Economía
Suscríbete

Ángela Laguna presidenta de la Cátedra Socotec: "La apuesta por la sostenibilidad es clara, pero fallan los controles"

Esta experta en gestión ambiental asegura que no hay marcha atrás en los recursos que están destinando las empresas y la Administración a ser sostenibles y eficientes.

Ángela Laguna, presidenta de la Cátedra Socotec de Ingeniería Circular, en la sede de Socotec en el Coso de Zaragoza.
Ángela Laguna, presidenta de la Cátedra Socotec de Ingeniería Circular, en la sede de Socotec en el Coso de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Ingeniero Industrial, Master en Economía y Dirección de las Organizaciones por la Universidad de Zaragoza. Ángela Laguna es además diplomada en Ingeniería y Gestión Ambiental por la Escuela de Organización Industrial del Ministerio de Industria. Ha realizado varios programas de dirección de empresas en el IESE y la IE Business School, profesora asociada de la Universidad de Zaragoza y de diversos postgrados y masters de dirección de empresas y de gestión energética y ambiental. En la actualidad dirige la división de Innovación, Energía y Medio Ambiente de Socotec Spain y es presidenta de la Cátedra Socotec de Ingeniería Circular.

¿Habría que acelerar la descarbonización para llegar a los objetivos que marca Europa?

Decir estrictamente si vamos a cumplir o no sería muy arriesgado. Pero en cuanto a objetivos concretos como que haya en 2030 un 55% menos de emisiones de gases de efecto invernadero o que el consumo de energía final sea mayor o igual del 42% renovable, vemos que se han empezado a dedicar recursos muy importantes. Y sí que se han reducido las emisiones, no todo lo que tenían que haberlo hecho, pero por ejemplo, en Aragón estamos superando todos los números en lo que a generación de energía por renovables se refiere. ¿Llegaremos a cumplir? Tengo mis dudas, pero es significativo el esfuerzo que se está haciendo. Todos tenemos claro que el planeta no subsiste con esta sobreexplotación de recursos y sobregeneración de residuos y emisiones.

Pero, en sostenibilidad no todo vale.

No, hay que aplicar sentido común y criterios técnicos para decidir que proyectos y acciones se acometen, tal como en la controversia de donde ubicar aerogeneradores, fotovoltaica y su verdadero aporte a la sostenibilidad del entorno.

¿Impulsar más el autoconsumo de renovables ayudaría?

Está habiendo ayudas y de hecho, la jornada organizada esta pasada semana con CEOE Aragón, que está haciendo una labor fantástica, facilita que se conozcan. Hay que apoyar a todo lo que es el tejido empresarial aragonés a mejorar y ser eficientes. Insisto en la sostenibilidad no es solamente medioambiental sino que ha de equilibrar los aspectos social, económico y de gobernanza. Y las empresas están interesándose muchísimo por el autoconsumo a través de las ayudas públicas y también de fondos de inversión.

¿Este interés por la eficiencia habría sido el mismo sin la guerra de Ucrania?

Desde luego que ha influido el conflicto en Ucrania y los precios del gas, pero sobre todo la dependencia energética que hemos sentido que teníamos en Europa, ya no solamente el coste, sino la dependencia y la importancia de contar con recursos autóctonos que nos hagan menos dependientes. Es muy importante también la I+, D+ i para encontrar soluciones. En la tecnología del hidrógeno se han avanzado mucho. Ayuntamientos como el de Tarragona ha liderado la renovación de la flota de autobuses urbanos con nuevos de hidrógeno. Tiene ya dos funcionando y quiere llegar a 10. Desde aquí, como Socotec se ha prestado asistencia técnica al proyecto.

En Aragón, la Fundación del Hidrógeno ha sido pionera, ¿no?

Sí, ha sido de gran ayuda para que haya empresas de Aragón que lideren esta transición como Zoilo Ríos, Arpa o Calvera, y en cuanto a las ingenierías, también nos ha permitido estar a la cabeza.

La comunidad aragonesa va un paso por delante en descarbonización o a la par que las demás?

Podemos estar orgullosos de las muchas empresas que están adoptando su descarbonización como una estrategia de la más alta dirección e implementando proyectos para conseguirla. Es el caso de Saica, Industrias Químicas del Ebro, que está implementando la reutilización de productos que hasta ahora eran residuo en su proceso; Ribawood que fabrica palets de plástico a partir del reciclaje de sus propios palets de clientes y de otros tipos de plásticos que pueden introducir gracias a la labor de I+D+I que están desarrollando; Inelas Poliuretanos, que ha realizado una inversión significativa en maquinaria e instalaciones dentro de una nueva nave, contemplando estos criterios de sostenibilidad y eficiencia como prioritarios; o Nortek con sus sistemas de engrase de maquinaria industrial que alargan su vida útil mediante este ecodiseño de la industrial.

¿Coincide en que el futuro de la movilidad será 100% eléctrico o no será?

Casi nadie tiene muy claro si el futuro va a ser eléctrico 100%. Siempre he pensado que será un mix energético. Ahora el hidrógeno está cogiendo un auge tremendo y también van a entrar en juego los biocombustibles que se produzcan a partir de residuos. El vehículo particular eléctrico está creciendo, pero de forma muy lenta por su precio y porque no hay todavía la infraestructura de recarga suficiente.

¿Va más adelantado el sector automoción que el de la edificación?

El sector industrial está más sensibilizado. Y si existe algún retraso en el sector edificación no está en los edificios nuevos. Los técnicos están enormemente sensibilizados. El problema está es los edificios existentes, que precisan de recursos para la rehabilitación y alcanzar mayor eficiencia energética.

¿Es esa labor de concienciación la que realiza la Cátedra Socotec de Ingeniería Circular de la Universidad de Zaragoza?

Así es. Empezamos en enero de 2022 y hemos impulsado muchos proyectos en la línea de circularidad, sostenibilidad, eficiencia energética, con un convencimiento clarísimo y es que no hay marcha atrás en los objetivos de la sostenibilidad. Ya no es discutible. Todos lo tenemos claro. Y más los empresarios y el sistema público.

¿Y quién está haciendo más?

Tanto en el avance de la administración pública como de los administrados, lo que falla es el control del cumplimiento legal. Seguramente los accidentes han disminuido mucho porque hay muchísimos radares y controles, además de por la sensibilización por supuesto. ¿Qué sucede? Que lo que yo no percibo es que haya un control ni unos indicadores concretos y que sean veraces de que se están aplicando criterios de sostenibilidad. No está haciendo un seguimiento.

¿Y qué me dice de los ciudadanos?

Nos quejamos mucho de todo, pero tendríamos que aplicarnos y cuidar mucho más de nuestro entorno y respetarnos más.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión