Economía
Suscríbete por 1€

Más de 2,1 millones de autónomos aún no se han recuperado de la pandemia

Dos de cada tres prevé subir los precios de sus productos y servicios si se mantiene la espiral inflacionista. 

gar[[[HA ARCHIVO]]]
gar[[[HA ARCHIVO]]]
Javier Blasco

A pesar de que han pasado más de dos años largos desde que estallara la pandemia y de que ya se han eliminado todas las restricciones impuestas por la situación sanitaria, la gran mayoría del colectivo de autónomos no se ha recuperado aún de esta crisis económica que tan fuertemente ha golpeado a sus negocios. Son más de 2,1 millones de trabajadores por cuenta propia, dos terceras partes del total, los que afirman estar aún lejos de la recuperación de su actividad, según una de las conclusiones que se extraen de la encuesta publicada este lunes por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

Y es más, un 30% de esos emprendedores que aún no se han recuperado no descarta tener que cerrar su negocio, ya que no vislumbra la luz al final de este túnel, e incluso el 6,6% ve su situación tan mala que afirma que tendrá que bajar la persiana. La situación económica actual no ayuda, puesto que la pandemia ya se ha superado, pero ahora están sufriendo el impacto de la invasión de Ucrania, la continua escalada de los precios, el desabastecimiento de materias primas y el encarecimiento de la energía, un cúmulo de factores que no están ayudando al colectivo a recuperar todo lo perdido durante los años de pandemia. Por ello, solo el 7,2% confía en volver a los niveles previos a la covid-19 a lo largo de este año, mientras la mitad no prevé hacerlo antes de 2023.

De hecho, un millón de autónomos, el 30,3%, muestra una visión pesimista de su negocio y teme que, lejos de mejorar, disminuya en los próximos meses, e incluso dos de cada tres consideran que su facturación disminuirá un 30% o más. Sin embargo, más de la mitad confía en que se mantendrán igual o incluso mejorarán y un 14% es optimista y piensa que su actividad aumentará antes de que termine el año.

Sin duda el incremento de los costes energéticos y los problemas de suministros están afectado de lleno a los autónomos. Para ellos, su principal preocupación es la subida de la luz, aunque lo que más les está perjudicando es el encarecimiento de las materias primas (para un 55% les está impactando entre bastante y mucho) y, a continuación, el alza de los combustibles, según se desprende de este estudio.

Por ello, porque a más del 80% del colectivo les ha afectado la inflación, un 57% se ha visto obligado a subir los precios a sus cliente, mientras que un 37,8% ha asumido él mismo los costes sin haber aplicado ningún incremento al consumidor. No obstante, de mantenerse esta elevada inflación (del 8,3% en abril) dos de cada tres autónomos, el 62,3%, prevé tener que subir los precios, dado que se les hace insostenible la situación, aunque casi un 24% no tiene intención de encarecer próximamente sus productos o servicios.

"Más sensatos que el Gobierno"

La razón por la cual no repercuten esos costes es porque "no hay capacidad en el tejido empresarial de subir precios", según explicó Lorenzo Amor, presidente de ATA. "Somos más sensatos que el Gobierno, que sí sube los impuestos, y cuando no vendemos no se nos ocurre subir los precios", resaltó el vicepresidente de ATA.

A ello hay que añadir, según Amor, el "preocupante" repunte de la morosidad con los autónomos, que ha escalado seis puntos desde junio de 2021 y tres desde diciembre, alcanzando actualmente casi el 40%. Ello supone que a 1,2 millones de autónomos se les debe dinero y a un 15% de ellos quien les adeuda facturas son las Administraciones Públicas.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión