Economía
Suscríbete por 1€

Un saludable elixir de aceitunas y determinación

Salz Medina, fundadora del aceite Salzysalz, decidió volver a su pueblo, Agón (Zaragoza), para crear su marca y continuar la historia centenaria de su familia.

Las aceitunas utilizadas para el aceite son la variedad empeltre.
Las aceitunas utilizadas para el aceite son la variedad empeltre.
S.M.

"No podía permitir que la tradición agrícola de mi familia se terminara después de cuatro generaciones". Con esta determinación, Salz Medina decidió hace unos meses dejar una carrera profesional vinculada a la moda y al lujo en lugares como Londres o Barcelona, donde fue responsable de la tienda de Stella McCartney en la zona más lujosa de la Ciudad Condal, para volver a Agón, el pequeño pueblo de unos 150 habitantes en el que vive su familia, y dar continuidad a su historia, que se remonta hasta sus tatarabuelos, a través de la creación de Salzysalz, empresa dedicada a la elaboración y venta de aceite de oliva.

Aunque Salz Medina se ha labrado a lo largo de estos años una carrera profesional marcada por su proyección internacional, "siempre tuve claro que iba a volver, a mi pueblo, donde, además, está todo el mundo muy implicado y me están apoyando muchísimo", destaca. Por ello, "fue una decisión que no sorprendió a quienes me conocían", dice.

Las aceitunas de la variedad empeltre, que proceden de la centenaria explotación familiar "se prensan muy pocas horas después de la recogida y la extracción en frío hace que el aceite conserve de manera perfecta las propiedades de las aceitunas", indica Medina, que también destaca "el perfecto equilibrio entre la acidez y el picor, que en el caso del aceite no son atributos negativos".

"Además de ser un alimento más o menos de lujo o gourmet, mi aceite de oliva es, sobre todo, un producto saludable". Así sí concibe la creadora de Salzysalz el aceite de oliva que recientemente ha comenzado a elaborar.

La fundadora de Salzysalz, Salz Medina, junto a sus productos.
La fundadora de Salzysalz, Salz Medina, junto a sus productos.
S.M.

La recogida temprana de la aceituna "en su punto óptimo, cuando no está tan madura, que hace que tenga más polifenoles y, por lo tanto, más vitaminas", es la clave de este "elixir saludable", un rasgo que está presente no solo en el propio producto, sino también en todo lo que lo rodea, como, por ejemplo, su particular envase, que evoca más el de un producto para la salud que el de un aceite al uso.

De Londres a Agón

Salz Medina es defensora de los pueblos pequeños. "Tenemos muchas más dificultades que quienes viven en las ciudades, pero esto hace que desarrollemos personalidades mucho más resolutivas y mucho más adaptables a los cambios", señala la joven emprendedora.

Pero, además, su personalidad viene marcada por la determinación y el tesón. Estas dos cualidades han sido claves para que Medina haya podido crear su empresa "sola, prácticamente desde cero y sin tener la sensación de que se me haya hecho más duro por el hecho de ser mujer", explica.

Asegura que "si bien no hay prejuicios, sobre todo, en los puntos iniciales de la cadena", es decir, en el propio campo, "sí que todavía cuesta entender que el trabajo de las tierras, aunque es lo más duro, es una parte más, y que otros aspectos como la gestión de la contabilidad o la creación de una marca son igualmente relevantes para el desarrollo y el crecimiento de una empresa". Es esto precisamente, lo que Salz Medina se ha traído consigo de su experiencia previa. "Mi carrera profesional me ha permitido no solo saber cómo tratar con gente muy similar a mis posibles clientes actuales, sino también sobre aspectos más técnicos como la relación con proveedores o la gestión de stocks, que son esenciales ya vendas ropa o aceite".

Sí que recalca que "el proceso burocrático para crear la empresa es muy complicado, pese a que el hecho de manejar la digitalización lo agiliza algo". Asimismo, Medina incide en que "en materia de alimentación somos uno de los países con mayores requisitos en lo que respecta a la calidad de los productos. Es algo que debe ser así si queremos ser referentes en alimentos de calidad".

De Agón a… ¿Londres?

Los aceites de Salzysalz estarán disponibles en las próximas semanas a través de la web ‘www.salzysalz.com’ donde habrá una tienda ‘online’. Más adelante podrán adquirirse en algunos comercios de Zaragoza. Ya el año que viene comenzará, de la mano de AREX, a elaborar el plan estratégico para exportar y, posteriormente, elegir un primer país, por ejemplo Reino Unido, para hacer las prospecciones y llevar más allá de nuestras fronteras una marca que nace para romper las ideas preconcebidas sobre lo que debe ser una empresa agroalimentaria y un producto alimenticio.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión