Despliega el menú
Economía
Suscríbete

La luz bajará al menos dos euros al mes en junio, y solo caerá más si los hogares cambian de hábitos

Competencia calcula un ahorro de hasta 300 euros si no se usan todos los aparatos a la vez y una rebaja del 95% si se consume en horas valle.

Es recomendable aprovechar las horas más baratas de consumo energético.
Es recomendable aprovechar las horas más baratas de consumo energético.
Pixabay

Son más de 8.760 horas las que tiene un año completo. 8.760 tramos en los que el consumidor tendrá que estar pendiente a partir del 1 de junio para ahorrarse unos euros en la factura mensual de la electricidad. Incluso quienes no hagan nada, esto es, quienes sigan con sus mismos hábitos como hasta ahora, podrán beneficiarse de una reducción del 3,4% en el conjunto del recibo. Esto es, para una factura media de 60 euros (para un hogar con una potencia de 4 kw y un consumo de 350 kwh al mes), ahorrarán unos dos euros entre 19 millones de hogares.

Esa es la estimación que ha elaborado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en los cálculos realizados con la nueva facturación eléctrica que supone la distinción de tres grandes tramos horarios de consumo; y dos de potencia. Este abaratamiento previsto responde a una reducción de un 68% en la parte regulada del recibo (los peajes -redes y distribución- y los cargos -primas a las renovables, sistemas insulares y déficit-), que representan la mitad del recibo; otro 24% corresponde al coste de la energía; y el 21%, a impuestos.

El ahorro mínimo calculado por Competencia responde a una vivienda que no modifique sus hábitos. Sin embargo, el objetivo es que cada hogar tenga "comportamientos eficientes", indican desde la institución. Esto es, que consuma luz en aquellos periodos que sean más baratos. "Se busca que el consumidor sea parte de este proceso de descarbonización de la economía", indican desde la CNMC.

Habrá tres tramos de consumo: 'punta', el más caro, entre las 10.00 y las 14.00 y las 18.00 y 22.00; el 'llano', intermedio, entre las 8.00 y las 10.00, las 14.00 y las 18.00 y las 22.00 y 0.00; y 'valle', el más barato, entre la medianoche y las ocho de la mañana, además de todo el fin de semana y los festivos.

Para rizar el rizo, habrá dos nuevos periodos de potencia: la 'valle' irá de las 0.00 a las 7.00, mientras que la 'punta' será de 8.00 a las 24.00. En el caso de los fines de semana y festivos, el término potencia será 'valle' todo el día.

Sin embargo, la puesta en marcha de esta nueva factura tiene tantos matices como horas rellenan un día. Primer 'pero': los consumidores que ya estaban acogidos a la conocida popularmente como tarifa nocturna (discriminación horaria) pagarán unos dos euros más al mes con respecto a lo que abonaban hasta ahora.

Nuevas formas de vida

Con la puesta en marcha del nuevo sistema, ese cambio de hábitos precisa de modificar costumbres. Por ejemplo, desde la CNMC apuntan que si no se encienden varios aparatos a la vez (lavadora y cocina o plancha), ese hogar podría ahorrar hasta 300 euros anuales, lo que le permitirá ajustar la potencia contratada, o cargar el vehículo eléctrico por la noche. Y estiman que la luz en periodo 'valle' será hasta un 95% más barata que en los tramos elevados.

Otro ejemplo de este cambio de hábitos: si se desplaza el uso de un electrodoméstico que gasta mucho, como la plancha, del periodo más caro (el punta) al intermedio (el llano), el ahorro anual sería de unos 38 euros.

También aconsejan ajustar la potencia a la baja en los periodos punta y, al mismo tiempo, incrementarla en los horarios valle, trasladando un mayor uso de los electrodomésticos a esos horarios habitualmente más intempestivos en la vida cotidiana. Por ejemplo, si se trasladan 0,5 kw de la potencia contratada del 'punta' al 'valle' y, a la vez, el 10% del consumo a los horarios más baratos, puede suponer para el consumidor un ahorro del 7,5% en la factura. Para la media de 60 euros, serían 4,5 euros menos.

En la CNMC son conscientes de que este nuevo modelo de incentivar el consumo en diferentes horas puede suponer con el tiempo una modificación la curva de carga del sistema eléctrico, por lo que no descartan revisar en un futuro los periodos horarios. "El objetivo es que sea un proceso dinámico", señalaron las mismas fuentes, que, de todas maneras, afirmaron que no prevén grandes cambios en la curva de consumo en los próximos dos años. De hecho, no son tantos los hogares que han cambiado de hábitos tras las últimas modificaciones legales que también buscaban nuevas costumbres.

El ya de por sí complejo recibo será, en principio, más complicado

No son pocos los ciudadanos que desconocen cuál es la tarifa eléctrica que tienen, si disponen de descuentos o cómo funciona su recibo. A partir de junio, el sistema se hace más complejo precisamente para tratar de ahorrar unos cuantos euros a final de mes. Estas son las grandes cuestiones que no deben quedar en el olvido.

1 ¿Afecta a todos los hogares?

No. En principio, solamente a aquellas viviendas que tengan contratada la tarifa regulada (PVPC, Precio Voluntario del Pequeño Consumidor). Son unos 11 millones de titulares de contrato los que se ven sometidos a esta nueva factura horaria.

2 ¿Y si tengo una tarifa libre?

Las condiciones del contrato no cambian. Pero la comercializadora sí está obligada a incorporar las novedades en cuanto a la parte regulada de esos recibos, por lo que deberá comunicar a los clientes en qué medida cambia esa parte de sus recibos y, por tanto, cuánto pueden ahorrarse si también modifican sus hábitos diarios.

3 ¿Hay que firmar algo?

No. Los cambios para los clientes de PVPC se incorporan automáticamente a partir del 1 de junio. Por defecto, quienes no realicen ingún cambio, mantendrán la misma potencia contratada que tenían hasta ahora. Quienes sí quieran contratar los dos tramos de potencia (el barato y el caro) podrán hacerlo de forma gratuita dos veces al año.

4 ¿Debo cambiar de compañía?

En principio, no. Salvo que quiera hacerlo por alguna causa personal, la nueva factura de la luz no implica tener que contratar con otra empresa distinta, ni pasar al mercado libre obligatoriamente.

5 ¿Cómo será la factura que reciba a partir de ahora?

Distinta. El recibo que las comercializadoras emiten mensualmente sí incorpora cambios. En primer lugar, porque distinguirá entre peajes (los costes de la red) y los cargos (los asociados a determinadas políticas energéticas). Además, la empresa deberá facilitarle información sobre el uso eléctrico que ha tenido su hogar durante el periodo facturado. De esta forma, podrá comprobar sus costumbres y cambiarlas, si lo desea. Además, la CNMC va a incluir en su comparador (www.cnmc.es) la tarifa regulada junto al resto de opciones del mercado libre.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión