Economía
Suscríbete por 1€

el exprés

López de Hita, 17 años de gestión en Cepyme Aragón

Llegó a la presidencia de una organización de pymes en crisis en 2005 y da paso ahora en el cargo a María Jesús Lorente.

Arriba, López de Hita y María Jesús Lorente, esta semana. Abajo, saluda a Fernando Machín al relevarle en la presidencia de Cepyme en 2005.
Arriba, López de Hita y María Jesús Lorente, esta semana. Abajo, saluda a Fernando Machín al relevarle en la presidencia de Cepyme en 2005.
Francisco Jiménez/Oliver Duch

Fin de una etapa. Será difícil para Aurelio López de Hita (Mazaleón, 1942) acostumbrarse a no ser el presidente de Cepyme Aragón, la organización que ha liderado en los últimos 17 años y que ha significado tanto en su vida. El pasado jueves, en el día de su despedida para dar paso en el puesto a María Jesús Lorente, dijo sentirse «muy orgulloso por el camino recorrido» y apuntó que Cepyme no se parece mucho a la patronal que era en 2005 y Aragón «afortunadamente tampoco», ya que «hemos dado un salto hacia adelante muy importante». Poco expresivo con los periodistas, a quienes agradeció el trato recibido todos estos años, se explayó mucho más en su discurso ante las decenas de empresarios e invitados que asistieron al acto de proclamación de Lorente como su sucesora. Habló como es él, con sencillez, defendiendo el carácter dialogante que ha caracterizado su gestión y que fue elogiado por los políticos (el presidente Javier Lambán, el vicepresidente Arturo Aliaga, y las consejeras Marta Gastón y Mayte Pérez, entre otros) y los líderes sindicales Manuel Pina (CC. OO.) y Daniel Alastuey (UGT). Recomendó a los presentes que cuando hablen de alguien los aplausos sean en público y las críticas en privado y recalcó que si en una vida «no hay un componente de servicio a los demás, es una vida incompleta». En el final de su discurso dio gracias a todos. «Sigo y seguiré siendo el mismo», dijo. «Un presidente saliente y luego un presidente salido en el buen sentido», remató. Risas y aplausos sinceros recibió como respuesta.

Otra época. Lo dijo de pasada, pero los más viejos del lugar saben muy bien, sabemos, lo que era Cepyme cuando López de Hita fue elegido para sustituir a Fernando Machín en febrero de 2005. La organización de pymes vivía una crisis de liderazgo, con unos cuantos fieles a un presidente que había perdido los papeles y tenía muchos frentes abiertos. Expulsado Machín de la vicepresidencia de la Federación de Empresarios del Metal de Zaragoza (FEMZ), con unas relaciones más que frías con la CREA (hoy CEOE Aragón), del descrédito se salió, hay que reconocerlo, con el liderazgo más sosegado que imprimió el a priori más soso Aurelio, quien a su talante ha acompañado un tono reivindicativo muy acorde con el sentir de las pymes en los tiempos más duros de las crisis, especialmente en la que se inició en 2008 y se prolongó varios años más. El bregado político Ramón Jáuregui reconoció con admiración ese espíritu de lucha en uno de los congresos de Responsabilidad Social Corporativa o Empresarial (RSC-RSE) celebrado en Zaragoza.

El final. La marcha de López de Hita llega quizás, pese a todo, un poco tarde, acaso por permanecer demasiado tiempo en el puesto. Pero el reconocimiento a su trabajo es innegable. Toca el turno ahora en la presidencia de Cepyme a su primera presidenta desde su fundación, María Jesús Lorente. Un cambio de época.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión