Economía
Suscríbete por 1€

ECONOMÍA

"La semana laboral de cuatro días, fuera del debate"

El catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de Universidad Complutense de Madrid, Jesús Lahera, entre los expertos que no creen que sea posible esta medida en este momento.

Seminario científico sobre ‘Las nuevas fronteras del tiempo de trabajo’ en la Universidad de Zaragoza.
Seminario científico sobre ‘Las nuevas fronteras del tiempo de trabajo’ en la Universidad de Zaragoza.
Oliver Duch

Jesús Lahera, catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de Universidad Complutense de Madrid, descartó plantear ahora con "la crisis de inflación, unida al complicado contexto internacional, un debate sobre la ley semanal de cuatro días laborales, que ni siquiera está en la agenda política", en su intervención en el seminario científico celebrado recientemente sobre ‘Las nuevas fronteras del tiempo de trabajo’ organizado en la Universidad de Zaragoza. Aunque, señaló, alguna comunidad autónoma (por ejemplo Valencia) y algún partido político (Más País) "esté destinando recursos públicos a programas piloto", todavía "no se ha transmitido públicamente ningún resultado".

"Solo parece tener sentido si se acredita que es una fórmula de reparto de empleo y si las empresas contratan a más trabajadores debido a la reducción de jornada, como política de empleo"

Asimismo, recalcó que "solo parece tener sentido si se acredita que es una fórmula de reparto de empleo y si las empresas contratan a más trabajadores debido a la reducción de jornada, como política de empleo". Y advirtió que "una medida así, si se hace de manera general, afectando a todos los sectores y empresas, dañaría gravemente la competitividad de nuestra economía". El sector tecnológico o industrial de alto valor añadido es donde parece puede fructificar este tipo de fórmulas", apostilló.

"Existen ya experiencias convencionales de empresas tecnológicas en esta dirección. Y se ha puesto en práctica ya en Telefónica la semana de 4 días laborales, voluntaria y que implica la reducción proporcional de salario como fórmula de trabajo a tiempo parcial. Y se ha conocido que apenas un 0,4% de la plantilla se acogió a esta vía", concluyó.

"El sistema de teletrabajo que se está imponiendo es híbrido con una serie de días en casa y otros en la empresa", Juan Gorelli, catedrático de la Universidad de Huelva

Teletrabajo: "un sistema híbrido que funciona"

Juan Gorelli, catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Huelva, reconoció en el citado seminario que hay sectores que admiten el teletrabajo y otros no y que "el sistema de teletrabajo que se está imponiendo es híbrido con una serie de días en casa y otros en la empresa", es decir, una fórmula mixta "que funciona en la que hay parte de teletrabajo y otra presencial". Las empresas, indicó, "lo que no quieren es tener teletrabajo a miles de kilómetros de distancia porque son empleados que cuando encuentran una remuneración mejor en otra empresa se van. Lo que quieren es a teletrabajadores en la misma localidad o radio de kilómetros cercano para tenerlos presentes en las empresas cada cierto tiempo".

El gran problema, añadió, es la regulación del teletrabajo y el control del registro horario para evitar excesos y garantizar la desconexión. A juicio de este especialista, debe ser la negociación colectiva entre empresas y representación de los trabajadores la que asuma ese papel esencial de poner limites, acotar la distribución irregular de la jornada, asegurar descansos con tiempos de disponibilidad que sean razonables, precisó, pero "sin necesidad de hacer grandes reformas en el marco legal".

Para Gorelli, "el registro horario resulta una medida positiva en el control de tiempos de trabajo". Eso sí, advirtió, "hay que hacerlo efectivo, pero la herramienta ya está recogida en ley".

"Es el reto: garantizar los derechos del cuidador, una figura que había permanecido ignorada hasta ahora", Yolanda Maneiro, profesora titular de la Universidad de Santiago de Compostela

Garantizar los derechos del cuidador

De cómo gestionar mejor el tiempo de trabajo de los cuidadores no profesionales habló la profesora titular de Derecho del Trabajo de la Universidad de Santiago de Compostela, Yolanda Maneiro. El 2 de agosto ya tenía que haberse producido la transposición de la directiva de cuidadores para favorecer que pueda conciliar su trabajo fuera de casa y su labor de cuidador dentro de la misma. "Es el reto: garantizar los derechos del cuidador, una figura que había permanecido ignorada hasta ahora" en el ámbito laboral porque los cuidados los llevaban a cabo tradicionalmente las mujeres en las familias con "la consiguiente pérdida de oportunidades profesionales y la merma retributiva a la hora de la jubilación". Lo que se pretende, indicó, con esta directiva, que han de adaptar todos los países, y en la que España lleva años de retraso, es dar derechos a esos cuidadores y animar a la corresponsabilidad a los hombres.

Llamar también la atención de los servicios públicos, dijo, que "deben ofrecer esa ayuda", además de "impulsar medidas como permisos en las empresas y dar más flexibilidad" al trabajador para "que pueda organizar sus condiciones de trabajo de la mejor manera posible para simultanear esas tareas de cuidado, cambios de horarios y de lugar de trabajo" y que, una vez se legisle sobre la materia sea posible "la negativa a ciertas órdenes de trabajo que impidan esta conciliación".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión