Economía
Suscríbete

Los tripulantes de cabina de Vueling en España convocan huelgas de noviembre a enero

Lo harán todos los los viernes, domingos, lunes y festivos para exigir una actualización salarial del 13,4% para 2022.

Avión de Vueling.
Avión de Vueling.
HA

Los Tripulantes de Cabina de Pasajeros (TCP) de Vueling han convocado huelgas todos los viernes, domingos, lunes y festivos entre el 1 de noviembre y el 31 de enero, para exigir una actualización salarial del 13,4% para 2022.

Los trabajadores están llamados a la huelga por parte del Sindicato de Tripulantes Auxiliares de Vuelos de Líneas Aéreas (Stavla), que en un comunicado ha dicho que hubiera querido evitar la huelga pero que le ha resultado "irremediable".

"El colectivo de tripulantes de cabina de pasajeros no puede continuar inmerso en la situación de precariedad salarial en la que se encuentra mientras la empresa alarga en el tiempo la negociación del convenio colectivo", ha añadido el sindicato. 

Vueling: "no es el momento"

En un comunicado este viernes, la compañía ha defendido que "no es el momento" de dividirse sino de sumar esfuerzos para construir el futuro de la aerolínea.

Consideran que los incrementos salariales reclamados por Stavla son inviables porque supondrían la pérdida de la competitividad de Vueling y podrían implicar una reducción del tamaño de la compañía y una necesaria reorganización.

La compañía ha recordado que ya acordaron incrementar tanto los conceptos fijos como variables del colectivo de tripulantes de cabina en un 6,5% con efectividad 1 de enero de 2021; con el consiguiente abono de los atrasos correspondientes desde enero del 2021. 

Convenios colectivos sostenibles

La aerolínea considera que en la actual situación es necesario cerrar convenios colectivos sostenibles -desde el mes de abril de este año se está negociando el IV Convenio Colectivo de tripulantes de cabina-.

Recuerda que durante los dos últimos años el sector de la aviación se ha enfrentado a la mayor crisis de su historia y ha llevado a la compañía a unas pérdidas acumuladas de más de 1.000 millones y una deuda adicional de 260 millones de euros.

"A estos factores, pese a la fuerte recuperación de la demanda de este verano, hay que añadir un contexto macroeconómico muy difícil, en particular por el precio del carburante, la alta inflación y una posible recesión económica", ha añadido.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión