Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Tercer Milenio

el exprés

Tecnología pionera para la e-bicicleta

La aragonesa Bikone desarrolla con el apoyo de Itainnova un potenciómetro para bicicletas eléctricas, de ocio y competición.

Alberto Franco, Laura Ballester, Javier Salvador, Luis Esteve. Bikone ha tenido un buen respaldo con una subvención del CDTI y ahora con Itainnova. Salvador confía en que a finales de años seas seis los miembros del equipo de la empresa.
Alberto Franco, Laura Ballester, Javier Salvador, Luis Esteve. Bikone ha tenido un buen respaldo con una subvención del CDTI y ahora con Itainnova. Salvador confía en que a finales de años seas seis los miembros del equipo de la empresa.
Bikone

Rodamientos. Javier Salvador es un ingeniero de Zaragoza forjado como profesional en la empresa aragonesa Fersa Bearings, especializada en el desarrollo y fabricación de rodamientos para camiones y automóviles que ha ampliado su actividad también a los aerogeneradores. Cinco años después de trabajar en la planta de Fersa en el polígono Plaza, Salvador se fue expatriado en 2015 a China, a la factoría que la compañía tiene en la localidad de Jiaxing. Volvió en 2018 y decidió crear su propio proyecto con el apoyo de la empresa, al unir dos de sus «pasiones», según relata: los rodamientos y la bicicleta. Así nació una ‘start up’ cuyos inicios se enfilaban hacia los rodamientos para estos vehículos de dos ruedas que luego se ha centrado en tecnología de piezas de tecnología pionera para bicicletas eléctricas, es decir, las e-bicicletas.

Bikone. La joven empresa creada se llama Bikone y diseña y desarrolla productos de altas prestaciones y calidad para el sector de la bicicleta, con potencial de futuras aplicaciones a otros sectores. Trabajan en un espacio alquilado a Fersa en su sede zaragozana y la fabricación la subcontratan a la filial del grupo de rodamientos ubicada en Steyr, Austria, NKE. Su especialidad son los sensores para bicicletas eléctricas y los potenciómetros para las bicicletas de competición. Con un contrato con la multinacional alemana Malle venden a todas las marcas premium, un buen logro. Países europeos y Estados Unidos son sus mercados.

Bonos tecnológicos. Bikone ha conseguido desarrollar nuevos productos con el concurso del Instituto Tecnológico de Aragón (Itainnova), impulsando su proyecto en el marco de la convocatoria de los denominados bonos tecnológicos, dentro de las propuestas de recuperación en economía productiva, incluidas en la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica, impulsada por el Ejecutivo aragonés. Los bonos, lanzados por Itainnova en el verano de 2020, son ayudas económicas que se ofrecen en forma de descuento para el desarrollo de productos tecnológicos junto al instituto que dirige Ester Borao.

El aval de itainnova. «Desde el inicio del proyecto –PM812– contamos con la colaboración de Itainnova. Ya había trabajado anteriormente estando en otras empresas y fue muy sencillo continuar esa relación con el equipo», señala Javier Salvador. «Con el producto desarrollado hemos conseguido cumplir los requerimientos de nuestro cliente, que eran muy exigentes a nivel de especificaciones y certificación, y el apoyo de estos bonos nos ha permitido hacerlo más accesible para una empresa como nosotros, que estamos empezando», añade. «El sensor PM812 es un producto que puede calcular la fuerza en tiempo real que está aplicando el ciclista en ambos pedales», explica. «Hasta ahora, la asistencia de las bicicletas eléctricas (EPAC) se basaba en la cadencia para regular la fuerza del motor, pero es una tecnología poco precisa. Con nuestro sensor se consigue mejorar la experiencia de usuario haciendo más reactiva esa ayuda y mejorando la vida de la batería al adaptar la potencia al uso puntual del usuario», indica. Asimismo, Salvador argumenta que «también tiene un uso en bicicletas de competición, para los usuarios que quieren mejorar su rendimiento. Entrenar por vatios es una nueva tendencia en el ciclismo y nosotros vamos a ser los primeros en integrar esta tecnología es un 'pedalier' de bicicleta». En cuanto a los resultados, indica que «al comienzo del proyecto planteado en el programa Bonos, Bikone disponía de un prototipo de potenciómetro para bicicletas y con el proyecto se ha logrado mejorar la precisión y funciones, obteniendo un nuevo producto más competitivo y completo».

Modelo 3D. Fuentes del Instituto Tecnológico de Aragón precisaron que en sus instalaciones se realizó el desarrollo de un prototipo virtual a través de un modelo dinámico 3D, capaz de transformar las cargas aplicadas al sensor en una fuerza efectiva ejercida por el ciclista con el fin de obtener la potencia con la mayor precisión posible. Y también se evaluó el prototipo desde el punto de vista de la compatibilidad electromagnética (EMC). Javier Salvador, que ya sabía de la forma de trabajar en Itainnova, está muy satisfecho con el trabajo que se ha hecho con su proyecto: «Las empresas como Bikone necesitamos un soporte  que a veces son tareas complejas a largo plazo y otras ayudas muy puntuales y urgentes. Hemos encontrado en Itainnova un socio que se ha adaptado a esas necesidades. En una región donde la mayoría de las empresas son pequeñas pymes o empresas familiares, y es una condición necesaria contar con un centro tecnológico de referencia para apoyar la falta de capacidad tecnológica. Ahí Itainnova cumple con éxito esa labor».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión