Despliega el menú
Economía
Suscríbete

El alza de los precios de las materias primas, ¿causará un aumento en el coste de la vivienda?

"Por el momento, apenas se notará ni en las obras de construcción nuevas ni en las rehabilitaciones”, según el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Zaragoza.

Vista aérea de edificios de viviendas y oficinas del centro de Zaragoza
Vista aérea de edificios de viviendas y oficinas del centro de Zaragoza
José Miguel Marco

La escalada de precios de materias primas como el acero, la madera, el aluminio o el cobre es, según el Índice de Costes de Construcción del Grupo ACR, que se presentó en junio, lo que ha provocado que los costes de estructura suban, respecto al año pasado, un 17% y los de cimentación se incrementen un 13%. De igual forma la carpintería de madera (+7,1%) y vidriería (+10,4%) también notan el alza. Y es que el precio de la madera, aunque ahora parece haber empezado a bajar ligeramente, llegó a cotas nunca vistas; el acero triplica el promedio de lo que ha costado en los últimos 20 años; y el aluminio se ha acercado a los niveles más altos de la última década.

De ahí que la cuestión que más interese sea si el precio de la vivienda va a sufrir un aumento. Sin embargo, desde el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Zaragoza (Coaatz) consideran que esta subida generalizada “por el momento tan apenas se notará ni en las obras de construcción nuevas ni en las rehabilitaciones”. “Quizás en esta última se deje notar un poco más, pero tampoco se notará mucho”, indica Rafael Gracia, presidente del Coaatz. “Y es que hay que tener en cuenta que el coste del material supone un cierto porcentaje de toda la obra nueva, ya que ahí, en el presupuesto total, se incluyen otros gastos como el coste del suelo, la mano de obra… Por ello, por el momento, este incremento no va a suponer un gran problema en estos casos”.

Eso sí, porque desde el Coaatz “se cree que es algo coyuntural, que va a pasar”. “Al fin y al cabo el alza de los precios de las materias primas se ha producido, en gran medida, a nivel mundial porque todos, tras los meses más duros de la pandemia de la Covid-19, nos pusimos en marcha a la vez”, explica Gracia. “Eso unido a que en muchos países se inyectó dinero gracias a los fondos de recuperación y que los confinamientos nos han hecho valorar las condiciones en las que tenemos la vivienda. 

Todo ello provocó que la demanda sobrepasase a la oferta. Y es que cabe recordar que las materias primas son un bien limitado. Pero creemos que esto pasará, que estos precios estarán tensionados como mucho un año o año y medio más, pero que luego oferta y demanda se ajustarán, por lo que estos precios no se mantendrán en el tiempo”.

En cambio, la obra pública sí notará este aumento de los precios. “Los costes de ejecución se basan en los materiales. Aquí no hay suelo ni impuestos, por ejemplo”, apunta el presidente de Coaatz.

Eso sí, por el momento, y desde el colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Zaragoza no han percibido que “la mano de obra se esté tensionando y esto es muy importante para que los precios no suban y también por el hecho de que todavía no se ha recuperado el personal que emigró, en la crisis de 2008, al sector servicios”. “Aun así, sí estamos notando que, gracias a la campaña que se está haciendo sobre mostrar la construcción como un sector que es una alternativa laboral, que ha innovado mucho en los últimos años y donde hay infinitas posibilidades, cada vez más personas se sienten atraídas por nuestro sector”, reconoce Gracia. “De hecho, hemos notado un pequeño aumento en el número de colegiados”.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión