Despliega el menú
Economía
Suscríbete

empresas

El diseño industrial en Aragón más allá de la moda, 30 años después

La presentación de un libro de Juan Manuel Ubiergo, director del CADI, permite conocer qué se ha hecho en la Comunidad en este ámbito en tres décadas.

El evento se celebró en la sede del CADI (antiguo Matadero de Zaragoza). En la foto, un momento de la intervención de Isidro Ferrer.
El evento se celebró en la sede del CADI (antiguo Matadero de Zaragoza). En la foto, un momento de la intervención de Isidro Ferrer.
Guillermo Mestre

Aragón ha consolidado en estos últimos 30 años una cultura del diseño como herramienta para la competitividad que ha posicionado muy bien a empresas de la comunidad autónoma de diferentes sectores en mercados muy diversos. Y eso ha sido posible, al menos en parte, por el buen funcionamiento del Centro Aragonés de Diseño Industriall (CADI), cuyo director, Juan Manuel Ubiergo, presentó ayer un libro que habla de lo que se ha hecho en estas tres décadas en una jornada con intervenciones de gran interés.

‘Érase una vez el diseño... Reflexiones de un adepto recalcitrante’ es el título de una obra que recoge mucho de lo que se ha hecho en la materia en esta región, incluida la proyección de expertos como Isidro Ferrer (premio nacional) y algunas de las actuaciones de empresas cuyos directivos intervinieron en el encuentro, que tuvo lugar en la sede del CADI, en Zaragoza (en el antiguo Matadero). Representantes de Enarco, Araven, Grandes Vinos y Viñedos, Atades, Pikolin, IDE Electric y Bitbrain, pusieron en valor la importancia de una actividad que ha ganado mucho peso en sus organizaciones en los últimos años.

«Cuando empezamos para mi el diseño era solo moda, no conocía el concepto, pero estamos donde estamos gracias precisamente al diseño», destacó María López, de la firma de neurotecnología Bitbrain. «En diseño industrial se pueden hacer muchas cosas, ahora en la empresa tenemos a 16 ingenieros industriales dedicados a esto», apuntó por su parte Raquel Montañés (IDE). «Diseño e innovación van unidos. El que no innove, no tiene futuro», dijo por su parte José Antonio Briz , de Grandes Vinos y Viñedos, quien destacó la importancia del diseño en sus productos. "Cuando uno consumo un vino tiene que tener sensaciones", recordó tras señalar la importancia de un buen envoltorio para llegar al mercado. En sentido, recordó cómo rompieron moldes en su empresa al vender vinos en una caja octagonal con seis botellas.

El evento fue inaugurado por Arturo Aliaga, vicepresidente y consejero de Industria del Gobierno de Aragón, quien se mostró convencido del papel que ha desempeñado el CADI para mejorar la competitividad de las empresas de la Comunidad, así como la economía circular, la comercialización y la salida al mercado de sus productos.

En el encuentro se presentaron las ayudas para promover el diseño industrial entre pymes y autónomos por parte del Ejecutivo aragonés, una línea que asciende a 200.000 euros

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión