Economía
Suscríbete por 1€

comercio de proximidad

Rock & Fruits: una apuesta por la música y la fruta divertida

El establecimiento, regentado por Merche Comín, abrió sus puertas en abril de 2021 como una clara apuesta por el comercio tradicional y un concepto completamente diferente en Parque Venecia de Zaragoza.

Merche Comín en la frutería que regenta en Parque Venecia, Rock & Fruits.
Merche Comín en la frutería que regenta en Parque Venecia, Rock & Fruits.
Camino Ivars

Entrar a Rock & Fruits no es ir a comprar frutas y verduras. Los vecinos del barrio zaragozano de Parque Venecia saben bien que cualquier cosa puede pasar de puertas adentro de este establecimiento. A punto de cumplir un año desde su apertura, Merche Comín, su propietaria, ha organizado concursos, juegos e incluso conciertos. ¿Una frutería al uso? De eso nada.

Ubicada en el número 9 de la calle Cannaregio, ‘Rock & Fruits’ ofrece un concepto completamente nuevo, basado en dos de las señas de identidad de Comín, el rock & roll y el buen humor. Un lugar en el que presente y pasado se dan la mano, con una guitarra eléctrica en forma de manzana que corona una de las paredes del local, rodeadas de discos de vinilo; mientras, cada cliente que accede al establecimiento tiene nombre y apellidos, como en las tiendas de antaño. Un trato 100% personalizado, como el que Merche conoció en la tienda de alimentación de sus padres, José Miguel Comín y Ana Diarte; que a su vez heredaron de sus abuelos, en el barrio Oliver. “El colmado de mis abuelos no tenía ni nombre, no hacía falta. Era la tienda del barrio”, advierte.

A su enérgico “Qué te pongo hoy”, la respuesta suele ser “lo de siempre”. Algo que se echa en falta en grandes superficies, tan de moda hoy en día. La de ‘Rock & Fruits’ es una clara apuesta por el comercio tradicional, el de toda la vida, pero sin perder la esencia de su propietaria. De hecho, para su inauguración, decidió hacer un videoclip con vídeos cedidos por los vecinos del barrio. “También he puesto una pantalla de televisión donde siempre hay música”, añade.

Merche Contín, a la puerta de  Rock & Fruits
Merche Contín, a la puerta de Rock & Fruits
Camino Ivars

“Siempre me ha gustado trabajar de cara al público, por eso hace cuatro años dejé un puesto de trabajo en el que coordinaba equipos de personas a las que enseñaba lo que quería hacer, tratar con la gente”, recuerda la zaragozana. Así, en 2018 decidió dar un giro a su vida y abrir un comercio de alimentación en el Oliver, El Chaflán del Oliver. En abril de 2021, tras el duro golpe que supuso la pandemia, decidió cambiar de barrio y empezar de cero. “Fue un periodo que me marcó mucho, trabajaba 20 horas al día con pequeños pedidos a domicilio porque la gente tenía miedo de salir a comprar. Pero al volver la normalidad, regresaron a las grandes superficies”, rememora.

Llegó a Parque Venecia en busca de un cambio de aires, y encontró lo que buscaba. “Es un barrio joven, con muchos niños, donde mi pasión por la fruta y la verdura ha sido muy bien recibida”, asegura. Y no es para menos, como recuerdan algunas vecinas cuando en verano regaló helados hechos con rodajas de kaki heladas, o en Halloween una mandarina con cara de calabaza -dibujada por ella, rotulador en mano- a cada niño que accedía a su tienda: “Si te regalo una mandarina no estoy cambiando nada. Si se la regalo a tu hijo, de forma distinta, le enseño a comer fruta”, explica.

Sobre el mostrador hay dos cestas de mimbre en las que Comín deposita los productos de cada cliente, que muchas veces no sabe muy bien lo que quiere, aunque resuelve la situación con un “Ponme lo que quieras”. “Tu mujer se ha llevado mandarinas, te pongo otra cosa”, advierte ella.

La propietaria de la frutería, con uno de los regalos que ofrece.
La propietaria de la frutería, con uno de los regalos que a veces ofrece a los más pequeños.
Camino Ivars

Frutas y verduras divertidas

En sus estantes tan solo hay productos de Aragón, eso sí, de procedencias de lo más variadas. Ambel, Bureta, Daroca, Cariñena, Fuendetodos, Ainzón o Utebo son los nombres que aparecen en algunas de las etiquetas. En ‘Rock & Fruits’ no solo encontramos frutas y verduras -siempre divertidas, como las define ella-. También vende pan y repostería, todo tipo de dulces, frutos secos, huevos, bombones, leche, conservas, cafés e infusiones.

En la puerta de acceso, un juego de ruleta -en el que siempre toca premio- da la bienvenida a los más pequeños. ¿El regalo? Un pequeño animal de plástico que garantiza que sus padres puedan realizar una compra tranquila. “Quería darle una vuelta de tuerca al comercio de toda la vida pero sin perder esa esencia que me enamoró desde niña y, de paso, dejarle un legado a mi hijo, Miguel, por si el día de mañana quiere continuar con esta vida”, concluye.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión