Economía
Suscríbete por 1€

EMF instala en La Muela otras dos líneas de producción para hacer un millón de mascarillas al mes

La inversión de 200.000 euros se suma a la inicial de 500.000 para la puesta en marcha de las instalaciones en La Muela.

Operarios trabajando en las instalaciones de la planta de European Mask Factory en La Muela.
Operarios trabajando en las instalaciones de la planta de European Mask Factory en La Muela.
EMF

European Mask Factory (EMF) inició la producción de mascarillas FFP2 el pasado octubre en La Muela y está haciendo unas 300.000 al mes con la intención de alcanzar el millón en abril, cuando tenga en funcionamiento las dos nuevas líneas de producción que acaba de instalar con una inversión de 200.000 euros, adicional a la de medio millón que permitió poner en marcha en 2020 las instalaciones de esta nueva fábrica.

«El mercado en enero y febrero ha estado muy parado. Creemos que ha sido algo coyuntural y seguimos fabricando para generar ‘stock’ y en abril estar ya produciendo un millón de mascarillas FFP2 al mes», señaló Juan Malo, director comercial de esta firma, creada por el aragonés Jorge Viver, afincado en China, donde es propietario de una empresa textil.

«Estamos un equipo de 25 personas a dos turnos en la planta de La Muela. Tenemos montada la segunda línea y ultimando la tercera. Lo que queremos en breve es aumentar el volumen», señaló Malo, cuyos principales mercados de momento son los europeos. «Vendemos sobre todo en Francia, Grecia, Suecia, Luxemburgo, aquellos países a lo que no les importa pagar algo más por su mascarilla FFP2 sabiendo que se ha producido en España con todas las certificaciones y calidad necesarias», indicó el directivo de European Mask Factory. 

Sus mascarillas se venden a 1,25 euros. «Nos comparan con las fabricadas en Asia, que suelen tener un precio más barato, pero las garantías no son las mismas», dijo. En cuanto a las materias primas que utilizan, indicó que les gustaría comprarlo todo a proveedores europeos, pero «no hay, lo crítico siguen siendo los elementos filtrantes; es difícil conseguirlos y los traemos de China porque Jorge Viver nos selecciona la calidad necesaria», recordó.

Sobre si han recibido algún tipo de ayuda por parte de la administración, Malo comentó que hay solicitada una pequeña ayuda al Gobierno de Aragón. En todo caso, con apoyo o sin él, creen en su proyecto empresarial porque «la mascarilla ha venido para quedarse», si bien reconoció que lo que les falta saber a los fabricantes «es cómo de grande será el mercado cuando la pandemia pase».

Producción propia en Aragón

Junto a European Mask Factory, que fabrica mascarillas FFP2 en La Muela, en Zaragoza, han apostado por producir también este tipo de mascarilla (la FFP2 y también la FFP3) el fabricante zaragozano de equipos móviles de campaña Arpa. De hacer mascarilla higiénicas reutilizables se encarga la compañía Making Mask, ubicada en el polígono Ruiseñores de la carretera de Logroño e impulsada por empresarios de varias comunidades y sectores y que lideran los zaragozanos Ángel Aparicio, del sector de la iluminación, y Lorenzo Domínguez, del de energías renovables. «De momento las vendemos sobre todo a particulares y a pequeñas empresas, pero queremos abrir canales con la administración y la industria farmacéutica. Son mascarillas fabricadas en Aragón a un precio competitivo y eso debería tenerse en cuenta», apuntó Domínguez.

En Calatayud operan Hygiene Care Company, fabricante de pañales que incorporó esta línea de mascarillas el año pasado, y DIMA (Desarrollo e Investigación Médica Aragonesa), que produce mascarillas quirúrgicas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión