Economía
Suscríbete por 1€

Tradime se desmarca de los paros del transporte por carretera previos a Navidad

Las reivindicaciones del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) se centran en cuestiones como la prohibición de la participación del conductor en las operaciones de carga y descarga, la reducción de tiempos de espera o la aplicación obligatoria de la cláusula de revisión del precio del gasóleo, entre otras.

Los transportistas piden al Gobierno que les escuche o protagonizarán un paro general del 19 al 22 de diciembre
Los paros están previstos para los días 20,21 y 22.
M. C.

La Asociación Empresarial de Transportes Discrecionales de Mercancías de Aragón no secundará los paros propuestos por el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) para los días 20, 21 y 22 de diciembre al entender que parte de las reivindicaciones "atacan directamente a los pequeños transportistas".

Así lo indica Tradime en una nota de prensa tras la asamblea general celebrada el pasado día 11 en la que acordó no sumarse a los paros al no compartir algunos de los puntos de la patronal.

Las reivindicaciones del CNTC se centran en cuestiones como la prohibición de la participación del conductor en las operaciones de carga y descarga, la reducción de tiempos de espera, la aplicación obligatoria de la cláusula de revisión del precio del gasóleo, la devolución de importes atrasados del céntimo sanitario y la no aplicación de la Euroviñeta, y mantiene los paros al considerar insuficientes los avances en la negociación con la secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera.

Desde Tradime Aragón muestran su desacuerdo por la "falta de desarrollo" de algunos de los puntos del escrito presentado por el CNTC para justificar estos paros convocados.

"La desvinculación de esta convocatoria es debida a que hay muchas de estas reivindicaciones de la patronal que atacan directamente a los pequeños transportistas, como es el caso de la retirada del sistema de módulos", afirma el presidente de Tradime, José Antonio Moliner.

En su opinión, se tendrían que concretar otras cuestiones, como el incremento de ayudas por el abandono de actividad, tener en cuenta la edad de jubilación del transportista o las enfermedades profesionales, algo que preocupa a Tradime y así lo ha trasladado en una reciente reunión al consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, añade Moliner.

Tradime reclama también un plan de viabilidad fiscal y que haya "una lucha real contra la competencia desleal", al tiempo que incide en algunos problemas que afectan a la profesión, como la imposibilidad de poder trasladar a la facturación el coste de subidas como las de los carburantes, la del precio de los neumáticos y la del aditivo anticontaminante.

Moliner apunta como principales causas de la degradación de la profesión la "proliferación" de "las falsas cooperativas y los camiones de Europa del este", las pérdidas "inasumibles" que sufren los profesionales o los problemas de seguridad no resueltos en las áreas de servicio, "por lo que habría que hacer un plan de estas áreas de descanso para vehículos". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión