Despliega el menú
Economía
Suscríbete

economía

Rehabilitación de viviendas: ascensores, ventanas y reparaciones en fachadas, a la caza de ayudas

Administradores de fincas, constructoras y empresas de reformas notan que las subvenciones públicas animan las obras más necesarias y para las demás depende del "bolsillo" de los vecinos.

Viviendas rehabilitadas en Zaragoza.
Viviendas rehabilitadas en Zaragoza.
Guillermo Mestre

En las últimas semanas se han anunciado ayudas para la rehabilitación  tanto desde el Gobierno central, a través del plan estatal de vivienda, que cuenta con presupuesto por comunidades, como por el Ayuntamiento de Zaragoza, que ha firmado un convenio dirigido a reformas de comunidades y particulares, además de para impulsar el mercado del alquiler.

Los administradores de fincas, las constructoras y empresas de reformas notan que las subvenciones públicas animan las obras en las comunidades, aunque son conscientes de que la crisis económica que ha traído la pandemia de covid-19 hará que la decisión dependa del "bolsillo" de los vecinos.

"Había muchas actuaciones necesarias y hay rehabilitaciones que no podían esperar", afirma Ángel Calavia, secretario del Colegio de Administradores de Fincas de Aragón. Entre las obras más frecuentes cita las cotas cero necesarias para eliminar barreras arquitectónicas y las rehabilitaciones de estructuras por deficiencias o exigencias municipales.

El problema para los profesionales son las restricciones de aforo a la hora de celebrar reuniones de propietarios para tomar decisiones. "Desde hace un mes se permiten las reuniones con limitaciones del 30% de aforo y un máximo de 150 personas", apunta. 

Mejoras de accesibilidad por la covid

"Lo que más se solicitan son obras de cota cero, para gente que ha tenido que poner ascensor y lo ha bajado porque tenía un tramo de escaleras para acceder a él", señala Javier Casas, de JCS Obras y Reformas. Cree que las ayudas vienen siendo "un poco justas" para reformas de este calado. La necesidad habría aumentado con la pandemia porque "el covid ha dejado secuelas y hay gente que se ha quedado en silla de ruedas", por lo que necesitan mejorar la accesibilidad de las viviendas. 

"La ayuda viene, pero todo depende del bolsillo de cada comunero, pero hay fachadas que Urbanismo sí o sí va a reclamar que se rehabiliten", añade. Por ello, considera que habrá más actividad en obras más necesarias como la mejora de la accesibilidad y la reparación de fachadas, que en la eficiencia energética.

"Depende de la situación económica de los vecinos, pero muchas veces el edificio manda y si se tiene que hacer una actuación se hace, por ejemplo, si se está cayendo un forjado", añade Héctor Villa, de AVIR Obras y Servicios. Recuerda que los inmuebles antiguos tienen que pasar la Inspección Técnica de Edificios cuando cumplen 50 años y ese informe va al Ayuntamiento, que puede sancionar si hay incumplimientos. Luego se revisan cada 10 años. Hubo una ronda de revisiones en 2010, por lo que ahora esperan que muchos inmuebles antiguos tengan que pasar una de nuevo.

"Si hay vecinos que están sufriendo la crisis económica, su voto va a ser que no"

Sin embargo, Villa es consciente de que hay obras de envergadura que cuestan más de afrontar, incluso con ayuda, como el caso de la mejora de la eficiencia energética. "Cumplir realmente con las subvenciones implica subir dos escalafones en el certificado energético de la vivienda y para que surta efecto hay que hacer un sistema de aislamiento térmico exterior que es muy caro. No vale solo con cambiar las ventanas", matiza. Serían proyectos que rondarían los 100.000 euros. En estos casos las constructoras pueden ayudar a financiar la obra.

El constructor cree que se notará la mala coyuntura este año. "Si hay vecinos que están sufriendo la crisis económica, su voto va a ser que no", señala, a la hora de adoptar decisiones sobre comenzar obras en la comunidad.

En el caso de las ayudas dirigidas a los particulares, el interés por la llegada de ayudas lo empiezan a notar algunas empresas especializadas en el cambio de ventanas. "El año pasado hubo mucho interés cuando salió, para nosotros fue un 'boom' y ahora ya nos están preguntando para ver si salen las ayudas", aseguran desde Cerramientos Integrales. El ejercicio pasado se publicó una convocatoria de subvenciones del Gobierno de Aragón y otra del Ayuntamiento de Zaragoza. "Tienes que cumplir que las ventanas tengan calidad triple AAA, lo más alto en eficiencia energética en vivienda", señala. 

Desde otras compañías como Ventanas Zaragoza han tenido casos de clientes que han optado por no beneficiarse de la subvención porque el dinero que tenían que gastarse era mucho mayor al tener que instalar una ventana más cara para cumplir con los requisitos. "Mucha gente preguntaba, pero viendo las condiciones, no le encajaba", confiesan.

Ayudas del Ayuntamiento para la rehabilitación

Desde Zaragoza Vivienda, sociedad del Ayuntamiento de Zaragoza, han destacado en la presentación de la convocatoria de este año la "gran demanda de ayudas que se registraron el pasado ejercicio". Quienes se quedaron sin subvención por terminarse el presupuesto y cumplían los requisitos no tendrán que presentar la documentación otra vez este año ya que se han guardado fondos para ellos.

El presupuesto para rehabilitación en 2021 será de 7,1 millones de euros, de los que 4,5 millones se invertirán con cargo a la convocatoria del año pasado. El Ayuntamiento calcula que se podrán beneficiar 2.647 viviendas. Las solicitudes, a diferencia de años anteriores, se atienden por orden de presentación hasta que se agoten los fondos.

La convocatoria de Ayudas a la Rehabilitación para 2021 y 2022 del Consistorio zaragozano incluye cinco líneas, las tres primeras para llevar a cabo obras en edificios y el resto para pisos particulares:

Línea 1. Ayudas para obras integrales en edificios relacionadas con la eficiencia energética.

Línea 2. Obras puntuales en edificios relacionadas con la accesibilidad en edificios habitados por personas mayores de 65 años o personas con discapacidad mayor o igual al 33%.

Línea 3. Ayudas complementarias, de hasta 3.000 euros por vivienda, cuando la ayuda está vinculada con la Línea 1 y, hasta 1.500 euros, si la ayuda está vinculada a la Línea 2, para rentas limitadas a 19.771 de euros al año que se hayan acogido a las líneas 1 ó 2 en 2020.

Línea 4.1. Obras relacionadas con la eficiencia energética o accesibilidad en viviendas en la que residan personas con discapacidad igual o mayor del 33%, mayores de 65 años o menores de 40 años. En 2020 la edad máxima del colectivo joven se fijó en los 35 años y este se ha ampliado a los 40. La ayuda puede llegar a financiar hasta el 50% de la obra, con un máximo de 6.000 euros..

Línea 4.2. Obras en el interior de viviendas relacionadas con la eficiencia energética o accesibilidad de aquellas viviendas cedidas al programa de alquiler asequible Alquila Zaragoza (ALZA) para propietarios que decidan arrendar sus pisos en la bolsa de vivienda municipal. La ayuda puede llegar a financiar hasta el 50% de la obra, con un máximo de 6.000 euros.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión