Economía
Suscríbete

empresas

Una inversión para adelantarse al futuro

El grupo turolense Arcoiris prever tener operativa a comienzos de 2024 la nueva fábrica que está construyendo en Valderrobres, en la que ha invertido 7 millones de euros.

La nueva fábrica de piensos se construye junto a la planta que el grupo ya tiene en Valderrobres.
La nueva fábrica de piensos se construye junto a la planta que el grupo ya tiene en Valderrobres.
Arcoiris.

El grupo turolense Arcoiris se prepara para el futuro, ese hacia el que miran manteniendo las perspectivas de crecimiento. Y lo hacen con una nueva inversión, cuantificada en 7 millones de euros y destinada a la construcción de una nueva fábrica de piensos en Valderrobres (Teruel) con la que duplicarán la capacidad de producción de sus actuales instalaciones.

Situada justo al lado de aquella que Ganadería Unidad Comarcal (Guco), germen del actual Grupo Arcoiris, levanto hace más de 40 años, la nueva fábrica ya ha comenzado a tomar forma. Su construcción se inició hace un año y "la torre ya está terminada", explica el director del grupo, Juan José Moles. Ahora, señala, se está instalando la maquinaria para que las nuevas instalaciones estén completamente finalizadas a finales de este año y la producción comience con el inicio de 2024. Su puesta en marcha supondrá la creación de seis nuevos puestos de trabajo.

Este grupo cooperativo de la comarca turolense del Matarraña, dedicado a la elaboración, industrialización y venta de los alimentos generados por sus propios ganaderos (ovino, porcino y cunícola), disponía hasta ahora de una planta para la producción de piensos en Valderrobres "constituída en 1978", recuerda Moles, con la que produce entre 12 y 13 millones de kilos mensuales. A ella se unió en 2020 una segunda planta con la fábrica adquirida en la localidad de Fuentes Calientes que, tras un proceso de reforma, cuenta con una capacidad de producción de 4 millones de kilos cada mes.

"Con las fábricas actuales, en momentos determinados hemos tenido que fabricar en terceros", señala Moles, para explicar la necesidad de que el grupo contara con una tercera fábrica de piensos con la que también "aseguramos nuestros crecimientos futuros", añade.

Distintas clases de piensos

En la nueva torre de fabricación de Valderrobres –con una capacidad de producción de hasta 50 toneladas por hora– se elaborarán distintas clases de piensos en función de las especies ganaderas y de las edades de los animales a los que van destinados. Esta previsto que esta planta se dedique exclusivamente a la producción de piensos blancos mientras que será una de las líneas de la fábrica existente la que se ocupe de la elaboración de los piensos medicamentosos. "Se elimina así todo riesgo de contaminación cruzada", puntualiza el director general del grupo.

Moles recuerda que la instalación existente ya produce 144.000 toneladas al año y, una vez que esté operativa la nueva torre, se alcanzarán las 600 toneladas diarias. Y señala que contará con una importante innovación, la generación de energía necesaria para la producción se realizará utilizando biomasa, esencialmente hueso de aceituna.

No es esta la única inversión realizada por el grupo alimentario turolense en los últimos tres años. A esta nueva fábrica se suma la participación, junto con otras empresas, en la puesta en marcha de la planta situada en Valderrobres para producir biogás a partir de residuos ganaderos; y también la ampliación del Matadero Comarcal –la inversión asciende a seis millones y se crearán 10 nuevos puestos de trabado–. Además, a través de su Fundación, el grupo tiene en marcha la construcción de una residencia para mayores situada también en esta localidad de la comarca del Matarraña, que supone un desembolso de 4 millones de euros y la creación de 35 puestos de trabajo. empleos. Con todo ello, el Grupo Arcoiris prevé que su plantilla –ahora emplea a 590 trabajadores– se eleve durante el próximo año hasta los 660 empleos.

"Además de crecer, lo hacemos aquí, en el territorio, sin deslocalizar, porque al final lo que queremos es que nuestras actuaciones tengan un impacto positivo en el territorio", subraya su presidente Delfín Albesa.

Matadero homologado para exportar

El grupo Arcoiris está inmerso también en un proyecto de inversión que tiene la mirada puesta en los mercados de terceros países –aquellos que están fuera de la Unión Europea–. La cooperativa turolense está invirtiendo más de cinco millones para ampliar su matadero, unas obras que, como explican desde la empresa, permitirán la homologación de estas instalaciones para conquistar mercados lejanos, entre ellos China, Japón y Corea del Sur, que exigen la autorización expresa de todos los establecimientos cárnicos que intervienen en la cadena de producción.

El proyecto incluye mejoras en la condiciones higiénicas-sanitarias y de bienestar animal en el proceso de matanza, la calidad del producto final y los flujos actuales de personal y producto, además de apostar por la innovación.

Las previsiones del grupo Arcoiris es que esta ampliación esté terminada a finales de año para que el modernizado matadero pueda estar operativo a comienzos de 2024.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión