Economía
Suscríbete

economía

Cómo afecta en la nómina la subida de las cotizaciones

Gobierno y sindicatos han aprobado, sin el refrendo de los empresarios, un nuevo punto de la reforma de las pensiones para garantizarlas, que afecta al sueldo.

José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.
José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.
Cézaro de Luca/EP

La reforma de las pensiones avanza pero esta vez sin el acuerdo de los empresarios, que tampoco firmaron el último incremento del salario mínimo. El Gobierno y los sindicatos han acordado una subida de las cotizaciones sociales para conseguir más ingresos con los que garantizar el pago de las pensiones, pero que los empresarios han advertido que podrá tener efectos en el empleo.

Tras el acuerdo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido este martes en el Palacio de la Moncloa con el secretario general de Comisiones Obreras (CC. OO.), Unai Sordo, y el de la Unión General de Trabajadores (UGT), Pepe Álvarez.

El incremento pactado, que debe superar ahora el trámite parlamentario, supone aportar 0,6 puntos vía cotizaciones a la Seguridad Social al fondo de reserva a partir del año 2023 y hasta 2032. Con él se busca aumentar los ingresos de la maltrecha 'hucha' de las pensiones en la próxima década. Las patronales CEOE y Cepyme ya han alertado que "no es el momento" y que un incremento por pequeño que sea tendrá su reflejo en la creación de empleo. 

El cálculo en la nómina

De momento, el trabajador lo primero que percibirá es que en su nómina pesa más la cantidad que le descuentan en el apartado de cotizaciones por contingencias comunes. Este recoge el dinero que aportan tanto empresarios como trabajadores para dar cobertura a las prestaciones por incapacidad laboral temporal por enfermedad común o accidente no laboral, las de jubilación, incapacidad y muerte y supervivencia por enfermedad común o accidente no laboral, entre otras, según enumera en su página web la Seguridad Social.

La decisión de Gobierno y sindicatos reparte el aumento de cotizaciones dejando un alza del 0,5% para la parte que corresponde a los empresarios, que pasará del 23,6% actual al 24,1%, mientras que el trabajador solo soportará el 0,1%, que se suma al 4,7% vigente. "Se aplica, en principio, en 2023", explica Miguel Ángel Poveda, presidente de la asociación empresarial de asesores laborales de Aragón (Aeal). Señala que el incremento en el pago de cotizaciones en la nómina del trabajador será "prácticamente inapreciable" ya que la empresa carga con el mayor alza.

Pone como ejemplo que sobre una base de cotización de 1.000 euros "la repercusión para la empresa será de 5 euros y para el trabajador de un euro al mes". De ahí que calcule que "el 83,33% del incremento se carga sobre la empresa".

El acuerdo  busca la reactivación del fondo de reserva de la Seguridad Social y se incorporará dentro del proyecto de ley de reforma de las pensiones que necesita la aprobación del Congreso de los Diputados.

Este mecanismo sustituirá el factor de sostenibilidad de la reforma de 2013, que se derogó en la primera fase de las negociaciones de la reforma, que han incluido la vuelta a la revalorización en función del IPC medio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión