Economía
Suscríbete

Necesito dinero: ¿cómo puedo conseguirlo sin cometer errores, según la OCU?

La Organización de Consumidores y Usuarios ha realizado un decálogo para obtener dinero con consejos muy útiles para atender un imprevisto o acometer algún pago necesario.

Monedero vacío
Monedero vacío
Pixabay

Con la pandemia de la covid-19 como semilla de la crisis económica que sufre el mundo actualmente, son demasiadas las personas que han sufrido un descenso considerable de sus ingresos y deben afrontar el presente con menos garantías. Un gran número de sectores han resultado afectados de manera directa: la hostelería en general y los servicios de turismo activo, sin ir más lejos, se han visto golpeados por las restricciones desde marzo de 2020 en el país. Los ERTEs, EREs, despidos, las no renovaciones de contratos y la dificultad para buscar un trabajo que, en muchos casos, ya no existía como tal han provocado que muchos españoles busquen (legalmente) nuevos modos efectivos a la hora de aumentar la cuenta corriente, o bien maneras de optimizar su búsqueda de ingresos con el mejoramiento de acciones cotidianas. La meta es diversa, ya sea por atender un imprevisto o acometer pagos ineludibles: multas, indemnizaciones, averías, reformas, gastos académicos, compras especiales...

Consejos para conseguir dinero, según la OCU

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) proporciona una serie de claves para buscar esas cantidades no muy grandes -de 3.000 a 5.000 euros, por ejemplo- de una manera segura y efectiva con diferentes métodos. Si se necesita una cantidad más elevada, habría estudiar otras posibilidades, como ampliar la hipoteca si se tuviera. Además, la organización avisa de las acciones en las que no hay que caer bajo ninguna circunstancia. Dependiendo de cuál sea la cantidad requerida, se abren varias posibilidades con un doble objetivo: pagar lo menos posible por ese el dinero o, mejor aún, no pagar nada, ya que hay opciones gratuitas o con una TAE bastante moderada, inferior al 6%; se pueden obtener buenas condiciones y estar tranquilo, porque hay opciones que llevan aparejados inconvenientes severos, como un mayor riesgo de sobreendeudamiento.

1

Pedir un anticipo a la empresa

Obviamente, solo se puede recurrer a esta opción si se tiene trabajo y una nómina. Las empresas tienen la obligación legal de entregar al empleado que lo requiera la parte del salario correspondiente a los días que lleva trabajados del mes en curso, amén de la parte proporcional de la paga extraordinaria. Algunas empresas conceden incluso anticipos mayores, sin necesidad de que le cueste dinero al empleado. Otras llegan a facilitar préstamos más ventajosos que los de los bancos.

2

Pedir un préstamo a amigos o familiares

Una buena opción, sobre todo si lo conceden sin intereses. Por otro lado, si fijan intereses puede ser beneficioso para las dos partes: el que lo pide obtiene el dinero que necesita, y el prestamista gana un dinero extra.
Eso sí, conviene registrar la operación formalmente -sea con intereses o sin ellos- mediante un contrato privado, y declararla en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, aunque no haya que pagar nada por él, para evitar posibles problemas con Hacienda.

3

Préstamo del banco

Hay que buscar información acerca de las posibilidades que ofrece el banco. Es posible que ofrezca préstamos "preconcedidos" o "anticipos de nómina", con pocas formalidades. Es bueno investigar en otros bancos si lo que ofrece el tuyo no interesa, ya que no todos exigen tener la nómina domiciliada. Para un préstamo de 3.000 euros a devolver en 24 meses existen actualmente ofertas con una TAE de poco más del 4% sin necesidad de domiciliar la nómina.
​También se puede tratar de negociar con el banco un préstamo personal y personalizado estando atento a todos los detalles, porque la TAE no solo sube a golpe de intereses, sino también de comisiones, como la de apertura. Lo que importa es la TAE, no el interés nominal.

4

Usar la tarjeta adecuada

Ojo, utilizar la tarjeta de crédito puede ser buena o mala idea según la tarjeta que uses y la fórmula de pago que elijas. Para cantidades pequeñas a devolver en plazos cortos, por ejemplo 1.000 euros que se devuelvan en tres plazos, algunas resultan gratuitas. La diferencia entre optar por ellas y caer en la trampa de un microcrédito rápido, cuya TAE puede superar el 3.000%, es abismal.

5

Empeñar un bien

Es duro deshacerse de ciertas pertenencías, sobre todo si nos traen un recuerdo especial, pero resultan una magnífica opción para conseguir sumas pequeñas. Se puede llevar un objeto de valor (como una joya de oro) a un Monte de Piedad, donde lo tasarán y entregarán un préstamo de como mucho las tres cuartas partes de su valor, sujeto a unos intereses que no son desmesurados si se comparan con los de las opciones arriesgadas del tipo microcréditos.

6

Elegir dónde compras

Cuando se necesita comprar un ordenador o una lavadora, algo que para muchas familias puede ser un trastorno dependiendo de su situación económica actual, es muy importante que se elija un comercio que facilite el pago y ofrezca un buen precio. Para entendernos, no sirve de mucho que te dejen pagar en tres meses sin intereses si te exigen un precio que dobla la media del mercado. Hay que fijarse en el tipo de interés, en las comisiones y en los gastos de la operación, para saber si te están ofreciendo unas buenas condiciones o es mejor pagar al contado, usando un préstamo más barato.

7

Trucos fiscales

Si esta abierta la campaña de la declaración de la Renta y se tiene derecho a una devolución, es importante que se presente la declaración lo antes posible. Si tienes derecho a algunas de las deducciones familiares que se pueden cobrar por anticipado (por ejemplo, la de familia numerosa, maternidad o la de progenitor solo con dos descendientes), pide cobrarlas mes a mes y aumentarás tu disponibilidad de dinero, lo que ayudará si tienes que pagar plazos o cuotas de un préstamo.

8

Evitar el dinero rápido 'online'

Cada vez crecen más las entidades que operan 'online' y conceden créditos de importes cada vez más altos. Son empresas de microcréditos y dinero rápido que dan muchas facilidades pero que no tienen ninguna piedad si te retrasas en algún pago y no les tiembla la mano si te tienen que inscribir en el registro de morosos. Los dan sin exigir apenas ningún requisito y tienen TAE desmesuradas, que en algunos casos se acercan al 4.000%. Los tribunales ya consideran la posibilidad de que haya usura a partir del 'veintimucho' por ciento.
Así pues, evita los microcréditos y si ya has pedido uno, conoce tus posibilidades de librarte de él por basándote en que es usurario.

9

Cuidado con la tarjeta de crédito

Es importante no usar mal las tarjetas de crédito. Algunas tarjetas permiten realizar compras en un número limitado de plazos sin intereses, lo cual es muy útil, pero en la mayoría de los casos el pago aplazado supone pagar intereses muy elevados, con TAE superiores al 20%. Si la TAE que aplican es muy alta, abstente.
No uses las fórmulas que consisten en devolver el crédito gastado con la tarjeta pagando todos los meses un porcentaje de la deuda o una pequeña cantidad fija, porque nunca acabarás de pagar. Es más, tu deuda puede crecer, porque si pagas tan poco que no cubres ni siquiera los intereses, la parte no satisfecha se irá acumulando al capital pendiente. La OCU actualmente está luchando contra los peligros de las llamadas tarjetas 'revolving'.

10

No comprometas tu coche

Hay empresas que te darán dinero a cambio de lo se cree que es empeñar el coche mientras se sigue usando. Ojo, en realidad lo que firmas es una compraventa con opción a recompra, por un importe inferior a lo que vale el coche, y asumiendo todos los gastos: tienes que pagar un "alquiler" y si te retrasas, pierdes el coche.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión