Economía
Suscríbete por 1€

Los súper rechazan la cesta de la compra propuesta por Yolanda Díaz

La gran distribución asegura que el tope de precios no es útil y solicita al Gobierno rebajas en el IVA de algunos alimentos.

Los ministros Alberto Garzón y Yolanda Díaz
Los ministros Alberto Garzón y Yolanda Díaz
Efe

La reunión de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, con los grandes distribuidores para topar el precio de algunos alimentos se saldó este lunes sin acuerdo. Los supermercados han mostrado su rechazo frontal a la propuesta por la que tendrían que ofrecer una cesta de productos básicos que incluya carne, pescado, frutas, hortalizas, huevos y lácteos con los precios congelados, al menos, hasta después de Navidad. Tras el encuentro, las principales patronales del sector coincidieron en que la medida "es inviable y contraproducente", evidenciando que el acuerdo no será fácil.

En un comunicado conjunto, las asociaciones ACES, ANGED y ASEDAS alertaron de que la propuesta de Díaz presenta graves riesgos para la competencia, "perjudicando a unos comerciantes frente a otros y a los consumidores que viven en poblaciones pequeñas" y que solo tienen acceso al comercio de proximidad, al que la vicepresidenta animó a acudir a comprar, a pesar de no contar con ellos para las negociaciones.

Ante la dificultad para acordar la fórmula idónea de limitar el impacto de la inflación en el bolsillo de las familias, el Gobierno emplazó al sector a un nuevo encuentro para las próximas semanas. Pero la cesta básica de calidad y a precio cerrado no entra dentro de los planes de las grandes superficies. Ya lo ha puesto de manifiesto Carrefour, con una cesta de 30 productos en la que los frescos brillan por su ausencia. "No se acogen a lo que hemos pedido, pero se han comprometido a analizar la propuesta", matizó este lunes Díaz sin entrar a valorar la decisión de la compañía.

Del mismo modo, Eroski insistió en que el margen de beneficios del sector es "estrecho", por lo que asegura que "no hay mucho margen de maniobra".

Tras la reunión con los ministros, las empresas del sector recordaron que el alza sufrido por el precio de las compras de los consumidores "suma cinco trimestres consecutivos por debajo del IPC de Alimentación". Es decir, no ven margen para realizar mayores promociones dentro de su escaparate. Y recuerdan experiencias fallidas en otros países. "Los acuerdos firmados por el ex presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, en 2004 y 2010 tuvieron como resultado, por una parte, una drástica pérdida de confianza en el comportamiento del consumidor con un descenso en el consumo y, por otra, una bajada muy importante de la calidad de los productos en las gamas afectadas", aseguran.

A cambio, plantean otras opciones, como la posibilidad de limitar la cesta de básicos a las familias más vulnerables. Pero la vía que consideran más eficaz es la fiscal. Y así se lo han trasladado al Gobierno. "Se ha hablado de nuevas realidades tributarias", reconoció Díaz durante su comparecencia.

En concreto, el sector planteó una rebaja temporal del IVA de algunos alimentos del 21% al 10%, como se ha hecho ya con la electricidad, además de aplicar el tipo superreducido a otros básicos. También solicitan la suspensión de impuestos medioambientales "que penalizan el consumo", además de "un precio de la energía sostenible para toda la cadena, especialmente para la distribución alimentaria". Este tipo de decisiones, no obstante,

Legalidad de la medida

A la espera del nuevo encuentro, y ante la vigilancia de Competencia, Yolanda Díaz también defendió la legalidad de su propuesta, apoyándose en algunos artículos de la propia ley de Comercio Minorista. Díaz se refiere al artículo 13 de la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista, establece que "el Gobierno del Estado, previa audiencia de los sectores afectados, podrá fijar los precios o los márgenes de comercialización de determinados productos, así como someter sus modificaciones a control o a previa autorización administrativa".

Desde Facua, una de las asociaciones de consumidores presentes en las negociaciones, recuerdan que esa capacidad está prevista para varios supuestos. Entre ellos "cuando se trate de productos de primera necesidad o de materias primas estratégicas" y "excepcionalmente y mientras persistan las circunstancias que aconsejen la intervención, cuando, en un sector determinado, se aprecie ausencia de competencia efectiva".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión