Economía
Suscríbete

Tercer Milenio

industria

Implaser aplica tecnología de radiofrecuencia en la fabricación de pegatinas que llevará a Smopyc

La empresa aragonesa refuerza su apuesta por la innovación y prevé recuperar este año las cifras de facturación perdidas en 2020.

Trabajadores de Implaser, en la planta de la compañía en Alfajarín.
Trabajadores de Implaser, en la planta de la compañía en Alfajarín.
Implaser

Implaser, compañía zaragozana especializada en señalización de seguridad, pegatinas e impresión digital, da un nuevo paso en su estrategia de innovación, marcada desde sus inicios como pyme certificada en I+D+i. La empresa acudirá al Salón de Maquinaria de Obra Pública y Construcción (Smopyc) que se celebrará en Zaragoza entre el 17 y el 21 de noviembre con productos desarrollados en sus laboratorios vinculados a la aplicación de tecnología de radiofrecuencia.

Según explicó a este diario Clemente Huerta, director general de Implaser, a Smopyc llevarán tres novedades específicas con nombre propio. Una, denominada LiftingControl, se centra en el control de la utilización de maquinaria únicamente por usuarios autorizados, «que viene muy bien para la prevención de riesgos laborales y para controlar el número de horas de utilización de las máquinas». El segundo es el sistema bautizado como Auto Traza, que mejora la supervisión de la trazabilidad industrial de activos en movimiento. La tercera, que lleva el nombre de Leeyla, permite la gestión de incidencias inmediatas en entornos industriales. «Su comunicación en tiempo real está especialmente diseñada para estos entornos, donde es complicado realizar avisos vía teléfono por el ruido, ausencia de red o simplemente por el uso de guantes del operario», precisaron fuentes de la compañía.

Para proyectos de innovación Implaser está trabajando conjuntamente con la también empresa aragonesa Powerferr, firma con sede en La Puebla de Alfindén que es muy activa en el campo de la ingeniería electrónica.

Además del área de las pegatinas, la compañía que dirige Clemente Huerta tiene una gran especialización en áreas de negocio como la señalización luminiscente y de seguridad y soluciones de accesibilidad, donde su trabajo ha contribuido a que espacios como el Metro de Madrid, el Wanda Metropolitano o la torre Agbar sean entornos más seguros y accesibles.

Con 70 trabajadores en plantilla, Implaser se vio muy afectada por los efectos causados por la pandemia del coronavirus, a pesar de que se reiventó para sacar productos específicos muy demandados. 2020 cerró con una caída de su facturación de cerca del 15%, si bien para este año, con la actividad bastante normalizada, la previsión es que se recupere y que se pueda reeditar la cifra de negocio alcanzada en 2019, cercana a los 6,5 millones de euros, según apuntó Clemente Huerta.

La empresa, por otro lado, apuesta por la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de las Naciaones Unidas para «revertir a la sociedad parte de nuestro beneficio empresarial», según su director general. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión