Economía
Suscríbete

Alemania y ocho países de la UE no quieren que se toquen mercados energéticos

El escrito se ha difundido en la víspera de que el martes, en Luxemburgo, los ministros de Energía de los países de la UE debatan sobre medidas a medio y largo plazo para evitar picos de crisis.

Banderas de la Unión Europea.
Banderas de la Unión Europea.
Reuters

Alemania y otros ocho países de la Unión Europea (UE) señalaron que no apoyarán ninguna medida que pueda interferir en los mercados del gas y la electricidad, como reclama España, y descartaron "una reforma del mercado mayorista".

"No podemos apoyar ninguna medida que entre en conflicto con el mercado interior del gas y la electricidad, por ejemplo, una reforma 'ad hoc' del mercado mayorista de la electricidad", dicen en una carta conjunta Alemania, Austria, Dinamarca, Luxemburgo, Estonia, Finlandia, Irlanda, Letonia y Países Bajos.

Esos países del centro y del norte de Europa respaldaron plenamente la lectura de la crisis energética que hace la Comisión Europea y las medidas propuestas por Bruselas y piden "precaución" antes de "interferir" en los mercados.

"Dado que los picos de precios tienen impulsores globales, debemos tener mucho cuidado antes de interferir en el diseño de los mercados energéticos internos", señalan esos nueve Estados miembros.

El escrito se ha difundido la víspera de que el martes en Luxemburgo los ministros de Energía de los países de la UE debatan sobre medidas a medio y largo plazo para evitar picos de crisis, un debate que España ha presionado para colocar al máximo nivel europeo.

En ese contexto, la Comisión Europea presentó este mes una "caja de herramientas" con medidas que, dentro de la legislación vigente, pueden servir para aliviar a los consumidores más vulnerables. Y se abrió también a debatir medidas de mayor calado a medio y largo plazo.

España, que en la cita ministerial de Luxemburgo de este martes estará representada por la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, había sido crítica con las medidas de la Comisión a través de la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, pues no se trataba de iniciativas "excepcionales para una situación excepcional".

"Acogemos con satisfacción la caja de herramientas que ha presentado la Comisión Europea", subrayan, en cambio, los firmantes de la carta, después de que la semana pasada el Consejo Europeo también apoyara las medidas presentadas por la Comisión.

Se desvinculan así de la postura de España, que en diferentes puntos y con distintos niveles de intensidad, según fuentes diplomáticas, había recabado apoyos de países como Francia, Grecia, Portugal o Rumanía.

Además de reclamar medidas a corto plazo, como sacar el gas del sistema marginalista de precios mientras dure la crisis, Madrid ha promovido un debate en profundidad sobre la energía, desde los mercados y hasta la posibilidad de comprar gas conjuntamente en la Unión Europea o crear reservas estratégicas.

"A medio plazo, una parte central de la solución reside en medidas rentables de eficiencia energética y el despliegue acelerado de fuentes de energía renovables", razonan los firmantes, que invitan también a desarrollar más interconexiones entre países para mejorar la resiliencia ante posibles problemas de suministros.

"Compartimos el análisis de la Comisión Europea sobre las causas de la subida de precios actual que reside principalmente en la alentadora recuperación económica mundial y en los factores de oferta y demanda de combustibles fósiles adicionales, pero no en el diseño de los mercados energéticos de la UE o la política climática", insisten esos nueve países.

Recuerdan que "el mercado interior del gas y la electricidad se ha construido de forma conjunta y progresiva durante las últimas décadas" y que "los mercados competitivos contribuyen a la innovación, la seguridad del suministro y, por tanto, son un elemento clave para facilitar la transición".

Frente a una posible reforma de los mercados, proponen "un mercado energético de la UE bien integrado que funcione sobre los mecanismos de mercado y las buenas interconexiones como parte de la solución para fortalecer la resiliencia a los 'shocks' de precios".

"Por lo tanto, el mejor enfoque debería ser una mayor interconexión con miras al objetivo de interconexión eléctrica del 15 % para 2030, una mayor integración de los mercados eléctricos de la UE. Los mercados energéticos transparentes y competitivos ofrecen eficiencia y precios competitivos a los usuarios finales", concluyen. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión