Economía
Suscríbete por 1€

La escalada del euríbor dispara el interés medio de las hipotecas a máximos de tres años

El indicador al que están referenciados la mayoría de los préstamos variables anticipa otra subida de tipos y ayer tocó un nuevo pico en el 1,258%.

El tipo de hipoteca va determinado por el interés que se aplica en su financiación.
El tipo de hipoteca va determinado por el interés que se aplica en su financiación.
Pixabay

El encarecimiento que han sufrido las hipotecas al calor de la subida del euríbor se aceleró de forma notable en julio. El tipo medio al que las entidades españolas concedieron créditos para la compra de vivienda se situó en el 1,986%, su mayor nivel desde junio de 2019, cuando se superó el 2%, coincidiendo con la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria.

Ya van cuatro meses seguidos de subidas y, según los datos del Banco de España publicados en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el ascenso ha sido más que notable desde el 1,799% de junio. Hace un año, el tipo medio era del 1,485%.

Todo apunta a que agosto traerá un nuevo repunte, pues esta escalada está íntimamente ligada a la subida del el euríbor a doce meses, el indicador al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas a tipo variable en España.

Este marcador despidió 2021 en el -0,5%. Pero ha ido subiendo, prácticamente sin tregua, desde el pasado mes de febrero, cuando el mercado empezó a anticipar las primeras subidas de tipos de interés por parte de los bancos centrales, ante la evidencia de que la inflación no era tan transitoria como se esperaba, y mucho menos tras el estallido de la guerra en Ucrania.

Fue en abril cuando abandonó las tasas negativas en las que se había movido desde 2016. Y a mediados de junio superó el 1% en tasa diaria por primera vez en una década. La media de aquel mes se situó en el 0,852%. Y en julio volvió a escalar al 0,992%.

Aunque agosto comenzó con cotizaciones más moderadas, moviéndose en tasas diarias del entorno del 0,92%, el euríbor suma ya doce sesiones por encima del 1% en tasa diaria. Y este jueves marcó un nuevo máximo en diez años al situarse en el 1,258%, por encima del 1,229% de la jornada anterior. Conclusión: la media mensual hasta el 19 de agosto se sitúa ya en el 1,10%. Así que parece realista pensar que, a falta de ocho sesiones hábiles, agosto será el primer mes desde julio de 2012 en el que el indicador cierra por encima del 1%.

Escaparate bancario

Esta tendencia ascendente, acelerada tras publicarse esta semana una inflación desbocada al 9,8% en la zona euro, ha modificado por completo la estrategia de las entidades financieras, que llevan tiempo trabajando para hacer menos atractivos sus préstamos a tipo fijo (encareciendo sus intereses), con el objetivo de derivar a los nuevos clientes hacia las hipotecas ligadas al euríbor, en las que ahora ven mayores posibilidades de negocio.

Los nuevos préstamos son más caros. Pero los que ya están hipotecados tampoco se libran del impacto. De hecho, aquellos que se enfrentaron a la revisión anual de su hipoteca en julio (tomando como referencia un préstamo medio de 137.900 euros a 24 años con un interés de euríbor más un punto), vieron cómo su cuota mensual se encareció en más de 93 euros al mes. Es decir, en algo más de 1.100 euros al año.

Las subidas también parecen garantizadas de aquí a final de año. Según las previsiones de Bankinter, el euríbor a doce meses cerrará este 2022 en el 1,90%, alcanzará el 2,20% a cierre de 2023 y podría volver a descender al 2% ya a finales de 2024.

El problema de fondo es que este encarecimiento de las hipotecas obligará a las familias a destinar mayor parte de su presupuesto a este fin, en un momento en el que el cinturón ya casi no puede apretarse más ante la subida del precio de la luz o la cesta de la compra, con una inflación a doble dígito que, aunque se modere en los próximos meses, apunta a un cierre de año en el entorno del 8%.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión