Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Adjudican por 2,4 millones la conservación de la zona regable del canal de Bardenas

Las obras se realizarán en varios términos municipales de la provincia de Zaragoza y de Navarra y Zaragoza, según informa la CHE en un comunicado, en el que apunta que se incluyen los trabajos de conservación general en los canales, desagües colectores e infraestructuras asociadas.

Canal de Bardenas.
Canal de Bardenas.
Wikipedia

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha anunciado la adjudicación, por 2.482.078 euros y un plazo de ejecución de 24 meses, del proyecto de conservación y mantenimiento de las infraestructuras hidráulicas en la zona regable del canal de Bardenas y sus acequias principales.

Las obras se realizarán en varios términos municipales de la provincia de Zaragoza y de Navarra y Zaragoza, según informa la CHE en un comunicado, en el que apunta que se incluyen los trabajos de conservación general en los canales, desagües, colectores e infraestructuras asociadas, como caminos de servicio, obras de fábrica o drenaje.

La realización de labores continuas para el mantenimiento del Canal de Bardenas y sus acequias principales es necesaria para el buen desarrollo de la campaña de riegos y el abastecimiento a poblaciones, por lo que deben llevarse a cabo con cierta frecuencia tareas de limpieza y acondicionamiento tanto en el propio Canal como en sus colectores.

La retirada de lodos, arrastres y desbroces se hace especialmente imprescindible tras episodios de grandes lluvias y tormentas, muy frecuentes en la zona.

El Canal de Bardenas presta servicio de forma ininterrumpida desde su inauguración en abril de 1959 con una capacidad hidráulica en origen de 60 m3/s y una longitud total que alcanza los 112 kilómetros, con una superficie total de riego de 83.379 hectáreas distribuidas en las provincias de Zaragoza y Navarra.

Debido al paso del tiempo, en el cauce del canal aparecen fisuras y grietas en los revestimientos de hormigón por asentamientos o por empujes del propio terreno, con las consiguientes fugas y filtraciones de agua.

Como infraestructuras secundarias del canal de Bardenas, los desagües o colectores principales recogen, además del agua de riego procedente de balsas o embalses laterales, las aguas de los caminos de servicio y laderas y el drenaje de parcelas.

A su vez, la erosión y el arrastre de sedimentos aumentan los sólidos en suspensión en los cauces que se depositan en el fondo, lo que reduce su capacidad hidráulica y obtura tomas, desagües y otras obras de fábrica, además de ocasionar el consiguiente riesgo de desborde.

Las intervenciones se ejecutarán teniendo en cuenta que las infraestructuras deberán permanecer en uso durante la duración del contrato, por lo que la planificación de las actividades se realizará coordinando la misma con la campaña de riego y las necesidades de abastecimiento, así como con la explotación de los embalses. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión