Economía
Suscríbete por 1€

Las bajas sumaron un coste de 155 millones para las empresas el pasado año en Aragón

La asociación de mutuas (AMAT) advierte de que el absentismo continúa creciendo de enero a abril de este año

Loading...

Igual que los desajustes entre oferta y demanda provocados por la pandemia han derivado en un altísimo coste de las materias primas y de la energía que, lejos de corregirse, sigue tensionando la cuenta de resultados de las empresas, en el terreno laboral, las bajas por enfermedad común continúan ‘in crescendo’ en el primer cuatrimestre de 2022. Según el balance de 2021 realizado por AMAT (Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo), el coste directo para las empresas de estas bajas ascendió el pasado año en Aragón a 155 millones, mientras que el coste de prestaciones para las mutuas se elevó a 194.

De enero a abril de este año, en solo cuatro meses, ambos conceptos representan ya un gasto de 56 y 68 millones respectivamente en Aragón, lo que indica que si esta progresión al alza se mantiene en lo que queda de ejercicio, 2022 podría acabar con un incremento «notable» del coste en bajas. «No me atrevo a hacer previsiones», reconoció Juan Luis Arriazu, presidente de AMAT en Aragón, porque «cuando parecía que mejoraban un poco los datos, vino la guerra en Ucrania y se torció todo». Aragón, a su juicio, «está en la media y en lo que es más importante –la duración del proceso de baja– no está entre las comunidades con tasas más altas», señaló refiriéndose a la comparativa de gasto elaborado por esta asociación de mutuas.

Aunque los niveles de absentismo se mantengan todavía por debajo de los que había antes de la pandemia, lo preocupante, señaló Arriazu, es que siguen subiendo en lo que va de año. Según el informe de AMAT, en el ámbito nacional «se aprecia un incremento del 21,37% pasando de un coste total por prestaciones de 1.596 millones de enero a abril de 2021 a 1.937 millones en el mismo periodo de 2022, es decir, 341 millones más.

Esta organización pone el acento en que «el número de procesos de ITCC (Incapacidad Temporal por Contingencias Comunes) ha aumentado un 46,21% este primer cuatrimestre con respecto al mismo periodo del año anterior. Un dato que supone un incremento de más del 12% en el coste de prestaciones económicas de la Seguridad Social con respecto al año anterior y un repunte en el coste para las empresas de más del 21%».

Por eso, con los datos en la mano, la asociación de mutuas pide al Gobierno que actúe y que les permita dar altas en contingencias comunes, especialmente en patologías traumáticas y osteoarticulares, que son las más frecuentes, así como en los casos de riesgos psicosociales, para que los procesos de baja no se alarguen y se contribuya además a reducir las listas de espera del Servicio Público de Salud. Arriazu puso el ejemplo de la prueba de escáner que se pide para diagnosticar la rotura del menisco. «Con el Servicio Público de Salud tardan meses y cualquier mutua podría hacerlo antes», dijo, abogando por una mayor colaboración pública privada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión