Despliega el menú
Economía
Suscríbete

motor

Stellantis y sus marcas depuran su red de concesionarios

Tras comunicar a los vendedores si siguen contando con ellos, negociarán ahora los términos de una nueva etapa.

PSA Retail inaugurará el 1 de septiembre un nuevo concesionario de Opel en la carretera de Madrid.
PSA Retail inaugurará el 1 de septiembre un nuevo concesionario de Opel en la carretera de Madrid.
José Miguel Marco

Las marcas de Stellantis, el grupo surgido de la integración de PSA y FCA (Fiat Chrysler), van avanzando en el proceso de reestructuración de sus redes de ventas, orquestado para ahorrar costes y ganar rentabilidad con empresas más fuertes. Tras anunciar a los concesionarios de todo el país en mayo pasado que pondría fin a su relación contractual en 2023, en julio comunicó a cada uno si seguiría contando o no con ellos, lo que supondrá que 129 de los 329 actuales dejarán de comercializar sus vehículos al concluir 2022. Se espera ahora que desde septiembre las marcas negocien con los otros 200 los términos de la nueva etapa.

En Aragón, con una quincena de concesionarios que comercializan modelos de Peugeot, Citroën, DS, Opel, Fiat, Chrysler, Jeep o Alfa Romeo, el proceso está abierto y se desconoce si ese recorte nacional del 39% de los puntos de venta actuales es representativo también para la comunidad autónoma.

«Está todo muy abierto, ahora llega el momento de la negociación con cada uno, saber qué inversiones se proponen y si los vendedores están dispuestos a asumirlas», apuntan fuentes de Carza, que tiene establecimientos en Guipúzcoa y Zaragoza y que ha recibido el visto bueno para continuar. Este grupo aragonés comercializa Peugeot y Fiat y tiene claro que el objetivo de Stellantis es ir a una concentración que facilite el recorte de los costes de distribución.

«Esta es una evolución en la forma de comercializar coches y lo que el grupo quiere a partir de ahora es que sean las marcas las que vendan directamente los vehículos al cliente», señalan fuentes de PSA Retail en Zaragoza. «El cliente comprará directamente a la marca e intermediará el concesionario», incidió tras hacer hincapié en que las marcas lo que quieren es eliminar estructuras y que está convencido de que esto «no supone necesariamente la pérdida de empleo». Algún concesionario que no continúe como tal, citó a manera de ejemplo, podrá centrarse en acciones vinculadas a la postventa. El proceso, en todo caso, irá dando pasos en los próximos meses y a lo largo de 2022.

En el conjunto de España, los ceses de actividad por marcas afectan a 35 concesionarios de la red de Opel (37% del total); 31 de la de Citroën (34% del total); 23 de la de Peugeot (23%);5 de la DS (145), y 35 de la de FCA (46%).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión