Economía
Suscríbete por 1€

ECONOMÍA

El tope del gas en las facturas domésticas: primeras cuantías y también errores

Los expertos aconsejan revisar los recibos porque no todos tienen que asumir ya este coste extra.

Facturas de luz y gas.
Facturas de luz y gas.
HA

El mecanismo aprobado por el Gobierno central para tratar de controlar la escalada del precio de la electricidad se ha empezado a reflejar en la factura de la luz. El llamado 'tope del gas' está diseñado como una compensación a las eléctricas que utilizan gas en sus centrales para que el precio final de la energía que venden en el mercado no sea tan elevado. Las asociaciones de consumidores aconsejan revisar bien los recibos porque en algún caso se está cobrando a clientes que todavía no lo tenían que pagar.

El Real Decreto Ley 10/2022 fijó un límite de 40 euros por megavatio hora (MWh) al precio del gas, por lo que la diferencia con el real en el mercado se paga entre los consumidores de electricidad. El coste del gas es un componente esencial a la hora de determinar el precio de la luz, de ahí su vinculación. En la práctica, esta medida está suponiendo subidas en las facturas, debido a los elevados precios del gas, entre otros factores, impulsado por el uso del gas como arma de guerra por Rusia, tras la invasión de Ucrania, que ha desestabilizado el mercado de la energía este año. 

Cuándo se tiene que aplicar 

El tope lo pagan tanto consumidores domésticos como empresas. En algunos casos, el importe extra para la factura de un hogar es de unos pocos euros, pero en otras se trata de cuantías que se acercan a las del propio consumo. Hay negocios que han denunciado que el coste energético pone en peligro su supervivencia, porque ha supuesto triplicar su gasto en el recibo de la luz. 

Asociaciones de consumidores como la OCU han recibido facturas más elevadas de lo normal con consumidores domésticos. Entre ellos, una reciente de una familia zaragozana, que la organización considera que no le correspondía abonar todavía. Incluir el tope le ha supuesto pagar el recibo de los consumos de agosto con 78 euros más. En total, el consumo era de 274 euros por un mes, cuando en una factura sin este recargo oscilaba entre los 150 y los 190 euros. La enorme diferencia fue la que hizo a la familia revisar bien los recibos.

"No le tenían que aplicar el mecanismo, pero se lo habían incluido en la factura de agosto y septiembre", afirma Alejandro Marín, delegado de la organización de consumidores en Zaragoza. Señala que se trataba de un contrato de mercado libre, que no se renovaba hasta diciembre, por lo que no debía recoger el tope del gas aún. En el caso del mercado libre, el tope solo debe aparecer en los contratos nuevos firmados después del 26 de abril, fecha de la autorización de la 'excepción ibérica', y los que se renuevan después de esta fecha, pero en este caso, todavía mantenía su vigencia. 

"Todos los precios que se muestran en las ofertas del mercado libre no incluyen este importante coste adicional que está indexado al mercado"

La organización pide a las comercializadoras que actúen con la "máxima transparencia" y no confundan a los consumidores con precios fijos que en realidad no lo son. "Al introducir nuevos conceptos en las facturas, la comparación se hace más difícil", destacan. Recuerda que "todos los precios que se muestran en las ofertas del mercado libre no incluyen este importante coste adicional que está indexado al mercado". En el caso de la familia zaragozana, no se especificaba expresamente entre los conceptos que era el tope del gas, sino que se denominaba 'Mecanismo de ajuste del RD ley 10/2022'.

Desde la organización preparan una consulta ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) "para ver qué empresas lo están haciendo bien, en qué fechas han empezado las compañías a informar de esa repercusión del tope del gas y si se hace de forma transparente", han apuntado. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión