Despliega el menú
Economía
Suscríbete

automoción

La planta de Figueruelas fabrica ya piezas para otras ocho factorías de Stellantis

Palomar (Argentina) incluye en sus coches componentes producidos en Zaragoza, al igual que centros de Francia, Eslovaquia y España.

Fabricación de componentes en la planta de Opel España, del grupo Stellantis, en Figueruelas
Fabricación de componentes en la planta de Opel España, del grupo Stellantis, en Figueruelas
Guillermo Mestre

La nave de Prensas de la planta de Opel España en Figueruelas ha sido siempre uno de los activos más valiosos de este centro productivo. Lo fue mientras formaba parte de General Motors (con envíos a Alemania) y lo vuelve a ser entre las factorías de PSA, firma francesa ahora integrada en el grupo Stellantis. Desde estos días de verano, de la fábrica aragonesa salen piezas para vehículos que se producen en Palomar (Argentina), de modo que ya son nueve las factorías –entre ellas la de Zaragoza– que incluyen en los modelos que ensamblan componentes que se fabrican aquí.

La planta de Villaverde (Madrid) recibe desde el otoño pasado 45 referencias distintas en paneles exteriores e interiores para el Citroën C4, piezas como laterales, puertas, marcos de ventanas, portones, aletas y techos, según información facilitada por Stellantis. El segundo modelo que ensamblará este centro incluirá también estos componentes, así como las versiones eléctricas de los dos vehículos.

Asimismo, la propia factoría madrileña, así como las de Vigo, las de Trnava y Tichy (en Eslovaquia), las de Poissy y Mulhouse (Francia) y la de Kénitra (Marruecos), reciben hasta 80 referencias de piezas interiores, en este caso para el piso trasero (plataforma), producidas en la planta de Figueruelas.

La fábrica zaragozana se ha afianzado en PSA como proveedora de estos componentes producidos en su nave de Prensas para plantas del grupo francés ya desde agosto de 2019, según informaron directivos de la compañía en noviembre de ese año, que dieron cuenta de las mejoras del centro productivo zaragozano en todo lo relacionado con la industria 4.0, con más automatización en los procesos. Esa puesta a punto fue posible gracias al paquete inversor de 250 millones de euros en la factoría materializado por la multinacional francesa (4 millones cofinanciados por el Gobierno de Aragón) entre 2018 y 2021.

Planes de producción

Mientras tanto, la fábrica de Opel España se sigue viendo muy afectada por la crisis en el suministro de semiconductores procedentes de Asia para sus vehículos. Esta semana, la planta zaragozana, que ensambla los modelos Corsa, Crossland y Citroën C3 Aircross, solo producirá en lunes y martes. La fabricación se reanudó en el turno de noche del domingo al lunes y las dos líneas (la 1, por la que discurren los SUV o ‘todocaminos’ y la 2, la del Corsa) produjeron ayer y lo harán hoy. Para mañana miércoles, el jueves 1 y el viernes 2 estaban señalados ya paros productivos.

La dirección de la factoría aragonesa, asimismo, comunicó ayer a los representación de los trabajadores que señalaba paro productivo para el lunes 5 de julio en ambas líneas (el domingo 4 en el turno de noche) y que respecto a la reanudación de la fabricación ese lunes 5 a las 22.00 se haría una comunicación «tan pronto como sea posible, no más tarde del viernes 2 de julio a las 18 horas».

Ante esta situación, los sindicatos asumen que los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) que están en curso en la actualidad en todas las factorías del sector, tanto de los fabricantes como de las de la industria auxiliar, serán insuficientes. «La falta de microchips nos va a costar más coches que la crisis originada por la pandemia», apuntó a este diario días atrás Juan Arcéiz, responsable de Industria en UGTAragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión