Economía
Suscríbete

entrevista

Sergio Menéndez: «La construcción demostró en 2021 ser esencial y superar adversidades»

El presidente de Cemex en Europa, Oriente Medio, África y Asia  no prevé que la planta de Andorra abra a corto o medio plazo.

Sergio Menéndez Medina, presidente de Cemex en Europea, Oriente Medio, Asia y África.
Sergio Menéndez Medina, presidente de Cemex en Europea, Oriente Medio, Asia y África.
Cemex

Cemex ganó a nivel global 481 millones de euros en los 9 primeros meses del año, después de estar en números rojos en ese periodo en 2020. ¿Da por superada la crisis en el negocio causada por los efectos de la covid?

2021 fue un año complejo. La crisis sanitaria impactó en nuestras vidas de forma sorpresiva y a todos los niveles. A pesar de ello, me gustaría destacar el buen comportamiento del sector de la construcción, que demostró ser esencial, fuerte, capaz de superar y aprender de las adversidades y adaptarse a situaciones imprevistas. La construcción se ha afianzado como un sector clave para el desarrollo económico, social y también ambiental. La apuesta de Cemex por contribuir a una economía neutra en carbono para 2050, capaz de asegurar el bienestar económico y social, es la mejor garantía del éxito. La innovación, la digitalización, el compromiso y la colaboración a todos los niveles nos va a ayudar a alcanzar las metas. La más inmediata, la reducción de las emisiones de CO2 netas en 55% para 2030.

En la zona EMEA (Europa, Oriente Medio, África y Asia) también se mejoraron los resultados un 14%, ¿a qué se debe ese crecimiento?

Así ha sido y estoy convencido de que seguirán en esa senda en los próximos años. Cemex continúa su proceso de transformación de procesos, productos y soluciones para dar respuesta a las demandas cada vez más exigentes de nuestros clientes. Para ello, tenemos la línea de productos Vertua, bajos en carbono –con hasta en un 70% menos de emisiones netas– que, además mejoran la eficiencia energética de los edificios, incrementan su durabilidad, son 100% reciclables e incluso absorben CO2 durante su ciclo de vida. Las soluciones verdes que fabricamos son la principal palanca de nuestro crecimiento, que lógicamente en Europa tienen un impulso mayor, pero que en toda la región se incrementa día a día.

En España destaca el proyecto de hidrógeno verde en el que Cemex participa en Mallorca. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha elogiado la iniciativa.

El proyecto de Mallorca es una iniciativa promovida por Cemex, dentro de su compromiso con la reindustrialización de la zona, con proyectos compatibles con la actividad de nuestra planta. Además, es un proyecto totalmente alineado con los objetivos y la estrategia Futuro en Acción para alcanzar la neutralidad climática en carbono en 2050. El apoyo de la presidenta de la Comisión refrenda nuestra estrategia contra el cambio climático y nos da la energía para seguir apostando por este tipo de iniciativas. El hidrógeno verde es un vector esencial en la transición hacia una economía de bajo carbono y estamos muy satisfechos de nuestra participación en un proyecto pionero y clave para Baleares y para Europa.

España es un país donde Cemex ha desplegado un gran crecimiento. En Aragón destaca el buen funcionamiento de la planta de Morata de Jalón, si bien no se ha abierto la fábrica construida en Andorra (Teruel).

Nuestra planta de Morata es modélica en muchos sentidos. En los últimos años viene recibiendo distintos reconocimientos en los ámbitos público y privado, como por ejemplo el sello RSA+ en Responsabilidad Social Empresarial. Contamos con un equipo excepcional, que no solo concentra su atención y esfuerzo en la mejora continua de la planta y en mantenerla entre las más eficientes y sostenibles de la compañía, sino que con la misma intensidad se dedica a aportar soluciones verdes para la construcción, con la gama de productos Vertua, así como a participar en la comunidad de la que forma parte. A Aragón todavía le queda un importante camino por recorrer en materia de economía circular en la industria, asunto en el que la fábrica de Morata puede jugar un papel clave. La sociedad debe exigir a los poderes públicos y a las empresas que reaprovechen todos los materiales que actualmente acaban depositados en un vertedero, reutilizándolos bien como materia prima o como combustible. La industria cementera puede ayudar mucho en este sentido.

¿Y la instalación de Andorra?

El consumo de cemento en España continúa y continuará en los próximos años en niveles históricamente bajos, por lo que no cabe pensar en que la fábrica de Andorra pueda arrancar a medio o largo plazo.

¿Hasta qué punto está afectando la crisis de las materias primas y el desfase en el tráfico de mercancías entre Asia y el resto del mundo a una multinacional como Cemex?

La crisis mundial de suministros está provocando algunos retrasos y cierta incertidumbre en proyectos de clientes. También nos está obligando a revisar y mitigar posibles riesgos para proyectos de crecimiento de compañía. Con todo, confío en que situación mejorará y se superará en los próximos meses. Por lo que se refiere a la producción, fabricamos en su mayor parte con materia prima local y cercana a la instalación, algo muy positivo en esta coyuntura, porque no dependemos tanto del exterior como otros sectores.

Lorenzo Zambrano pilotó, desde Monterrey, un crecimiento en el mundo muy poco común entonces para una empresa de México. ¿Qué queda de su legado tras su muerte en 2014?

Cemex es hoy una compañía fuerte desde el punto de vista financiero, con sólidos cimientos, valores y convicciones. Tenemos una hoja de ruta clara, firme y ambiciosa. En estos momentos, afrontamos la acción climática como el mayor desafío de nuestro tiempo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión