Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Cómo y cuándo cancelar un seguro

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) detalla los plazos, requisitos y posibles situaciones a la hora de efectuar este trámite.

Firma de documentos.
Firma de documentos.
Pixabay

Cancelar un seguro es un acto que debe hacerse a conciencia, con la mayor claridad y sin dejar flecos. Hay que exigir constancia de ello y conservarla, a fin de poder reaccionar a malentendidos, requerimientos de procesos inacabados o cualquier otra circunstancia lesiva a los intereses del asegurado. 

Hay que cancelar la póliza, pero no de cualquier modo:

  • Se necesita un canal que permita el registro de la solicitud y la recepción por parte de la aseguradora; esto es, un acuse de recibo al uso o una confirmación digital de la recepción por parte de la empresa.
  • Los plazos legales son estrictos: la notificación de que la persona asegurada no se quiere seguir con la póliza debe hacerse al menos un mes antes de que venza el contrato. Si es la empresa la que rompe el acuerdo, el plazo debe ser de dos meses antes.

Cómo hacer para cancelar un seguro

Hay varios modos de abordarla, y la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) los detalla así:

  • Por escrito. Redacta tu solicitud de baja, entrégala por duplicado en la oficina de la aseguradora (o del mediador) y pide que te sellen tu copia y le pongan fecha. Esta es la mejor manera de dejar constancia. En caso de que la entidad se niegue a recibir la solicitud o a poner sello o fecha en la copia, pide una hoja de reclamaciones, explica que la entidad te ha rechazado la cancelación y adjunta la solicitud de baja rechazada a la reclamación.
  • Por burofax. Se puede hacer de manera presencial u online. Este sistema de envío a través de Correos asegura la comunicación fehaciente. El receptor debe firmar, confirmando la recepción del documento. Esta operación deja registro por defecto y tiene un coste de 8,59 euros.
  • Por correo electrónico. Expón tu solicitud vía correo electrónico con acuse de recibo. Si no lo obtienes, ya sea por error o falta de intención de la aseguradora, el proceso no concluye adecuadamente.
  • Por teléfono. Lo mejor en caso de que decidas llamar es grabar la llamada. De esta manera podrás solicitar la baja por teléfono y queda registrada la solicitud en la grabación. No hace falta que avises de que vas a grabar la llamada.
  • A través de un formulario web. Es posible que la entidad te pida que rellenes un formulario. En este caso, graba la secuencia de pantallas o haz capturas que confirmen que hiciste el proceso en su web.

Hay otros detalles que conviene tener en cuenta. Los contratos de seguros suelen tener una duración de un año y renovación automática al final de cada periodo; por eso es fundamental estar atento a los plazos descritos si se quiere cancelar de manera eficaz. Si el motivo de la cancelación es cambiar a otro seguro, hay que contratar la nueva antes de cancelar la vieja, sobre todo si se trata de seguros de vida o salud.

Si se contrata un seguro por vía telefónica, hay 14 días para cancelarlo y se devuelve la prima no consumida. No es posible cancelarlo en este plazo si la duración del seguro es inferior a 14 días naturales, si es un seguro de viaje de duración inferior a un mes o un seguro obligatorio. Si el seguro es de fallecimiento o ahorro, se pueden cancelar antes de que pasen 30 días desde la recepción de la póliza. La prima que se paga depende del riesgo de que pase algo malo con el objeto o la situación asegurada. Otro caso delicado es la conclusión de un préstamo con una entidad bancaria; una vez devuelto por completo, si el seguro que lo cubría sigue vigente, puedes cancelarlo y tienes derecho a recibir parte de la prima no utilizada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión