Economía
Suscríbete por 1€

Las obras de la nueva fábrica de Becton Dickinson en Zaragoza, "creciendo y a buen ritmo"

Javier Pardiño, vicepresidente de Estrategia y Operaciones de Becton Dickinso, asegura que la construcción de la planta va en plazo y estará ya en marcha a principios de 2024

Acto de colocación de la primera piedra de la nueva fábrica de Becton Dickinson en el polígono Emnpresarium de Zaragoza.
Acto de colocación de la primera piedra de la nueva fábrica de Becton Dickinson en el polígono Emnpresarium de Zaragoza.
Oliver Duch

El edificio de la nueva fábrica de jeringuillas de Becton Dickinson en el polígono Empresarium de Zaragoza "está creciendo y a buen ritmo", destacó ayer Javier Pardiño, vicepresidente de Estrategia y Operaciones de la compañía, tras firmar el protocolo de adhesión al programa de mentorizaje ‘Health Tech Aragón’.

"La estructura del edificio principal ya está montada y va sobre plazo", recordó, a la vez que constató que no ha habido ningún problema en lo que es la parte de la obra civil. "Confiemos en que no haya ninguno tampoco en la parte de servicios o instalaciones", dijo, porque "algún material pueda verse impactado pero a día de hoy vamos en plazo".

 Sobre si habrá necesidad de ampliar la inversión prevista por el encarecimiento de las materias primas, Pardiño recordó que "ya estaban todos los presupuestos cerrados y las compras hechas de los materiales principales, pero ahora habrá que hacer un ejercicio de revisión en algunas partidas porque las circunstancias actuales no son las mismas que había cuando se cerraron los contratos". Sin embargo, matizó, es una cuestión de «entendimiento con los proveedores».

A finales de 2023, adelantó, habrá ya equipos finalizando el proceso de homologación y a principios de 2024 «estaremos preparados para poner en marcha la instalación cuando tengamos las primeras líneas de producción». Estarán entonces, añadió Pardiño, 150 o 160 empleados, pero «el proyecto va a ir creciendo año tras año».

Operon estrenará también nuevas instalaciones​

Otra empresa del sector salud, la biotecnológica Operon,  está embarcada en obras de ampliación de sus instalaciones. "Nos hemos quedado sin espacio productivo y era necesario" el traslado a Plaza, dijo ayer su director general Tomás Toribio. "Estamos esperando la licencia de obras del Ayuntamiento de Zaragoza. Espero que nos la den pronto. Queremos terminar la obra al año que viene". No obstante, dijo, "tal y como está la construcción de complicada" por el encarecimiento y falta de algunos  materiales, "me temo que se va a estirar un poco en el tiempo". Y puede que también en el presupuesto, advirtió. "Inicialmente eran diez millones, pero posiblemente sea más porque están subiendo los costes de la construcción una barbaridad", indicó, recordando que van a duplicar la superficie lo que les permitirá abordar nuevos proyectos.

Especializada en la fabricación de test de diagnóstico in vitro, Operon  ha centrado buena parte de la actividad durante la pandemia en los test rápidos de detección de antígenos y PCR.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión