Economía
Suscríbete

Sin pacto en el ERE de IDL, que pide un día más para cerrarlo

El operador logístico vuelve a ofrecer indemnizaciones de 22 días y 12 meses y solo una recolocación en Zaragoza.

Protesta ayer de los trabajadores de IDL a las puertas de la factoría zaragozana de PSA.
Una de las protestas de los trabajadores de IDL a las puertas de la factoría zaragozana de PSA.
B. A.

Los 22 días y doce meses de indemnización que ofrece IDL, operador logístico al que el grupo Stellantis rescindió el contrato el 9 de octubre, no convenció ayer a la representación de los trabajadores. Tampoco su oferta para recolocar a 124 personas, todos menos uno fuera de la comunidad autónoma, por dos salarios base, 1.890 euros más 600 como ayuda al alquiler de la vivienda los dos primeros meses. 

Tras un mes de negociaciones, el comité de empresa consideró "insuficiente" esta propuesta del operador logístico para este despido colectivo que afecta a 184 personas. "Es irrisorio lo que ofrecen", destacó Griselda Ramón, presidenta del comité de empresa. "Ya les dijimos que a las recolocaciones solo se presentarían para el puesto de jefe de turno en un almacén que IDL gestinan en Plaza y así ha sido. Se han presentado ocho personas, de los nueve jefes de turno que teníamos, para un solo puesto. Para los que ofertan en Tarragona, Navarra, Guipúzcoa, Toledo y Guadalajara no se ha presentado nadie", manifestó. De hecho, el comité de empresa, iba dispuesto a firmar el acta de no acuerdo del ERE extintivo, pero la compañía pidió un día más porque a la reunión de este lunes no pudo venir el responsable de Recursos Humanos de Madrid y esperan que traiga una mejor oferta. Así que volverán a reunirse mañana, pero según la presidenta del comité es muy difícil que haya acuerdo porque "hasta ahora la empresa no se ha movido". 

Este martes habrá una comparecencia del comité de IDL en las Cortes de Aragón para pedir una mayor implicación del Ejecutivo y que no se pierdan 184 puestos de trabajo. Muchos los ocupan personas con veinte años de experiencia en el sector. Pese a ser empleados por una contrata desarrollaban su trabajo dentro de las instalaciones de la fábrica de Opel Figueruelas (Stellantis), en la nave 21, sirviendo a línea los conjuntos de piezas para los distintos modelos de vehículos que fabrica. 

Despido colectivo

Primero, lo hicieron para Logística Navarra, después para FCC Logística, a continuación para Logiters y finamente para IDL (grupo ID Logistics), que adquirió esta última empresa. Aunque en los últimos años, la tendencia había sido la subrogación de los trabajarores de una contrata a otra, las desavenecias de Stellantis con IDL han hecho inviable esta opción. Una decisión que derivó en la presentación de un ERE o despido colectivo por parte de la contrata ante la negativa de Stellantis de internalizar a sus trabajadores. Una plantilla que se ha sentido "engañada y decepcionada" por el trato que les han dado fabricante y contrata al comunicarles que les dejaban sin trabajo en pleno puente del Pilar y a día de hoy no saber de verdad los motivos. 

Con pancartas en las que se leía ‘No somos mercancía de usar y tirar’, llevan un mes escenificando su malestar con protestas a las puertas de la fábrica de Opel y también con manifestaciones por el centro de la ciudad y concentraciones ante el edificio Pignatelli.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión