Despliega el menú
Economía
Suscríbete

motor

Híbridos y SUV marcan la tendencia de futuro

El coche 100% de baterías «va muy lento y está aún en pañales»

Renault Arkana, el último SUV e híbrido del fabricante francés
Renault Arkana, el último SUV e híbrido del fabricante francés
Renault

Junto a la incertidumbre de la pandemia y de las restricciones de movilidad, el coche se enfrenta hoy a las dificultades que supone un cambio tecnológico de primera magnitud. La transición hacia el eléctrico para conseguir la descarbonización del sector es «necesaria, pero debería ser más gradual», afirma David Romeral, del CAAR. «El mercado español no está preparado en infraestructuras de recarga ni la población presenta aún el nivel adquisitivo para comprar vehículos 100% eléctricos», añade.

«Nadie sabe dónde estaremos en 10 años», señala Juan Aliende, de Ágreda Automóvil, aunque defiende «el diésel como el mejor carburante en la historia del coche». En lo que va de año, un 24% de los coches vendidos en España fueron de esta tecnología, frente a un 47% de gasolina. El resto fueron eléctricos puros o con algún tipo de electrificación (híbridos e hïbridos enchufables). En este 28,8% restante estaban también incluidos los automóviles que se mueven con algún tipo de gas (GNC o GLP).

El coche 100% de baterías «va muy lento y está aún en pañales», afirma Aliende, pero el híbrido enchufable –dotado de un motor de combustión y de otro eléctrico que permite ahorrar en ciudad y viajar sin problemas de autonomía– «sí es ya una solución de presente».

Por segmentos, pese a la caída generalizada, los SUV –modelos con estética todo terreno y algunas aptitudes para el campo– disminuyen también sus ventas, pero en menor medida que el resto.

A corto plazo, el futuro es hoy híbrido y SUV. Prueba de ello la ofreció el pasado martes Renault al anunciar que dentro de su plan de futuro fabricará cinco nuevos vehículos en sus factorías de España y los cinco serán híbridos y con carrocería SUV (Sport Utility Vehicle). Es, sin duda, la categoría de moda dentro del automóvil. En concreto, sus ventas representan en torno al 53% de cuota del mercado español.

En cuanto a la fórmula de comercialización, la mayoría de las marcas de automóviles ofrecen productos vinculados al pago por uso y a través de un crédito financiero. A diferencia del ‘renting’, la propiedad con estos sistemas de compra es del usuario. Es, por ejemplo, el caso del Renault Arkana, una de las últimas novedades del mercado presentada esta misma semana. Por supuesto, también SUV e híbrido, el modelo cuesta 25.750 euros, que a través de un crédito multiopción se paga con una entrada de 5.000 euros y 48 cuotas mensuales de 179 euros. Transcurridos los 4 años, se puede devolver el coche, comprarlo pagando la última letra o bien renovar el crédito por otro modelo del fabricante francés. Este sistema de compra es más caro que la adquisición directa, pero ayuda a decidir ante la incertidumbre del futuro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión