Despliega el menú
Economía
Suscríbete

economía

La subida de la luz también eleva un 50% el coste de recargar los coches eléctricos

Los propietarios de estos modelos pagarán este año, de media, casi tres euros por noche enchufados, frente a los dos euros de 2019.

Los propios usuarios serán los encargados de recargar las baterías de los coches
Los propios usuarios serán los encargados de recargar las baterías de los coches
Aránzazu Navarro

Los coches eléctricos también están sufriendo el impacto de la escalada de los precios de la luz de los cuatro últimos meses. Los propietarios de esta modalidad de vehículos están comprobando estas semanas cómo se ha incrementado el precio que pagan por recargarlos en sus garajes de forma considerable. Ni hogares, ni empresas, ni siquiera los vehículos enchufables se han librado de la crisis eléctrica. El coste medio para recargar un vehículo con el que poder recorrer unos 100 kilómetros (unos 18 kilovatios/hora) supera en septiembre los 3,4 euros para ese uso.

Se trata de uno de los cálculos elaborados por Francisco Valverde, director de renovables de Menta Energía, en el que incluye todos los costes y no solo el del gasto en consumo energético, como ocurre con la factura de cada hogar. En esa cuantía ya se encuentran descontados los impuestos (IVA y Eléctrico), así como la rebaja de costes aprobada a mediados de mes por el Gobierno.

Los 3,4 euros de media de septiembre contrastan con los de febrero, por ejemplo. Entonces, el propietario de un vehículo eléctrico pagaba por ese mismo uso nocturno de recarga unos 1,3 euros, esto es, menos de la mitad. Sin embargo, a medida que los precios de la luz fueron subieron también lo hicieron los costes del kwh del coche eléctrico.

Las estimaciones de Valverde apuntan a que de cara al cuatro trimestre, el coste de la recarga casera superará los cuatro euros para alcanzar el pico estimado en los 4,25 euros de noviembre y comenzar a descender levemente a partir de diciembre. «De media, este año calculo que pagaremos 2,9 euros por esas recargas, mientras que en 2019, que es el año más comparable antes de la crisis del coronavirus, se pagaban unos dos euros», comenta este experto. En realidad, será un incremento superior al 50% ante los vaivenes que sigue experimentando el mercado energético.

Hay tecnologías tan sofisticadas como la energía geotérmica y tan sencillas como un dispositivo que apaga el aire acondicionado cuando no se está utilizado

Cambios desde junio

Al igual que ocurrió con el resto de tarifas, las que regían las cargas de coches eléctricos también cambiaron con las nuevas normas aprobadas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a partir del 1 de junio. Hasta entonces, esos conductores tenían una tarifa específica para sus coches enchufables, con unos periodos más baratos que otros. Aunque desde junio ya solo existe un único tipo de tarifa, estructurada en varios tramos horarios.

El más barato, como ya se sabe, es desde la medianoche hasta las 8:00 horas. Es el momento en el que suelen aprovechar para recargar los vehículos aprovechando la noche y esos costes más asequibles. Valverde recuerda que, además, «los usuarios de coche eléctrico también se benefician de las rebajas de impuestos y las de los cargos».

Por su parte, Fernando Pina, miembro de la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos (AUVE), afirma que aunque han subido los precios de la luz, a los propietarios de estos modelos «no les afecta tanto porque suelen recargar en tramos valle». Pina sostiene que aun con la subida de precios, que «es coyuntural y no para siempre», recargar un coche es hasta diez veces más barato que llenar un depósito. «Nadie compra un coche a dos meses vista, con precios de la luz como los de ahora, sino a otros muchos años vista, con perspectiva de futuro», apunta este experto.

Falta de puntos exteriores

Mientras tanto, en el mercado de vehículos sigue el goteo de ventas de eléctricos 100%, aunque a un ritmo que aún es lento. Juan Luis Fernández, responsable del Área de Asuntos Públicos de Faconauto -la patronal de los concesionarios- explica que las matriculaciones de coches eléctricos «tienen una tendencia al alza, pero aún apenas representa el 2% de las ventas».

Para Fernández, «el coche eléctrico es el futuro, y no muy lejano, aunque le queda mucho camino por recorrer». Señala que el «gran reto» que tienen ahora estos modelos es «la cuestión de la autonomía y la implantación de los puntos de recarga». En cualquier caso, Fernández considera que el mercado automovilístico «va a vivir unos años en los que convivirán distintas tecnologías», refiriéndose a la eléctrica, la híbrida y las dos de combustión, con gasolina y diésel.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión