Despliega el menú
Economía
Suscríbete

consumo

Las jugueterías auguran escasez de algunos productos y subidas de precios en la campaña de Navidad

Será más difícil encontrar no solo los de moda, sino también algunos clásicos, por los retrasos y la escalada de precios del transporte en contenedor desde Asia, el encarecimiento de las materias primas y la falta de componentes.

Imagen de archivo de una juguetería.
Imagen de archivo de una juguetería.
Laura Uranga

El sector del juguete sufre los problemas que afectan a otras industrias como el aumento del coste de las materias primas, el sobrecoste que se paga actualmente para traer los productos en barco dese Asia y la falta de microchips. Algunos fabricantes, importadores y tiendas tratan de adelantar el llenado de sus almacenes antes de que llegue la campaña de Navidad, aunque advierten que este año puede faltar no solo algún juguete que esté de moda, sino también clásicos y el precio subirá.

Quienes escriban carta a los Reyes Magos tendrán que ser más flexibles con lo que piden. Habrá juguetes entre los que elegir, pero será necesario estar abierto a buscar alternativas. Actualmente los fabricantes hacen "encaje de bolillos para que las estanterías estén llenas y los Reyes no tengan problemas", explica Oliver Giner, responsable del departamento de Internacional de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ).

"Hay empresas que ya tienen sus almacenes llenos, cuando antes los tenían en octubre o noviembre"

La venta de juguetes pasa por un "muy buen momento", afirma, ya que aumenta dentro y fuera de España, tras el parón productivo por la  covid-19. Giner destaca que la pandemia ha puesto en valor al juguete porque "ha sido la tabla de salvación de muchas familias que tenían que estar semanas en casa", en referencia al confinamiento. El temor es no poder abastecer toda la demanda ya que si los problemas mundiales siguen "sería un lastre para la recuperación", advierte. Por eso, afirma que "hay empresas que ya tienen sus almacenes llenos, cuando antes los tenían en octubre o noviembre".

15 días claves para lanzar los catálogos

El sector trata de adelantar el aprovisionamiento para la fecha de más ventas del año, que representa el 60% de sus ingresos. "Los juguetes de la campaña de Navidad se fabrican en verano. Ahora es el momento de empezar a terminar fabricaciones, transportar los productos o importarlos y servirlos", enumera. "A fecha de hoy no existen grandes problemas que deriven en falta producto, pero quedan meses y puede pasar de todo", augura.

Los próximos 15 días son claves para la preparación de la campaña. Las tiendas deben saber con qué productos cuentan para lanzar los catálogos a finales de octubre. Todavía no están seguras de cuáles podrán incluir en ellos. 

"Hay juguetes, pero cuando llega la Navidad el consumidor solicita productos que se acaban y este año va a ser más amplio el abanico de frustración", añade Baltasar Castelló, director de Imagineshop, compañía zaragozana con enseñas como Abracadabra y Toy Club. Además de los que se pongan de moda este año, puede ser difícil encontrar algún juego de mesa clásico. La falta de microchips está afectando a algún producto más tecnológico, pero el principal problema es el del transporte para los importados de Asia y ese toca a todos. "Más es la logística que la electrónica", señala como el origen de sus preocupaciones.

Retrasos en las importaciones

De los alrededor de 30 días que tardaban en llegar las importaciones desde el sudeste  asiático, ahora "por diversos motivos como el colapso de los puertos asiáticos tardan cuatro o cinco semanas más", calcula Giner. Por ello, se duplican los plazos desde que se embarca la mercancía hasta que llega a España. Un retraso al que se unen unos precios disparados del transporte y de las materias primas, un problema común a toda la industria mundial, en su caso, el plástico. "Hay subidas medias de un 40% de las materias primas y algunos polímeros cuestan un 90% más", calcula, en un sector muy variado que vende desde pelotas hasta drones,y donde la importación tiene un peso muy importante.

El encarecimiento de los costes se espera que traiga subidas de precios, pero no se puede repercutir la actual escalada. Algunos importadores de juguetes de menor precio han optado por no traer. "Los grandes beneficiados van a ser los pocos productores locales que no tienen el problema del transporte", apunta Castelló, aunque también han sufrido el aumento de precio de la materias primas o los carburantes.  

Las previsiones no son optimistas. El problema de los retrasos y mayores costes en el transporte no esperan que se resuelva a corto plazo. "La normalidad no la veo en el 2022", augura Castelló.

Electrodomésticos más caros

No esperan una normalización a corto plazo tampoco los comercios de electrodomésticos, que la retrasan hasta 2023. En su caso, el principal problema es la falta de microchips, presentes en la mayoría de sus productos. "Hasta en algunas bombillas, sartenes o secadores de pelo", apunta Antonio Tornos, presidente de la asociación de empresarios de comercio de Zaragoza y provincia (ECOS). Y con la subida de los precios del transporte y las materias primas avanza subidas porque "no queda margen para poder mantener esos precios".

"Una simple freidora de medio litro que estaba en el mercado a 29 euros, ahora la más barata se va a comprar a 39, suponiendo que haya"

Ya se nota en algunos aparatos. "Un producto como una simple freidora de medio litro que estaba en el mercado a 29 euros, ahora la más barata se va a comprar a 39, suponiendo que haya", añade el empresario del sector. Y no siempre se pueden encontrar todos los modelos.  "Es difícil que se note la escasez porque al final los comerciantes vamos haciendo acopio de un sitio o de otro. El problema es si quieres una lavadora de una marca y modelo concreto", aclara. Por ejemplo, puede resultar más complicado en las próximas semanas encontrar algunas de BSH porque las plantas zaragozanas del fabricante de electrodomésticos han parado esta última mitad del mes por la falta de componentes.  Muchas tiendas se han abastecido antes en previsión del parón.

Entre los retrasos y el encarecimiento, Tornos cree que este año periodos de alto consumo como el Black Friday de noviembre van a ser "duros".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión