Economía
Suscríbete por 1€

María Jesús Lorente: "Voy a ser muy exigente, pesada y reivindicativa, no podemos perder ni un segundo"

La nueva presidenta de Cepyme Aragón, que releva a Aurelio López de Hita, reconoce las dificultades actuales de las empresas.

María Jesús Lorente, nueva presidenta de Cepyme Aragón.
María Jesús Lorente, nueva presidenta de Cepyme Aragón.
Guillermo Mestre

Ilusión, reto, ganas… ¿Con qué palabra define el inicio de esta etapa?

Ilusión y reto son mis dos palabras claves. Reto, porque me enfrento a algo nuevo, una organización que tengo que transformar, e ilusión porque es algo en lo que creo que hay que trabajar.

Preside Cepyme Zaragoza desde hace un año. ¿Cuánto ha servido la etapa de estar en ese cargo para afrontar el de presidenta de Cepyme Aragón?

Ha sido una bendición. He podido conocer la organización por dentro bien y profundamente, así como a las organizaciones que forman Cepyme Zaragoza. Me ha servido de entrenamiento.

¿Qué destacaría del equipo con el que entra, qué ha motivado su configuración?

Viene marcado un poco por los estatutos. Yo tengo la ventaja de que mi comité ejecutivo de Zaragoza entra en pleno en el comité ejecutivo de Cepyme Aragón. Eso para mi es una garantía, porque llevamos un año de rodaje, nos conocemos, hay gente joven que me ha demostrado su capacidad y sus ganas de luchar por Cepyme. Me llevan en volandas. Más suerte no he podido tener. Con respecto a Huesca y a Teruel, los conozco. Son ya ejecutivas que venían de años anteriores, con las que he tenido relación todo el año. Un gustazo de gente.

Hubo problemas para configurar la candidatura de consenso.

La idea original durante todo este año era haber conseguido modificar los estatutos de Cepyme Aragón y así no teníamos que haber presentado una candidatura única con esa estructura tan rígida. Como en todas las negociaciones se llega hasta donde se llega y decidimos que ya era hora de dejar a un lado la interinidad, dar el paso y luego con calma cerrar los flecos pendientes.

¿Qué diferencia a Cepyme de CEOE en sus reivindicaciones?

Somos dos organizaciones empresariales. A mi me gusta recalcar que nacemos al amparo del artículo 7 de la Constitución, que estamos en el título 1º de los derechos fundamentales. Tenemos esa doble condición de representantes y de agentes sociales y vamos de la mano. Ante el Gobierno hablamos por los empresarios en general, pero luego nos separan cosas. Nosotros a quien representamos son al autónomo, la micropyme, la mediana empresa, que tienen problemas muy diferentes de los de las grandes. La Ley de morosidad a nosotros como pequeños nos afecta muchísimo y no me gusta hablar de grandes y pequeñas, sino de contratas y subcontratas, y así que cada uno diga donde está. Estoy hablando de competencia desleal, del comercio de proximidad, del precio de la energía y del combustible, las cosas no nos afectan igual. Nosotros somos la parte más afectada. Dicho esto, CEOE y Cepyme tenemos que trabajar en colaboración.

¿Está a favor de una mayor integración entre las organizaciones empresariales aragonesas, como en Huesca, que es una sola?

CEOS Cepyme Huesca tiene un único CIF. Zaragoza está muy diferenciada porque están CEOE Zaragoza y Cepyme Zaragoza y en Teruel transitoriamente recae la presidencia en la misma persona, pero son dos entidades, aunque vivan en el mismo edificio.

¿Estaría dispuesta a que Cepyme Zaragoza se integre en CEOE Zaragoza?

Yo no diría integración. CEOE Zaragoza tiene su identidad y el presidente es Miguel Marzo, que es el presidente de CEOE Aragón. Nosotros hemos hablado ampliamente y hablaremos con Miguel Marzo para colaborar, poner recursos en común y dar mejor servicio a las entidades y a las asociaciones que ambos tenemos. Ahí se abre un abanico de posibilidades impresionante. Pero cada organización mantiene su identidad.

¿Cuáles son los principales retos de las empresas hoy?

Para las empresas que representa Cepyme Aragón, su viabilidad. Hace unos días sacamos una encuesta en la que hay un dato que me ha hecho saltar todas las alarmas. El 25% de las empresas encuestadas ven difícil su viabilidad de aquí a final de año. Eso no nos lo podemos permitir bajo ningún concepto. Las empresas que yo represento, las pequeñas y medianas, están en las comarcas de todo Aragón y son las que hace sostenible el territorio. Para mi eso es básico e importante. Dentro del reto de lograr que sean viables, está conseguir ayudas, ver qué ocurre con la devolución y las nuevas condiciones de los ICO, eso a algunas empresas les puede asfixiar. También tenemos el reto de la energía, que representa el 50% de la factura de una pyme. Yel precio de las materias primas, que no sabemos cuál será y si podemos trasladarlo al cliente. Estamos ante un momento de los que llaman VUCA (volatilidad, incertidumbre, complejidad, ambigüedad, por sus siglas en inglés).

Lo peor es la incertidmbre.

Sí, la inceretidumbre económica, jurídica, social e internacional.

¿Hace el Gobierno lo suficiente para solucionar estos problemas?

2023 va a ser un año electoral y ya sabemos lo que ocurre el año anterior a las elecciones, la administración se paraliza un poco. Yo voy a ser muy exigente, muy pesada y muy reivindicativa, porque no podemos perder ni un segundo. Hablamos de ayudas directas, de impuestos, de suspender temporalmente determinadas tasas. Y no estamos pensando en el beneficio de las empresas, muchas están trabajando a pérdidas o en tablas, lo comido por lo servido. Estamos hablando de que cuando una empresa cierra se pierden empleos, ese impacto tampoco nos lo podemos permitir. Tenemos que hablar del famoso Pacto de Rentas, y de un montón de cosas y además con urgencia. No estamos hablando de poner tiritas sino de hacer cirugía y las empresas lo necesitan.

¿Defiende el Pacto de Rentas?

Sé lo que eso significa para la empresa y para el trabajador. Lo que no podemos afrontar es que llegue una revisión salarial y tengamos que incrementar un 10% a los trabajadores, que además también van a ver repercutido eso en el IRPF. A mi me parece que eso no lo estamos diciendo mucho, pero la Administración, Hacienda, está recaudando a unos niveles como hace años que no recaudaba.

Es decir, que sería partidaria de un Pacto de Rentas en el que ganen menos las empresas, los trabajadores y también la Administración.

Exacto. Yo digo: no voy a tener los mismos beneficios, estamos de acuerdo. Y usted como trabajador mantiene su empleo pero no me pida un 10%, tenemos que pactar algo que no ponga en peligro la viabilidad de la empresa. Pero la Administración no puede estar contra los dos y que nos arree a impuestos y diga ahora: todo esto me lo pagan ustedes. Hay muchas cuestiones que podemos hablar y desde las empresas tenemos ciertas dificultades de entender ciertos impuestos.

¿Qué impuestos?

El de Sucesiones y el de Sociedades. Dos impuestos muy altos para las pymes. Frente a Navarra y Madrid, por ejemplo, somos menos competitivos. Eso es competencia desleal.

¿Planteará eso al Gobierno de Aragón?

Le tengo que plantear muchas cosas, pero espero que no se enfaden ni el presidente ni los consejeros y que entiendan que los logros deben ser fruto del diálogo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión