Despliega el menú
Economía
Suscríbete

consumo

La penalización por contratos de permanencia puede llegar a los 150€

Un informe de la OCU señala las grandes operadoras suelen penalizar las bajas anticipadas en muchas tarifas de fibra.

Los españoles utilizan sus teléfonos móviles alrededor de dos horas y media durante las vacaciones.
La OCU recomienda revisar las tarifas de telefonía periódicamente.
Unsplash

El sector de las telecomunicaciones sigue siendo el que más reclamaciones genera por parte de los consumidores. Y uno de los temas que genera más disconformidad son las penalizaciones por permanencia o baja anticipada. Según un estudio de la OCU, estas suelen ser habituales en muchas tarifas de fibra de grandes operadores como Vodafone, Orange, Yoigo, Jazztel o MásMovil.

 Y tal y como advierte la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) los problemas pueden empezar desde el mismo momento en que se cambia de compañía: por una demora injustificada para empezar a prestar el servicio, por errores en la gestión del alta, por cobrar indebidamente al desistir de la portabilidad.... A veces no queda otra que armarse de paciencia, aunque reclamar suele dar sus frutos: el 70% de las reclamaciones resueltas en 2019 por la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones resultaron favorables al cliente. Ahora bien, hay problemas que pueden evitarse con un poco de previsión:

1

Permanencia

No son raros los casos de usuarios que no recuerdan haber sido informados de haber contratado una tarifa con permanencia de hasta un año; y, como consecuencia de ello, el cambio de compañía implica una penalización de hasta 150 euros. Son contratos que mantienen conocidos operadores como Vodafone, Orange, Yoigo, Jazztel o MásMovil. Por eso, si tiene contratada fibra o un paquete de servicios (voz, datos, internet y televisión de pago) siempre conviene preguntar antes de iniciar una portabilidad.

0

Portabilidad

La portabilidad no siempre implica la baja de todos los servicios en la antigua compañía. Si se contrata un paquete de servicios (voz, datos, internet y televisión de pago), conviene llamar al viejo operador para verificar que se han dado de baja todos los servicios que no deseaba mantener con él. Y es que a veces la compañía prefiere entender que el usuario quiere mantener alguno de los servicios (TV, fibra…) aunque haya portado los números de teléfono a la nueva compañía y le seguirá cobrando por ellos, incluso aunque ya no los utilice.

3

Instalación

En las contrataciones a distancia, online o por teléfono, el usuario tiene 14 días para dar marcha atrás sin penalización, aunque tendrá que asumir el coste del servicio si ya se ha empezado a prestar. Algunas compañías aprovechan para fijar unos costes de instalación muy elevados, que son aplicados a modo de penalización a aquellos clientes que rompen el contrato durante esos 14 primeros días, aunque todavía ni siquiera hayan podido hacer uso de ese servicio.

4

Solicitud expresa

OCU aconseja además solicitar al nuevo operador que anule la opción que permite la compra de servicios y contenidos digitales (activa por defecto) especialmente si hay menores en casa. Debe hacerse expresamente pidiendo la desactivación de los servicios de tarificación adicional y de pagos a terceros.

En cualquier caso, siempre es recomendable revisar periódicamente las tarifas: las diferencias de precio de las distintas compañías para un mismo perfil de consumo pueden superar fácilmente los 20 euros al mes, tal y como puede comprobar en el comparador de OCU.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión