Economía
Suscríbete por 1€

empresas

Adient da marcha atrás en el cierre de la planta de Calatorao y la plantilla se felicita

Renuncia al expediente de regulación de empleo que había planteado para mano de obra indirecta y personal de oficinas, unas 46 personas, y descarta trasladar al personal de mano de obra directa a Alagón y Pedrola. La empresa da la razón así a los trabajadores, según el comité integrado por CC. OO. y CGT

Concentración trabajadores Adient en Calatorao
Concentración de trabajadores de Adient en Calatorao.
MACIPE

Pocas veces, ante un conflicto laboral, la compañía da marcha atrás, pero es justo lo que hizo ayer Adient, proveedora de automoción. «Analizando la petición que se ha planteado y que es objeto de la huelga –que la empresa reconsidere su decisión de cerrar el centro de Calatorao, Adient ha decidido detener el plan de cierre y explorará otras oportunidades de ahorro de costes que son críticas para que el negocio siga siendo competitivo en el futuro». Estas eran las palabras de renuncia a sus pretensiones por parte de la multinacional que fabrica la estructura metálica de los asientos para distintos fabricantes como Renault o el grupo Stellantis, y que quedaron recogidas en un documento rubricado a las 00.09 horas del miércoles en el SAMA, donde se llamó a las partes ‘in extremis’ para frenar la huelga indefinida contra la decisión comunicada a la plantilla el 14 de mayo.

«La empresa acepta el planteamiento que se ha formulado y deja de tramitar la reubicación de personal y tampoco continúa ni siquiera con el procedimiento del artículo 41 del Estatuto de los trabajadores de modificación sustancial de las condiciones de trabajo, ni con el procedimiento del expediente de regulación de empleo (ERE) del que se solicitó su anticipación», añade el texto.

La necesidad de desconvocar la huelga indefinida con carácter inmediato en la fábrica de Calatorao ya que algunos de los constructores como Renault con los que tienen contratos de suministro ya no tenían material para proveer las líneas de montaje parece haber influido mucho en la decisión de Adient de dar marcha atrás. Una noticia con la que amanecieron muchos trabajadores de Valdejalón, que tuvieron que volver a sus puestos, la mayoría en el turno de mañana, porque en el de la noche hubo menos tiempo de reaccionar.

La plantilla de Calatorao se felicitaba ayer por esta renuncia de Adient a cerrar su centro de trabajo y reubicar a la mano de obra directa en las fábricas que tiene en Alagón y Pedrola, así como a aplicar el ERE para extinguir 46 puestos de mano de obra indirecta y de oficinas en la fábrica del municipio zaragozano.

«Saludamos la decisión de permanencia de la planta y felicitamos a los trabajadores porque tenían razón: no era necesario este plan de cierre», manifestaba ayer la federación de Industria de CC. OO. Aragón, a través de un comunicado. Además, reconocía que «algo se ha hecho mal en este proceso por parte de la dirección de Adient: o se ha intentado engañar a los trabajadores y no era necesaria esa decisión o aquí hay algo que no cuadra o que al menos no cuadra hoy». En este sentido, el sindicato recomendaba a «la empresa hacer algo que «no hizo: haber escuchado a los representantes de los trabajadores antes y no después de acometer semejante decisión, trasladada para más inri con una carta».

Para CC. OO. «la plantilla reaccionó de la única forma posible que podía reaccionar intentando parar esa decisión mediante la huelga. O se reaccionaba pronto o habría poco que decir».

Desde CGT enviaron también un comunicado de enhorabuena a la plantilla al considerar que la empresa le ha dado la razón de que el cierre de Calatorao, un centro rentable, no era preciso. «Toca felicitar a todos y todas las trabajadoras y trabajadores del centro de trabajo de Adient Automotive en Calatorao. Aquí seguimos, como hasta ayer, y como esperamos seguir durante mucho tiempo», decían. A la par, agradecían a vecinos, familias y ayuntamientos su «solidaridad» por el mantenimiento de la industria en «eso que llaman la España vaciada». Y pedían mantenerse alerta porque «las amenazas son constantes». 

Alegria y satisfacción en Calatorao por la "buena noticia"

«Es una muy buena noticia, porque de pensar que se iba y cómo se quedaba el pueblo», reconocía Pilar García, trabajadora e integrante del comité de empresa que ha pasado tres jornadas intensas de negociación en el SAMA. «Lo hemos conseguido con la fuerza de todos. La huelga ha sido un éxito total y porque somos una familia», remarcaba esta vecina del municipio.

 «Se abren muchas esperanzas. En el futuro no sabemos lo que vendrá, pero por lo pronto tenemos la empresa aquí y eso hace una semana no lo podíamos decir», añadía García. Una vez alcanzado el acuerdo, todo el mundo volvió a su puesto, recordaba: «Llegué a la 1.30 de la madrugada y a las 6.00 estaba allí. 

El sentimiento era el mismo en el Ayuntamiento. «Es una satisfacción y una alegría por ver lo que han conseguido los trabajadores», subrayaba el primer edil, David Felipe. Así, la semana que viene está prevista una reunión entre el Consistorio y representantes de Adient para dar forma a un convenio que recoja la propuesta lanzada para bonificar el alquiler de las naves, impuestos locales y posibles inversiones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión