Despliega el menú
Economía
Suscríbete

ganadería

Aragón estudia el tratamiento de aguas estancadas para combatir la mosca negra

El consejero Olona reconoce que buscan alternativas a los tratamiento de insecticidas en el ganado porque estos no han sido eficaces.

Casi todas las mordeduras de mosca negra son en zona desprovista de lana, principalmente ubres, vientres, ingles, orejas, cara y morro del animal.
Casi todas las mordeduras de mosca negra son en zona desprovista de lana, principalmente ubres, vientres, ingles, orejas, cara y morro del animal.
Imagen cedida por los veterinarios Luis Figueras Ara y David Martínez Durán

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, ha apuntado este viernes que el Gobierno de Aragón estudiará el tratamiento con bacterias de las aguas estancadas para luchar contra las afecciones que provoca la mosca negra en la ganadería.

Como ha explicado el responsable de Ganadería en el Pleno de las Cortes de Aragón, esta actuación indirecta se perfila como la única solución efectiva, ya que han probado con medidas directas como el tratamiento de insecticidas en el ganado que no han sido eficaces.

El consejero ha respondido así a la pregunta formulada por el diputado Ramiro Domínguez, quien ya había advertido de que este verano las picaduras de la mosca negra estaban causando también problemas en el ganado.

Como ha relatado, desde finales de mayo algunos ganaderos han tenido que llevar a sus ovejas a pacer durante 12 horas porque no querían comer en esa situación, en la que muchas han sido "atacadas en los ojos, las ubres y las axilas".

"Ha sido un año lluvioso y el problema ha sido tremendo", ha señalado el parlamentario, quien ha añadido que, aunque ahora el problema se resuelva con el fin del calor, "algo tenemos que hacer".

En este sentido, ha recordado que en Fraga y en el Bajo Cinca ya se ha utilizado con éxito el citado tratamiento con una bacteria.

Pero como ha evidenciado Olona, hasta este verano la mosca negra no había supuesto un gran problema en la ganadería, sino que su incidencia e importancia era en términos de salud pública, es decir, con afecciones en los humanos.

"Este año se está empezando a ver una incidencia en el ganado: que no haya pasado nunca no quiere decir que no vaya a ser un problema. Hay que reconocer y valorar que este es un problema", ha concluido el consejero. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión