Despliega el menú
Economía
Suscríbete

economía

Crisis del 'fotomatón' y el sector de la fotografía: "Si nos quitan las fotos del DNI nos van a hacer polvo"

Los profesionales alertan de que el cambio que prepara el Gobierno por el que las fotos de carnet se harán en las comisarías puede suponer el cierre de numerosos estudios y el fin de las cabinas.

Myriam Navarro, de Foto estudio Navarro en Zaragoza.
Myriam Navarro, de Foto Estudio Navarro en Zaragoza.
Guillermo Mestre

La crisis del fotomatón y los estudios de fotografía por el futuro cambio en las fotos de carnet del documento nacional de identidad (DNI), que pasarán a hacer las comisarías, ha llegado esta semana a la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. Ante una pregunta del PNV alertando de la amenaza que supone la decisión para estos profesionales, aún sin fecha, el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, ha defendido que la modificación que incluye el nuevo DNI digital, 4.0, permitirá rebajar su precio para el ciudadano y ha calculado que el sector de la fotografía solo notará una bajada del 10% en sus ingresos.

Sin embargo, los profesionales de la fotografía y las empresas que gestionan 'fotomatones', en pie de guerra desde que en noviembre se anunció la medida, elevan esta cifra a una caída del 25% de media y del 80% para los negocios situados junto a las comisarías, según los cálculos de la recién creada asociación Eufoto. Ello se suma a la crisis que arrastran en los últimos años con el intrusismo y la añadida desde el año pasado por la suspensión de celebraciones debido a la pandemia de covid-19

Además, la citada asociación nacional entiende "que un ciudadano se ahorre 7 euros cada 10 años, no tiene repercusión económica" para el cliente. Sin embargo, puede llevar al cierre de "innumerables negocios" que no soporten una mayor caída de los ingresos. El sector lleva desde los orígenes del DNI, hace más de 75 años, encargándose de las fotos que lo acompañan. Está formado por 3.500 establecimientos que generan 8.000 empleos en España.

Primero, las del carnet de conducir

"Ya nos quitaron las fotos del carnet de conducir, porque en la mayoría de los sitios te las hacen en los reconocimientos médicos. Si nos quitan las fotos del DNI nos van a hacer polvo", advierte Miryam Navarro, desde Foto Estudio Navarro, abierto en 1988 por su madre en  el barrio zaragozano del Arrabal. Su estudio se encuentra justo al lado de una comisaría de Policía. Confiesa que los clientes que acuden a hacerse fotos para renovar el carnet son de los pocos que quedan "en el día a día". Las celebraciones se centran en unos meses del año y con el coronavirus casi han desaparecido.

"Para nosotros es muy importante porque un 35% o 40% de nuestros ingresos son por del DNI", asegura Isabel Werner, de Pokys Estudio en el barrio de La Jota, donde trabaja con José Manuel González, que lo fundó hace 40 años. Considera que si se implanta en agosto junto con el nuevo DNI va a ser un "hachazo" para los profesionales y augura cierres.

"El negocio de las bodas ha ido cayendo en picado, no solo por la pandemia sino porque hay mucho intrusismo laboral", reconoce Navarro. Ahora, con la crisis sanitaria no se hacen tantas bodas ni con tanta gente. La pandemia ha sido "un antes y un después", apunta Werner. "Nosotros hacemos mucho evento y todo eso se paralizó y al estudio han venido cuatro porque la gente tiene miedo", señala, aunque se trabaja con todas las medidas de prevención de contagios.

"No se valora tanto si es un buen fotógrafo sino el precio", lamenta Navarro, sobre los reportajes que se encargan a familiares o conocidos no profesionales desde la generalización de las cámaras digitales.

La asociación de fotógrafos y profesionales AFPA Aragón, unida a Eufoto, calcula que en la comunidad se realizan alrededor de 165.000 DNI y pasaportes al año. "A una media de 6 euros las fotos, sería sobre un millón de euros lo que pierde el sector", estima su presidente, Salvador Palos. Considera que cada estudio obtiene una media de 150 a 180 euros mensuales por las fotos de carnet, unos ingresos que "aunque no son altos, sí son necesarios". En España se tramitan siete millones de carnets y tres millones de pasaportes al año.

La decisión del Gobierno supondrá el "cierre inmediato" de las cabinas conocidas como 'fotomatón'

Eufoto ya habla de que el comercio y la industria fotográfica quedarán "en riesgo de extinción" por el nuevo DNI. La patronal, de la que forman parte desde estudios a multinacionales de la impresión fotográfica, estima que el volumen de negocio de las fotos del DNI alcanza los 45 millones de euros al año en España. La decisión del Gobierno supondrá el "cierre inmediato" de las cabinas conocidas como 'fotomatón', dedicadas exclusivamente a este tipo de fotos y que ya atravesaban una época complicada.

DNI europeo 4.0

El nuevo modelo de DNI se ajusta a las exigencias marcadas por la Unión Europea y se financia con fondos comunitarios. Desde las empresas ven un "absurdo contrasentido" en que las ayudas europeas sirvan para "hundir un sector". Entre las razones del cambio se apunta a la necesidad de reforzar la seguridad, pero los profesionales señalan que el funcionario "siempre verifica la fotografía y los datos con la persona". Piden que se siga el ejemplo de países como Francia, donde el gobierno ha desarrollado con el sector sistemas seguros basados en las nuevas tecnologías.

"No sé si va a ser mayor o menor coste porque mucha gente se va a quedar sin trabajo. Y no solo el fotógrafo, sino el papel, las impresoras. Igual era más fácil que bajaran el coste del DNI", plantea Werner.

"No solo es perder la foto de DNI. Mucha gente va a dejar de entrar, de ver y de consumir"
José Manuel González e Isabel Werner de Pokys Estudio.
José Manuel González e Isabel Werner, de Pokys Estudio.
Pokys Estudio

Si se sigue adelante con la decisión "no solo es perder la foto de DNI. Detrás hay muchas cosas, haces que el cliente venga a tu estudio, vea cosas y se plantee otras. Mucha gente va a dejar de entrar, de ver y de consumir", lamenta Werner. 

Navarro coincide que los carnets "arrastran" otro tipo de ventas. "Viene una persona a hacerse unas fotos para el DNI que no se acordaba que necesitaba un marco y te compra, o coge un reportaje", pone como ejemplos. Fuera del DNI, las fotos de carnet solo se piden para las matrículas de los colegios o las orlas de los institutos.  "El resto del año no viene tanto la gente porque ha sufrido mucho económicamente", apunta sobre la actual crisis. Por ello, sin las fotos de carnet teme que pasarán a ser un sector "casi olvidado".

Desde Eufoto se muestran dispuestos a invertir para llegar a un modelo que les permita seguir trabajando. La fotógrafa zaragozana asegura que "estamos al tanto con las últimas tecnologías", y pide "que sigan contando con nosotros". En caso contrario la medida "va a hacer mucho daño", advierten desde Pokys Estudio. Navarro confiesa que el sector se encuentra "bastante asustado" porque el cambio llega en un momento en el que están "tocados" y "casi hundidos". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión