Despliega el menú
Economía
Suscríbete

entrevista

Carlos Relancio: «El mundo va hacia la electrificación y las petroleras lo han visto»

El director de Energía Renovable del grupo petrolero portugués Galp habla de los proyectos de la compañía en una línea de negocio de futuro.

Carlos Relancio, en una reciente visita a Zaragoza.
Carlos Relancio, en una reciente visita a Zaragoza.
Oliver Duch

Viene a Zaragoza, su ciudad, y por motivos profesionales. ¿Cómo se siente?

Muy bien. Estudié en la Facultad de Económicas y Empresariales de la Universidad de Zaragoza y después de unos años aquí, me fui. Hace año y medio me incorporé a Galp para dirigir el área de renovables a nivel mundial –tanto solar, como viento, almacenamiento–. Y la primera operación que hicimos fue la compra de los activos de ACS, los de Cobra, y curiosamente de los activos en operación que adquirimos el 70% están en Aragón. Fue casualidad y me dio todo el gusto del mundo.

Para el público en general Galp es conocida por sus gasolineras y con un peso creciente en España en los últimos años.

Galp hizo una gran operación hace unos años en la que adquirió 600 gasolineras e hizo un gran despliegue comercial. Hace dos años la compañía decidió que el camino hacia la transición energética es absolutamente inevitable y crea una nueva división de negocio, de renovables y nuevos negocios. La operación del año pasado de Cobra fue una señal muy fuerte al mercado de que habíamos llegado para quedarnos. Cuando hicimos esa operación nos convertimos en los mayores generadores de energía solar en España y hoy estamos entre los tres primeros.

¿Qué supuso la compra a ACS de esos activos?

Una aceleración del proceso de transición energética de Galp. Una apuesta muy fuerte de la compañía. No es lo mismo crear una división que crezca poco a poco, con los años, que hacerlo así. Es como decir que hemos tenido un hijo que ha pesado 20 kilos al nacer.

¿Qué planes de crecimiento tiene Galp en Aragón?

Actualmente tenemos unos 725 megavatios generando, que han supuesto una inversión de 500 millones de euros y lo que tenemos encima de la mesa, me refiero a que somos los propietarios de los activos –son activos que ya tienen licencia de interconexión, tienen los terrenos asegurados–, nos hacen hablar de duplicar. Invertir 500 millones más.

¿En fotovoltaica, eólica?

Mayoritariamente fotovoltaica.

Muchas petroleras han girado hacia las renovables. Hoy están dirigiendo sus inversiones hacia ahí. ¿Qué ha pasado?

Al final, las petroleras son compañías de energía y el mundo está girando hacia la electrificación. El mundo es cada vez más eléctrico y desde los vehículos hasta las casas hay una electrificación de la economía que evidentemente las petroleras, como empresas energéticas que son, lo han visto. Lo han visto en un momento en el que las renovables representan la tecnología más competitiva y la que más económicamente se puede generar. Es la ecuación perfecta, la tormenta perfecta. Las petroleras tienen la suerte, la capacidad, de ser empresas grandes, con mucho balance, muy creíbles sobre todo para las instituciones financieras, y en este sector es fundamental su apoyo.

¿Cuál es la apuesta en hidrógeno de Galp?

En primer lugar, somos el mayor consumidor de hidrógeno de Portugal. Por tanto somos un cliente natural de lo que llamaríamos el hidrógeno verde. El hidrógeno es parte de la estrategia de transición energética de la compañía. Ya tenemos encima de la mesa proyectos que se irán anunciando.

En hidrógeno y en otros vectores energéticos lo más caro es el almacenamiento.

Estamos ahora en fase de ingeniería para instalar antes de que acabe el año plantas de almacenamiento en nuestras plantas fotovoltaicas. Las renovables han ganado la batalla del coste y ahora hay que ganar la batalla de la gestión, y ahí está el almacenamiento. Yo creo que no más tarde de dos o tres años no existirá una planta fotovoltaica o eólica que no lleve incorporada una planta de almacenamiento en mayor o menor medida. Con la penetración de tantas renovables, que al final son intermitentes, el sistema te obligará a que tú regules, a que estés garantizando que cuando se necesita esos electrones realmente puedan ser despachados.

En el paquete gordo de las ayudas europeas la transición energética es uno de los cuatro ejes principales. ¿Cuánto puede ayudar eso a los planes que tienes entre manos?

Yo creo que mucho, si bien nosotros estamos mirando al mercado con nuestros propios medios. Creo que Europa está marcando una clara señal de por donde quiere que se dirija la recuperación económica, está apostando por el empleo verde, y eso es muy bueno. Es tremendamente alentador que después de una crisis como la que ha pasado la Comisión Europea decida que el camino para la recuperación es la creación de empleo verde. Pero en nuestro caso todos los anuncios que hacemos, todas nuestra previsiones de inversión, las hacemos con nuestros medios. Si alguien viene y nos ayuda, fenomenal, pero tenemos fuertes previsiones. El 30% de la inversión prevista de Galp irá a renovables.

¿Cuánto ha afectado a Galp la crisis económica causada por la covid?

La crisis ha creado en Galp dos efectos. Uno, se han ralentizado las inversiones en la parte oil (petróleo) y se han acelerado las inversiones en la parte renovables. Eso ha sido uno de los grandes impactos. Evidentemente hemos sufrido, han sufrido los ‘cash flow’, como todas las compañías a nivel mundial, pero yo me quedo con eso. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión