exterior, no se esperan hielos y ahora hay que animar a la gente a que ponga sus huertos a punto", explica Olivera. "Han venido de casi todos los rincones de España, hay gente que está de turismo y vienen a buscar su planta para sus balcones y con ello damos a conocer la variedad", apuntaba.

La presente campaña será de estreno para el tomate rosa de Barbastro ya que desde hace unos días cuenta con una página web creada gracias a la colaboración con la Comarca de Somontano de Barbastro con la que se pretende dar a conocer a estos quince productores y sobre todo luchar contra prácticas fraudulentas en el mercado nacional. El tomate rosa de Barbastro cuenta con marca reconocida desde hace diez años.

De color rosado, es un tomate grande, con forma redondeada o redondeada-ovalada, ligeramente achatada, que presenta unos surcos muy característicos. La piel es tersa y fina, y la carne es compacta, jugosa, con poca semilla. Al paladar es muy sabroso, dulzón, con escasa acidez, y conserva el sabor genuino de los tomates de antaño. Por lo tanto, es ideal para consumirlo en fresco.

Su época de producción es tardía y concentrada, respecto a otras variedades. Empieza en julio y finaliza en octubre, siendo agosto el mes de mayor producción. Es un cultivo tradicional que mayoritariamente se planta al aire libre aunque también hay explotaciones bajo abrigo que amplían la temporada un poco más.

La producción por mata es menor en comparación con otro tipo de tomate y presenta irregularidades en cada campaña, debido a la sensibilidad de la planta y del tomate. Oscila entre 3 y 15 kilos, con una media de 4,5 kilos por cada mata.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión