Economía
Suscríbete por 1€

Tradime urge soluciones al alza del gasoil en el primer día de paro con escasa incidencia en Aragón

Los pequeños transportistas aragoneses exigen al Gobierno la eliminación del Impuesto de Hidrocarburos.

Un piquete informativo, durante una intervención a las afueras de Teruel.
Un piquete informativo, durante una intervención a las afueras de Teruel.
Jorge Escudero

"Antes de arruinarse, la gente prefiere parar". Con esta contundencia justificó este lunes José Antonio Moliner, presidente de la Asociación Empresarial de Transportes Discrecionales de Mercancías de Aragón (Tradime) el paro patronal indefinido que inició a las 00.00 dicha organización para exigir medidas que den solución a la grave crisis que vive el sector por el encarecimiento sin freno de los carburantes.

La jornada, que transcurrió sin incidentes, tuvo una escasa incidencia. Moliner reconoció la dificultad de realizar un seguimiento dado que se trata de pequeños y medianas empresas -700 socios y 2.000 camiones-. "Habría que llamar uno a uno para saber cuál ha sido su decisión", señaló. Hubo piquetes aislados en algunos polígonos, en Mercazaragoza o alguna de las vías de entradas a ciudades como Teruel, pero únicamente se dedicaron a informar del paro y animar a los transportistas a unirse a la protesta, sin que en ningún momento se impidiera la circulación de los camiones en tránsito. En todo caso y aunque pudiera percibirse un ligero descenso de vehículos por las carreteras no se detecto problema alguna de abastecimiento.

Aunque también este lunes y a la misma hora se inició una protesta nacional organizada por la Plataforma para la Defensa del Transporte por Carretera -una entidad minoritaria y sin representación en el órgano de diálogo del sector con la administración (el Comité Nacional del Transporte por Carretera, CNTC, Moliner quiso dejar claro que el paro patronal indefinido aprobado el sábado por mayoría en la asamblea extraordinaria de Tradime es independiente y no se suma a protestas convocadas por otras organizaciones. Reiteró que dicho paro "se define únca y exclusivamente por el precio del combustible" y que la protesta "continuará vigente" asta que el Gobierno central apruebe un plan de actuación de haga frente al impacto económico que está suponiendo la deriva de los combustibles.

"No podemos seguir seguir trabajando con estos precios sn poder trasladarlo a nuestra factuación", explicó el presidente de la organización empresarial aragonesa, tal y como ya lo había trasladado el pasado miércoles al Gobierno de Aragón para que "mediara" por el sector ante los ministerios de Transporte y de Hacienda.

"No queremos perjudicar a los ciudadanos, pero, paramos porque al duplicarse el precios de los carburantes no podemos seguir trabajando", aseguró Moliner, que recordó que son muchos sectores los que están sufriendo los efectos de la inflación del coste energético. "Se están amarrando flotas pesqueras e industrias, como Alumalsa, han tenido que parar su actividad por el alto coste de la luz", señaló.

Ante este escenario, Tradime exige soluciones urgentes, entre las que destaca la inminente eliminación "temporal" del Impuestos Especial de Hidrocarburos -que grava en más de 30 céntimos de euro cada litro de combustible-.

Quienes no secundan ninguno de los paros convocados son las grandes empresas del transportes. Desde Fetraz, organización empresarial que los representa, su secretario, Fernando Viñas, volvió a insistir en que todo el sector está de acuerdo en que el Gobierno tiene que adoptar medidas excepcionales contra la subida del gasoil, pero aseguró que "el paro no es la solución".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión