Despliega el menú
Economía
Suscríbete

emprendedores

La emprendedora aragonesa pionera en organizar la cesta de Calamocha lanza una 'startup': "Hacen falta más referentes femeninos"

Mapi Sanz (Calamocha, 1981) orquestó durante 15 años la cesta de Navidad más famosa de España, y ahora se adentra de nuevo en el sector del juego con el sorteo de una autocaravana.

La empresaria calamochina Mapi Sanz.
La empresaria calamochina Mapi Sanz.
HA

"Emprender en el sector del juego es algo poco habitual, aunque cada vez hay más proyectos que apelan a la ilusión y la esperanza", afirma la empresaria turolense Mapi Sanz (Calamocha, 1981), quien fue pionera en organizar la cesta más grande de España. De la mano del restaurante de sus padres, ya jubilados, fue la primera persona en organizar un sorteo privado en España, y gracias a ello se regularizaron estas rifas a efectos fiscales. "Cuando empecé hace 15 años a organizar la famosa cesta de Calamocha era prácticamente la única mujer en este ámbito. Era curioso que iba a comprar ciertas cosas y había gente que se sorprendía de que apareciese yo a negociar los premios, porque además de ser mujer era muy joven", confiesa. 

El éxito de la cesta fue tal que llegaron a vender 100.000 participaciones en un par de semanas; "incluso se formaban colas en la puerta para adquirir un boleto", recuerda. Entre los premios incluían coches de lujo, viajes al Caribe y hasta un apartamento, cuyo valor total superaba al del premio Gordo de la Lotería

Tras jubilarse su familia y vender el restaurante, esta emprendedora aragonesa ha decidido continuar con el legado y crear su propia 'startup' ('El Sorteazo') para seguir repartiendo premios, entre los que incluye una autocaravana Volkswagen Grand California pensada para realizar escapadas al aire libre. "Viajar en autocaravana es una tendencia en auge. Cuando se me ocurrió la idea hace un par de años estuve viendo qué podía sortear y pensé que una 'camper' era una muy buena opción porque había aumentado la venta; y sobre todo ahora, con el tema de la covid, la gente prefiere estar más segura y viajar por su cuenta", afirma Sanz. 

Una imagen de la autocaravana que sorteará en su nuevo proyecto.
Una imagen de la autocaravana que sorteará en su nuevo proyecto.
HA

La idea surgió hace un par de años, cuando esta calamochina tenía ya su propia firma de bolsos ('The Lunch Bag') y decidió reiventarse de nuevo para centrarse en el sector del juego al que tantos años se dedicó en silencio. "Yo siempre he trabajado en estilismo y nunca he dejado de estudiar. Por eso cuando me preguntaban por el sorteo de la cesta los obviaba. Era el trabajo en el que más horas invertía y del que menos hablaba", señala.

Ahora apuesta por la digitalización para llegar a más gente, y con el lanzamiento de este nuevo proyecto, que se estrenará con un primer sorteo el próximo 23 de junio, pretende "devolver la ilusión" a los amantes de estas rifas, si bien reconoce que emprender en tiempos de pandemia no le está resultando fácil.

"Siempre he creído que emprender en época de crisis es una buena opción, pero esta crisis es diferente. Las restricciones limitan mucho el número de clientes"

"Yo siempre he creído que emprender en época de crisis es una buena opción, pero esta crisis es diferente. Hay por lo general menos ganas, y la pandemia y el cierre perimetral también nos afectan. En los puntos de venta que tenemos está siempre la misma gente, no viene nadie de fuera -como ocurría con la cesta- y eso limita el número de clientes, pero confiamos en que poco a poco la situación mejore", afirma esta turolense. 

Contra este 'hándicap' que enfrentan muchos empresarios, Mapi apuesta por la digitalización y la búsqueda de premios novedosos que resulten atractivos para el público, como en su día lo fueron los coches de lujo, los viajes al Caribe y hasta el apartamento que llegaron a sortear desde el negocio familiar de sus padres. "La clave del éxito reside sobre todo en crear una experiencia para el cliente, conseguir que se ilusione. El anterior sorteo movilizaba a mucha gente que venía desde lejos a comprar un boleto. Este sorteo es mucho más modesto (está valorado en 75.000 euros), pero la idea es la misma. Lo que quieres es que el premio toque y que las personas se queden contentas, que es para mí lo más importante", confiesa. 

Meses de preparación detrás de cada sorteo

Detrás de estos premios se esconden "meses" de preparación, que suponen además el tener que hacer un desembolso inicial muy elevado para cerrar estos regalos. 

"Lo mínimo para empezar es el valor del premio, y de ahí para arriba. Además, para que una rifa o un sorteo de este tipo sea legal, la Dirección General de Organización del Juego te tiene que autorizar, y es algo que lleva trabajo", reitera esta emprendedora, que se mueve con frecuencia entre Madrid y Calamocha. 

Aunque lleva muchos años viviendo en la capital, donde teletrabaja actualmente, Mapi asegura que sigue teniendo mucha vinculación con Teruel, pues allí reside su familia y mantiene también varios puntos de venta. "Calamocha es mi pueblo, mis padres siguen viviendo allí y yo sigo muy unida a la localidad. Este viernes iré porque quiero comer con mi padre, pero también para visitar los puestos que tengo por la zona", relata esta calamochina, que ha firmado también un acuerdo con una asociación aragonesa para extender 'El Sorteazo' a varias estaciones de servicio de la Comunidad. 

Emprender como forma de vida

A lo largo de este tiempo, el emprendimiento ha sido para ella "algo natural" que ha vivido desde siempre. De hecho, mientras organizaba el sorteo de la famosa cesta de Calamocha, se lanzó también a crear una línea de bolsos, 'The Lunch Bag', que llegó a vender en 32 puntos de venta multimarca e incluso dio el salto a otros países. "Como mis padres siempre han tenido sus propios negocios, no solo el restaurante, el emprendimiento es algo que llevo en la sangre. Lo he vivido en casa desde niña y eso me ha ayudado a ser muy independiente... Con el proyecto de los bolsos conseguí abrir mercado en Portugal, donde se hicieron también muy conocidos, pero al final la moda es un sector complicado y como estaba trabajando a dos bandas decidí cambiarme. Estas Navidades liquidé toda la colección que tenía antes de embarcarme en este proyecto al que ahora dedico todo mi tiempo", relata esta aragonesa, que está acostumbrada a emprender por su cuenta. 

La clave, a su juicio, es saber adaptarse a los tiempos, "seguir aprendiendo y no dejar de actualizarse en ningún momento", si bien reconoce que hacen falta más apoyos para visibilizar la figura de la mujer en el mundo del emprendimiento.

"Cada vez somos más las mujeres que creamos, innovamos, tomamos decisiones, arriesgamos y trabajamos mucho para conseguir el éxito sin barreras impuestas. Pero para seguir dando pasos en pro de una igualdad real necesitamos proyectos que impulsen a la mujer, crear un apoyo social y una cultura que promueva el papel de las emprendedoras en un ámbito como el económico, todavía muy masculinizado, donde hacen falta referentes femeninos", sentencia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión