Economía
Suscríbete

Política Agraria Común

Aragón no perderá ayudas con la nueva PAC, pero "persistirán las anomalías y los profesionales no tendrán prioridad"

El consejero Olona insiste en su total desacuerdo al Plan Estratégico Nacional, pero reconoce que la Comunidad "mantendrá la ficha financiera e incluso verá mejoras". El Ministerio duplicará su aportación al Plan de Desarrollo Rural 2021-2017 al que destinará 156 millones de euros. 

El consejero de Agricultura, Joaquín Olona, y el director general de Producción Agraria, José María Salamero, este jueves en la presentación del avace del impacto de la reforma de la PAC en Aragón.
El consejero de Agricultura, Joaquín Olona, y el director general de Producción Agraria, José María Salamero, este jueves en la presentación del avace del impacto de la reforma de la PAC en Aragón.
DGA

Segundo acto del Plan Estratégico de la PAC. El consejero de Agricultura, Joaquín Olona ha vuelto este jueves a escena después de que hace tan solo una semana protagonizará “el primer acto”, como él mismo lo denomina, para explicar, tras la reunión de la Conferencia Sectorial su “total desacuerdo” ante el documento con el que el Ministerio del ramo tiene previsto aplicar la nueva Política Agraria Común que entrará en vigor en 2023.

“No es una matización a ese desacuerdo”, ha señalado Olona al comenzar su comparecencia ante los medios. El motivo de su presencia, acompañado por el director general de Producción Agraria, José María Salamero, era ofrece un avance del impacto que tendrá en Aragón dicho plan, que saldrá a información pública en noviembre y que tiene que estar en los despachos de Bruselas antes de que finalice el año. Y por si no había quedado claro, volvió a recordar su rechazo a un documento «que mantiene una PAC continuista, con la que no se van a solucionar los problemas, las anomalías y las desigualdades que hemos estado denunciando».

Pero dicho esto, Olona reconoció que “Aragón no va a perder”. Eso sí, el consejero se refería a la ficha financiera, es decir, al montante de ayudas que llegarán a la Comunidad –en el periodo 2016-2020 la suma de los dos pilares se situó en torno a los 542 millones–, un aspecto por el que el Ejecutivo de la Comunidad no había dado batalla. “Incluso verá mejoras”, ha añadido, para reconocer a renglón seguido que “serán insuficientes” por lo que persistirán las actuales anomalías y desigualdades. “Puede asegurarse que Aragón mantendría su ficha financiera de la PAC, pero sin que pueda mejorarse realmente su distribución de manera verdaderamente significativa en favor del modelo familiar y profesional, los territorios menos productivos y los sectores más críticos como el ovino extensivo”, ha añadido.

Y es que no se ha ganado la batalla para la desaparición de los derechos históricos. “No se eliminan”, ha recordado con contundencia el consejero, que aprovechó para aconsejar a aquellos que han pedido en Aragón el mantenimiento de estas referencias de pago que “ahora no pueden exigir que se cambie todo”.

Teruel gana, pero no es suficiente

No es un gran triunfo, pero el apoyo global a las rentas en las comarcas turolenses, Monegros y Bajo Cinca, donde los pagos desacoplados por hectárea son ahora más bajos aumentará con la nueva PAC hasta un 12%, aunque el propio consejero ha reconocido que aún así la cuantía “continuarán siendo la más baja”

Esta mejora tiene mucho que ver con la reducción de las 50 regiones de pago a 20, que aunque no han disminuido tanto como Aragón pedía –se defendían tan solo seis– permitirá dicha mejora. Supone un avance en la redistribución aunque no de la dimensión que se defendía desde la consejería, porque el mantenimiento de los derechos individuales y de la ralentización de la convergencia –cobrar lo mismo por hacer lo mismo– limitarán sus efectos.

No se ha conseguido tampoco, ha reconocido el consejero, que la ayuda asociada se centrara exclusivamente en la ganadería extensiva y, en especial, en el ovino. Es más, en estos pagos, ha señalado, se han incluido producciones que en su opinión no cumplían las exigencias de esta medida. Aún así, Olona ha destacado que a ayuda asociada al ovino, la que se cobra por cabeza, aumentará un 18%. Pero con ser más no es (de nuevo) suficiente. Por dos motivos: “Uno, la consideración de un número excesivo de sectores acoplados que fragmenta y dispersa el esfuerzo. El otro, la ineficacia ya demostrada de la ayuda a la ganadería basada en pagos por hectárea que como consecuencia del sistema de derechos individuales y de los procesos de convergencia seguirá reduciéndose e impidiendo que se aplique realmente en favor de los ganaderos con ganado”.

Pero entra en juego en esta nueva PAC una nueva puerta a las ayudas. Son los ecoesquemas. Responden a la ambición ambiental comunitaria. Son voluntarios para el agricultor. Están dotados con nada menos que el 23% del presupuesto total del primer pilar. No están lastrados por los derechos históricos. Y el Ministerio los ha diseñado para que todos los agricultores puedan acceder a ellos. Para Olona “serán esenciales para evitar el colapso a la renta, de ahí la importancia de facilitar su aplicación”, por lo que desde Aragón se defenderá que en los secanos (especialmente los áridos) la rotación de cultivos considere al barbecho como un tercer cultivo.

Más cofinanciación estatal para el PDR

La mejor noticia llega del lado del segundo pilar de la PAC, aquel en el que se enmarca el Plan de Desarrollo Rural y en el que los fondos europeos tienen que contar con la financiación del Gobierno central y del autonómico.

Para el próximo periodo 2021-2027, el Ministerio de Agricultura aumenta hasta los 156 millones de euros su aportación al PDR aragonés, casi el doble de los 80 millones que aplicó en el anterior periodo. Y lo que es más cantidad supone el 14% de los fondos ministeriales totales y la cuantía más elevada del panorama autonómico español, solo por detrás de Castilla y León (200,8 millones de euros, pero superando incluso a Andalucía (121,1 millones) cuyo PDR es cuatro veces mayor que el aragonés.

Eso no significa, sin embargo, que hay más dinero para estas actuaciones, sino que las arcas de la Comunidad podrán atender la financiación de las distintas líneas del desarrollo rural con una mayor desahogo. “Se mantiene el presupuesto pero la aportación ministerial va a liberar al Departamento del tremendo esfuerzo presupuestario que ha tenido que realizar para evitar que se perdieran fondos comunitarios”, ha destacado Olona.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión