Despliega el menú
Economía
Suscríbete

ARAGÓN

Solo un 10% de los cuidadores de dependientes no profesionales cotiza, aunque el Estado asume el pago de la cuota

El número de aragoneses que cotiza como cuidadores de dependientes no profesionales se ha multiplicado por seis en los últimos dos años, desde que se volviese a financiar estas cuotas.  

Hay 15.867 aragoneses que reciben una ayuda económica para ser atendidos en su hogar por algún pariente
Hay 15.867 aragoneses que reciben una ayuda económica para ser atendidos en su hogar por algún pariente
Heraldo.es

Un total de 1.732 aragoneses cotizan a la Seguridad Social como cuidadores de dependientes no profesionales, según los últimos datos publicados, el pasado 28 de febrero, por el ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Una cifra que se ha multiplicado por seis en los últimos dos años, gracias a que, a partir de abril de 2019, el Estado volvió a asumir el pago de las cuotas.

Sin embargo, estos 1.732 aragoneses suponen solo un 10% de los cuidadores de familiares dependientes, pues en la Comunidad aragonesa, según el ministerio de Derechos Sociales, hay 15.867 personas que reciben una ayuda económica para ser atendidos en su hogar por algún pariente. Y es que a pesar de que el Gobierno de Pedro Sánchez recuperó la iniciativa de financiar las cotizaciones a la Seguridad Social de este colectivo, no se ha logrado volver al nivel de afiliación que había antes de 2012, cuando el Ejecutivo de Mariano Rajoy eliminó el pago de las cuotas por parte del Estado.

Concretamente, a principios de 2012, en Aragón, había 3.641 aragoneses cotizando como cuidadores de dependientes no profesionales. O lo que es lo mismo, llegaba a un 27% de los cuidadores de familiares dependientes, ya que había, en ese momento, 13.523 personas que recibían una ayuda económica para ser atendidos en su hogar por algún pariente. Desde entonces, como estas personas debían asumir el pago de las cuotas, la afiliación cayó. Y en marzo de 2019 solo 259 aragoneses cotizaban como tal.

Ocurrió lo mismo en el conjunto del Estado donde se pasó de tener en 2012 a 175.239 personas cotizando en este convenio especial a 7.304 en marzo de 2019. Y tampoco la lenta recuperación es exclusiva de Aragón. Ahora, hay 61.019 españoles cotizando a la Seguridad Social como cuidadores de dependientes no profesionales. Es decir, que, aunque se ha multiplicado por ocho en estos últimos dos años, solo llega a un 13% de estos, pues 451.975 reciben una ayuda económica para ser atendidos en su hogar por algún pariente.

La falta de información parece estar detrás de este escaso alcance, pues actualmente solo 485 oscenses, 239 turolenses y 1.008 zaragozanos están adheridos a este convenio. Según las plataformas de defensa de la ley de Dependencia, “la mayoría de los cuidadores de dependientes no profesionales todavía cree que para cotizar deben pagar ellos mismos las cuotas de la Seguridad Social. Como ocurrió de 2012 y hasta 2019”.

El problema es que este desconocimiento afecta directamente a los cuidadores no profesionales, pues muchos de ellos se ven obligados a parar su vida profesional para dedicarse al cuidado de la persona dependiente y durante ese tiempo no cotizan. Lo que repercute, entre en otras prestaciones, en la futura jubilación. De hecho, esta medida se volvió a poner en marcha con el objetivo, según se explicó al presentarla, de “poner en valor la figura del cuidador profesional” y de terminar “con la brecha intolerable en las pensiones”, pues en mayor parte este colectivo está formado por mujeres.  

Bien es cierto también que para adherirse a este convenio, como bien especifica el ministerio de Seguridad Social, el cuidador no se puede encontrar “en situación de alta en cualquier régimen de la Seguridad Social a tiempo completo, desempleo o ser perceptor de determinadas prestaciones”. Es decir, que, por ejemplo, quedan excluidas las personas ya jubiladas, que en muchos casos son los que se hacen cargo de estos cuidados.

Aunque también es verdad que esto ya se tenía en cuenta y cuando se presentó la medida, que recuperaba el pago de las cuotas por parte del Estado, se esperaba que alcanzase a 180.000 cuidadores no profesionales en el conjunto del país. Es decir, a un 40%. De haber llegado a esa cifra, en Aragón se superarían los 6.300 beneficiarios.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión