Despliega el menú
Economía

La pandemia amplía la brecha salarial cuando estaba en mínimos históricos

Las mujeres aún siguen cobrando de media 5.726 euros menos al año que los hombres, lo que supone una diferencia superior al 21%.

La innovación empresarial requiere de nuevos modelos de trabajo.
La innovación empresarial requiere de nuevos modelos de trabajo.
Freepik

En pleno siglo XXI, las mujeres en España aún cobran de media algo más 5.700 euros menos al año que los hombres, concretamente 5.726 euros menos, según sendos informes presentados este jueves por UGT y CC OO. Esto significa que la brecha de género se sitúa en el 21,45%, con datos de la Encuesta de Estructura Salarial que elabora el INE referentes a 2018 (último ejercicio disponible). Se trata de la brecha más baja de la historia -o al menos desde que existen registros-, aunque desde CSIF advierten de que la pandemia la ha incrementado hasta superar en la actualidad el 23%, lo que supone un retroceso a niveles de 2013.

Significa también que en los últimos trece años solo se ha conseguido reducir esta diferencia en algo menos de medio punto. El anterior mínimo se registró en 2008, justo antes de que los efectos de la Gran Recesión se hicieran visibles, cuando la brecha se situó en el 21,87%. En los cinco siguientes años, que estuvieron marcados por la fuerte crisis financiera, se elevó progresivamente esta diferencia salarial hasta rozar el 24% en 2015, mientras que en el último lustro se ha ido reduciendo ejercicio a ejercicio sin excepción, con una caída acumulada del 2,5%, hasta lograr marcar un nuevo suelo.

Así, mientras que el salario medio de las mujeres en 2018 alcanzó los 21.011,89 euros brutos al año, el de los hombres se situó en 26.738,19 euros. Desde UGT resaltaron que el ritmo al que se corrige la brecha salarial ni es constante ni es significativo y advirtieron de que si el descenso de medio punto en la brecha salarial en 2018 respecto a 2017 se mantuviera constante en el tiempo se necesitarían 43 años para que la brecha de género desapareciera en España.

La diferencia se produce en todos los tramos de edad, pero con diferente intensidad. Así, cuanta más edad, mayor es la brecha, hasta el punto de que en el tramo de 65 y más años la diferencia asciende hasta los 9.530 euros al año, 8.263 euros para el tramo de 55 a 59 años. Desde CC OO explicaron que las diferencias salariales entre la población de más edad se deben a la desigual inserción laboral iniciada 30 o 40 años atrás, periodo en el que esas mujeres estudiaron y se insertaron en el mercado laboral, desarrollando trayectorias académicas, laborales y vitales en condiciones menos favorables que los hombres durante décadas que se han ido acumulando año a año en esa mayor brecha.

Contratación

Por su parte, la secretaria de Igualdad de CSIF, Eva Fernández, denunció en rueda de prensa que por culpa de la pandemia «se ha perdido lo que se había avanzado» en estos años, ya que la brecha salarial de género estaba en un 22% en 2019 -de acuerdo con los datos de la Agencia Tributaria- y en la actualidad se ha elevado por encima del 23%.

Este sindicato incidió además en que la brecha de género en la contratación temporal se ha multiplicado por seis en el último año, ya que en 2019 esta diferencia era de 27.700 mujeres más con este tipo de contrato que hombres y a fecha actual esta distancia es de 162.000 mujeres. Asimismo, el estudio refleja que en la actualidad hay el triple de mujeres que están contratadas a tiempo parcial y, en concreto, que el 94,18% de las personas que trabajan a tiempo parcial son mujeres. En 2019, por cada hombre con un contrato parcial por cuidado de familiar había 12,7 mujeres, ahora 16,2 mujeres. Esta brecha de contratos parciales por cuidado de familiar ha empeorado un 27%, advirtieron.

Etiquetas
Comentarios