Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Los españoles destinan cuatro de cada diez euros del salario al pago de impuestos

Un 39,4% del salario de los españoles se va al pago de IRPF y de las cotizaciones sociales, por encima del 34,6% de media en la OCDE.

Contribuyentes haciendo la declaración de la Renta.
Contribuyentes haciendo la declaración de la Renta.
Archivo

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) entierra con datos el argumento sobre que las empresas y los trabajadores españoles pagan pocos impuestos en relación con los países de su entorno. Como cada año, el organismo ha publicado su informe 'Taxing Wages', en el que analiza el peso del IRPF y de las cotizaciones sociales sobre el salario de los trabajadores. Y la conclusión con los datos de 2020 es clara: los trabajadores españoles destinan casi cuatro de cada diez euros de su salario al pago de impuestos, frente a los 3,5 euros de media en los países de la OCDE.

En total, la denominada 'cuña fiscal' que soportan los salarios españoles (por el efecto del IRPF y de las cotizaciones sociales), se situó en el 39,4% el pasado año, ligeramente por debajo del 39,5% del año anterior, pero todavía superior al 34,6% de la media de la OCDE (0,39 puntos porcentuales menos que el año anterior).

Cuando existen cargas familiares (por ejemplo, dos hijos), la brecha es aún mayor al rondar el 36,3% en España frente a una media del 28,9% en la OCDE, pues, según indican los expertos, este tipo de beneficio social es inferior en nuestro país.

Es decir, y volviendo a la referencia de un salario medio para personas sin hijos, la presión fiscal en España supera a la de otros países como Luxemburgo (37,5%), Estonia (36,9%), Holanda (36,4%), Noruega (35,8%), Dinamarca (35,2%), Irlanda (32,3), Reino Unido (30,8%) o superpotencias como Japón (36,9%) o Estados Unidos, donde la cuña fiscal es de las más bajas, al situarse en el 28,3%, solo por delante de Corea, Israel, Suiza, México, Nueva Zelanda y Chile, que presenta la cifra más baja con tan solo un 7% del salario destinado al pago de impuestos y cotizaciones sociales.

Reformas fiscales

Precisamente, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, centrará buena parte de su estrategia fiscal en una subida de impuestos a los más ricos para financiar programas sociales, con lo que, si la medida se pone en marcha este mismo año, es posible que EE. UU. escale posiciones en el ranking de la OCDE en los ejercicios siguientes.

En España, el camino de la subida impositiva también ha comenzado con el nombramiento de los 17 expertos que analizarán la próxima reforma fiscal. Patrimonio, Sucesiones y Sociedades son las tres figuras en la que se ha centrado el posible alza fiscal, ante la caída en la recaudación experimentada en los últimos años.

Los socios de Gobierno siempre han defendido que los españoles pagan menos impuestos que los países de su entorno. Algo que no se cumple con la media de la OCDE, pero sí si la cifra se compara con otros países como Alemania, Francia o Italia. En concreto, la cuña fiscal en el país germano es del 49%, seguida de Austria (47,3%), Francia (46,6%) e Italia (46%). El país en el que mayor porcentaje del salario se destina al pago de impuestos y cotizaciones sociales sigue siendo Bélgica, con un 51,5%.

Los datos de la OCDE reflejan, además, cómo esa carga fiscal ha caído en 29 de los 37 países analizados, tras un año marcado por las medidas para paliar el impacto, social y económico de la crisis sanitaria, sobre todo entre los colectivos más vulnerables. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión