Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Tercer Milenio

el exprés

Una ruta para 'evangelizar' en innovación

El Instituto Tecnológico de Aragón acerca a pymes de todo el territorio su mensaje de apuesta por nuevas tecnologías.

El Instituto Tecnológico de Aragón (Itainnova) inició su ‘Innoruta’ en Monzón, donde ejerció de anfitrión el alcalde de la localidad, Isaac Claver (segundo por la izquierda, con chaqueta). En la foto, con Jesús Guerrero, la consejera de Ciencia, Maru Díaz, y la directora de Itainnova, Esther Borao.
El Instituto Tecnológico de Aragón (Itainnova) inició su ‘Innoruta’ en Monzón, donde ejerció de anfitrión el alcalde de la localidad, Isaac Claver (segundo por la izquierda, con chaqueta). En la foto, con Jesús Guerrero, la consejera de Ciencia, Maru Díaz, y la directora de Itainnova, Esther Borao.
Itainnova

Concienciar. Hace unos años, con la digitalización mucho menos avanzada de lo que está hoy, entre quienes estaban más metidos en el mundillo que promocionaba el uso creciente de internet se hablaba de ‘evangelizar’. Uno de los dos ilustres investigadores a quienes se considera ‘padres’ de internet, Vinton G. Cerf, ponía en su tarjeta de visita en 2008, cuando ya trabajaba para Google, el título de ‘responsable de Evangelización’. Cerf entregó esa tarjeta a todos aquellos con quienes se reunió en Zaragoza en mayo de 2008, cuando vino a recibir un título ‘Honoris causa’ por la Universidad de Zaragoza. Evangelizar, promocionar, concienciar... Esa era su tarea.

Difusión. Sirva esa introducción previa para reseñar que estamos ahora en un estadio nuevo, en el mismo ámbito. Hay que ganar en digitalización para que nuestras empresas sean más competitivas. Apostar por nuevas tecnologías que van surgiendo tras la generalización del uso de internet, llámense ‘big data’, inteligencia artificial, el ‘blockchain’ o ‘machine learning’. Conscientes de todo esto, en el Instituto Tecnológico de Aragón (Itainnova) se han liado la manta a la cabeza y han lanzado una iniciativa destinada a llevar este mensaje ‘evangelizador’ a diferentes puntos del territorio de la Comunidad. Se denomina ‘Innoruta’ y para materializarla dirigentes de la organización, con su directora, Esther Borao, al frente, llevan a las localidades una furgoneta –el ‘Innotruck’– con la que recorren distintas localidades pronunciando charlas inspiradoras para ayudar a las empresas a «diseñar una hoja de ruta digital que les permita ser más competitivas, eficientes y sostenibles». El periplo se inició el pasado lunes en Monzón y continuó al día siguiente en Alcañiz y Andorra, y la idea es seguir ofreciendo en septiembre a las pymes un conjunto de herramientas y acompañamiento para la definición de planes que ayuden a impulsar modelos de empresas más acordes con las exigencias de los mercados actuales.

a los polígonos. En Aragón hay un total de 339 polígonos industriales repartidos por las tres provincias, donde están localizadas cientos de empresas cuyos dirigentes no siempre pueden estar al tanto de todo aquello que puede ayudar a mejorar la gestión de sus negocios. Bastante hacen, en la muchos casos, con seguir en la brecha a pesar de las dificultades que entraña estar al día en áreas diversas de actividad. No sé si aquí vale la pena recordar eso de que «si Mahoma no va a la montaña...», pero algo de eso hay en la decisión de Itainnova de emprender el recorrido del ‘Innotruck’. Esther Borao no ha dejado de proclamar en redes la ilusión que le hace este proyecto, en el que ella misma y miembros de su equipo aprenderán también de lo que les cuenten los responsables de nuestras pymes. «En Itainnova queremos encontrar a todas y todos los innovadores de Aragón, ¡¡ y por eso salimos de ruta!!», decía hace unos días. «La innovación muere pero las personas que hay detrás son las que necesitamos para que Aragón crezca, y es por eso que queremos esparcir la semilla de la innovación por todo el territorio, porque como dice Xavier Marcet, ‘No hay innovación sin riesgo, pero el gran riesgo es no innovar’», añadía.

La consejera. El Instituto Tecnológico de Aragón depende de la consejería de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, cuya titular, Maru Díaz, participó en la primera sesión de Innoruta en Monzón. Ahí recordó que «nos encontramos ante un nuevo paradigma económico, social y tecnológico, precipitado por la crisis sanitaria, que nos obliga a reinventarnos para poder adaptarnos a esta nueva realidad y aprovechar las oportunidades que de ella se derivan». Y añadió: «Sabíamos que íbamos hacia una digitalización de la sociedad en su conjunto, pero la crisis de la covid-19 ha supuesto un auténtico empujón de este proceso». El ritmo de los tiempos, dijo también, «hace imprescindible que desde las instituciones apoyemos sin fisuras esta etapa de desarrollo exponencial de las TIC, esa hiperconectividad social hacia la que avanzamos, no solo no poniendo trabas a las mismas sino favoreciendo su asentamiento». Yde eso va Innoruta, zanjó, de esa industria que «por su sector, campo de actividad, nivel de desarrollo y situación geográfica, entre otros aspectos, pueda precisar de ese pequeño empujoncito institucional para innovar». 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión