Economía
Suscríbete

ECONOMÍA

Precios del alquiler en Zaragoza: "Estamos en un momento de desesperación del inquilino, que tiene que coger cualquier cosa"

El mercado de pisos para arrendar sigue siendo escaso, por lo que los precios continúan elevados incluso en zonas tradicionalmente más bajas.

Dos jóvenes, observando ofertas en una inmobiliaria.
Dos jóvenes, observando ofertas en una inmobiliaria.
Oliver Duch

Los carteles de 'Se alquila' duran poco en Zaragoza capital, al menos, en los pisos en buenas condiciones y con un precio ajustado. El problema crónico de la falta de vivienda de alquiler se mantiene y en la actual situación de crisis los expertos no ven que pueda mejorar, sino todo lo contrario. Algunas inmobiliarias empiezan a sacar a la venta pisos de pequeños inversores que dejan de alquilar por temor a los impagos o porque ya no consiguen tanta rentabilidad con la limitación a las subidas fijada por el Gobierno para paliar los efectos de la crisis económica. Mientras, sigue la escasez de vivienda a precios razonables.

"Un piso medio asequible sigue faltando, hay más demanda que oferta", reconoce Fernando Baena, presidente del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad de Aragón. La situación no ha variado en los últimos años y en la actual coyuntura de crisis, con las hipotecas más caras y la incertidumbre económica no se espera que vaya a mejor. Lo que tampoco espera el API son alzas de precios, como las que tensionan grandes capitales como Madrid y Barcelona. "Este año no veo que puedan producirse muchas subidas. Las comunidades más tensionadas llevan su ritmo aparte", apunta.

Efectos de la limitacíón del precio

Por ley, sigue en vigor en España, prorrogada para este año, la limitación del precio del alquiler que impide subirlo por encima del 2% si se trata de grandes tenedores de viviendas (más de diez pisos) y si no lo son, tampoco se podrá si no hay acuerdo entre las partes. La inflación de diciembre cerró en el 5,9% en Aragón por lo que supone un alivio para los inquilinos, con la actual escalada de precios en alimentos o energía, pero resta atractivo a alquilar.

"Al propietario todo lo que sean limitaciones e inseguridades hacen que se lo piense" (Fernando Baena, colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Aragón)

"Al propietario todo lo que sean limitaciones e inseguridades hacen que se lo piense", reconoce Baena. "Hay que ir más a fomentar que se saque la vivienda vía bonificaciones fiscales, más que a limitaciones", plantea. Solo consiguiendo que salgan más viviendas en arriendo al mercado "bajará precio", asegura.

En esta línea se pronuncia también David López, desde la Inmobiliaria Aldebre, y portavoz de la asociación zaragozana Aportalia, formada por 17 agencias. "El alquiler está mal, pero va empeorando", afirma. Coincide en el efecto negativo de la limitación de la subida, que asegura empieza incluso a quitar pisos del mercado. "Con no poder subir más del 2% muchos inversores los están sacando a la venta, no quieren volverlos a alquilar", asegura. Pese a ello, desde Tecnocasa, Francisco J. Izquierdo afirma que sigue habiendo "mucho pequeño inversor que tiene algún piso alquilado y ahorra un poco y compra otro porque sigue siendo un buen negocio".

Los expertos recuerdan que en el caso de Zaragoza los dueños de pisos no son "grandes tenedores" sino "pequeños inversores". A diferencia de lo que ocurre en capitales como Madrid o Barcelona, "la mayoría de las viviendas de alquiler no son de grandes fortunas ni grandes tenedores, son de personas que tienen uno o dos pisos y con ello complementan sus pensiones", afirma Baena. De ahí que López añada que en los casos en que han hecho el "esfuerzo de comprar para alquilar y les sube la hipoteca, la comunidad y no pueden subir la renta con el IPC, los venden".

"Darle más seguridad al propietario, que el trámite sea más ágil en el momento que alguien no paga, que no se deje en la calle a los inquilinos, que se les pueda dar una vivienda social más ágil" (David López, Aportalia)

Ferran Font, director de Estudios del portal inmobiliario pisos.com, considera "contraproducentes" las medidas para contener precios. "La presión que está experimentando este mercado es muy importante, dado que mucha oferta se está retirando, mientras que la demanda de inquilinos cada vez es mayor”. El experto coincide en que "las medidas para contener los precios desaniman a los propietarios".

A ello se añade la "inseguridad jurídica" que sienten algunos propietarios, que no se atreven a alquilarlos por si algún inquilino no les paga. López pide "darle más seguridad al propietario, que el trámite sea más ágil en el momento que alguien no paga, que no se deje en la calle a los inquilinos", pero "que se les pueda dar una vivienda social más ágil". En este último tipo de pisos también se viene denunciando la falta de inmuebles.  Entre las medidas de protección del Gobierno central por la crisis se incluye una prórroga hasta el 30 de junio de la suspensión de procedimientos de desahucios y de lanzamientos de inquilinos considerados vulnerables sin alternativa habitacional.

López apuesta por más programas que protejan los impagos como el puesto en marcha por el Ayuntamiento de Zaragoza de alquiler asequible 'Alquila Zaragoza' (ALZA), impulsado hace unos 15 meses desde la sociedad municipal Zaragoza Vivienda. Sin embargo, considera que se queda corto para la necesidad de vivienda de alquiler actual. Hasta diciembre la iniciativa había captado 244 viviendas.

Menos opciones para los inquilinos

Desde las organizaciones que trabajan con personas afectadas por desalojos por impagos como Stop Desahucios se viene alertando de que han aumentado los casos de alquileres, de familias contra las que se puede actuar porque no se consideran vulnerables, y crecen también las dificultades para encontrar pisos de alquiler. En algunos casos se llega a hablar de un 'casting' de inquilinos ya que el propietario puede elegir.

"Conseguir un alquiler por debajo de 450 o 500 euros es muy difícil incluso en zona de La Jota o Las Delicias" (Francisco J. Izquierdo, Tecnocasa)

La falta de pisos en alquiler perjudica de lleno a quienes buscan piso de alquiler porque reducen todavía más sus opciones. "Estamos en un momento de desesperación del inquilino, que tiene que coger cualquier cosa", asegura López. "Está carísimo", añade. A la hora de hablar de precios, teniendo en cuenta las ofertas actuales lamenta que "una vivienda de menos de 500 euros con dos o tres dormitorios no encuentras". Si se busca ya una con ascensor, en "condiciones decentes y comunidad incluida el precio sube a los 600 o 650 euros, calefacción aparte". Para pisos seminuevos la renta llega a 750 u 800 euros de media, calcula. "Los pisos hasta 600 euros se alquilan con una facilidad tremenda, pero a partir de 700 u 800 cuesta más porque tienen que ser sueldos más altos", añade Baena sobre las horquillas de rentas más habituales.

"Los precios están subiendo un poco en zonas populares. Conseguir un alquiler por debajo de 450 o 500 euros es muy difícil incluso en zona de La Jota o Las Delicias", ponen como ejemplos  desde Tecnocasa.

"Hay que apostar claramente por el aumento del parque vivienda pasando por la colaboración público privada" (Ferrán Font, pisos.com)

Sigue existiendo un problema que se arrastra de lejos. La falta de adecuación de algunas viviendas antes de ponerlas en alquiler, en parte, por el miedo a que los inquilinos las destrocen o simplemente por sacar el mayor beneficio posible. "Hay pisos que ni siquiera los comercializamos porque hay gente que quiere sacar el piso de la abuela sin arreglar nada", pone López como ejemplo de los inmuebles que se encuentran en peores condiciones.

En plataformas como Pisos.com se ha registrado un aumento del precio de los alquileres ofertados en Zaragoza capital del 2,78% el año pasado, situándose en 9,48 euros por metro cuadrado. En el caso de Aragón, se registra una bajada del 4% de media, teniendo en cuenta que habría descensos en las provincias, pero subidas en las ciudades. Font insiste en que "cualquier iniciativa que añada menos interés al propietario al final significativa menos oferta y significa aumento de los precios". De ahí que insista en un "marco estable" para los propietarios y políticas "que apuesten claramente por el aumento del parque vivienda pasando por la colaboración público privada".

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión