Economía
Suscríbete por 1€

ECONOMÍA

La luz se dispara: "Muchas empresas están valorando parar, pero nosotros nos resistimos porque trabajo hay"

Ebroacero es una de las compañías zaragozanas con grandes consumos de energía que están sufriendo el impacto del precio de la electricidad.

EBROACERO HORNO DE FUNDICION DE ACERO EN LA CALLE ARGUALAS DE ZARAGOZA / 20-12-2021 / FOTOS: FRANCISCO JIMENEZ[[[FOTOGRAFOS]]]
Fundición de Ebroacero en Zaragoza.
Francisco Jiménez

El precio de la electricidad sigue disparado y vuelve a poner a las empresas que son grandes consumidoras de energía en la tesitura de cómo afrontar el incremento de las facturas de la luz. El coste de la energía en los mercado mayoristas se encontraba en los 60 euros el megavatio hora hace un año y este jueves se pagará a 369,75 euros. La guerra en Ucrania ha impulsado de nuevo los precios. La fundición zaragozana Ebroacero es una de las que confiesa que ha puesto sobre la mesa la posibilidad de parar, algo que no ha hecho en sus casi 60 años de historia.  "Muchas empresas están valorando parar, pero nosotros nos resistimos porque trabajo hay", confiesa Alberto Baños, adjunto a dirección de la compañía instalada en Casablanca. 

El coste de la energía se multiplica para las empresas en un momento en el que empezaban a recuperar la carga de trabajo tras el parón de la pandemia. En el caso de la fundición zaragozana no pueden repercutirlo a los clientes porque trabajan ahora en la fabricación de piezas cuyos proyectos se adjudicaron hace meses. El año pasado consiguieron capear las subidas de la luz que comenzaron tras el verano, con el inicio de la recuperación post-covid, porque tenían un contrato con un precio fijo, pero en diciembre les tocó renegociar un nuevo contrato con su compañía eléctrica. "Nadie se atrevía a darnos un precio", reconoce sobre las negociaciones con las eléctricas. Así, su contrato actual, en vigor desde febrero, supone pagar la luz "cada día al precio que marca el pool".

De 100 a 700 euros

Todavía no ha llegado la primera factura, de febrero y marzo, que recogerá la subida de estos meses. "En septiembre nos escandalizamos porque estaba a 100 euros el megavatio hora y estos días el pico tocó los 700 euros. Es de locura", reconoce. 

La compañía trabaja con una auditoría en la mejora de la eficiencia energética de la factoría, fundada en 1963. Ya acudió al centro tecnológico Circe para el ahorro del consumo de un horno de tratamiento de gas y ahora va a hacerlo con una firma externa para toda la planta. Desde sus inicios, ya encienden sus hornos de madrugada, en las horas más baratas del día, donde hay menos consumo. "Están obligando a las empresas a parar. Si seguimos trabajando a pérdidas no eres competitivo y no tienes razón de ser", lamenta Baños. 

Sin embargo, esperan no tener que llegar a tomar esa decisión porque tienen proyectos en marcha e incluso han crecido en plantilla, con cuatro contrataciones en el último año hasta las 97 personas. Esperan "evitar llegar a ese extremo". Apagar sus hornos tendría también un coste porque explica que supondría retrasar pedidos, afrontar penalizaciones e incluso cree que dañaría su imagen. "Podemos perder algún cliente por el camino", teme. De ahí que señale que la situación es "complicadísima".

"En diciembre todos pensábamos que en algún momento se podía mejorar, pero ahora con la perspectiva de Rusia  y Ucrania, el gas y la inflación está descontrolado. No termina de pasar y cada día es peor", augura. La invasión rusa de territorio ucraniano presiona los precios del gas, determinantes de la electricidad que la Unión Europea busca contener en su reunión de este jueves y viernes. España estudia también medidas para tratar de contener la factura. En el caso de las empresas supone una pérdida de competitividad, como vienen alertando las patronales del sector. 

"Hemos contratado, tenemos proyectos. Si cerráramos los ojos al coste de la energía sería un buen año", afirma.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión